Sexo oral

No me gusta el sexo oral

mirales.esHay lesbianas a las que no les gusta dar placer oral, sí, sí, como lo oís. También las hay que, por el contrario, no quieren recibirlo. Misma conducta a la inversa, diferentes motivos. ¿Qué podría llevar a una lesbiana de pelo en pecho a odiar el sexo oral? Es una pregunta que me han hecho muchas personas y estoy dispuesta a llegar al fondo de la vagin… digo de la cuestión para averiguarlo.

Lesbianas que no quieren dar placer oral

Motivo número 1: el sabor es desagradable.

Eso tenemos que admitirlo todas, el sabor de nuestras compañeras no tiene por qué ser el mejor del mundo, depende mucho de cada persona. Cada una tenemos un sabor diferente, aunque parecido, que no tiene que ver en absoluto con la higiene personal. Aquí no entra cuántas veces te lavas, sino cuál es tu sabor propio y característico. Consejo: Si tuviste una mala experiencia, pero has cambiado de compañera, quizá quieras volver a intentarlo. Si sigues con la misma, prueba con los lubricantes de sabores. Reducirán el olor y, a decir verdad, ¡algunos están deliciosos!

Motivo número 2: el olor tira para atrás.

Si este es tu motivo, no te juzgo. Tiene que ser muy desagradable meter tu boca en un sitio que huele igual que una pescadería a la que no le han hecho una inspección de sanidad. Aunque puede haber una explicación para semejante hedor:

1. Su olor corporal es muy fuerte, lo cual no tiene demasiada solución, salvo que se lave justo antes de practicar sexo oral o lo practiquéis en la ducha (quizá esto reduzca un poco ese olor).

2. La tía es un poco cerda y no se lava muy a menudo; esto tiene una solución muy sencilla, ¿sabes cuál es verdad?

3. Quizá tu pareja sufra vaginosis bacteriana, una afección que provoca un “olor a pescado” muy característico. Consejo: El médico podrá echarte una mano con ello (no literalmente, claro) y tomad precauciones, podría infectarte a ti también.

Motivo número 3: me da repelús.mirales.es

Puede que simplemente los genitales no te gusten físicamente, te tiren para atrás de hecho. Es más común de lo que parece. No a todo el mundo le gusta la forma de sus genitales o los de su pareja (para qué engañarnos, no tienen una forma demasiado atractiva). Consejo: Prueba a mirar tus genitales, a conocerlos, quizá aceptando los tuyos aceptes los de tu pareja. Otra opción puede ser vendarse los ojos. No verás nada y además puede convertirse en un juego bastante divertido. Piensa sobre ello, quizá te guste esta idea.

Motivo número 4: no disfruto haciéndolo.mirales.es

Es un motivo tan válido como cualquier otro. Hay prácticas que no tienen por qué gustarte aunque a otras personas sí. Las relaciones sexuales están para ser disfrutadas y vividas en libertad, sin ningún tipo de presión o coacción por parte de nadie. Si tu pareja te pide que lo hagas pero tú no quieres porque no te gusta, deberéis hablarlo; en estas cosas, la comunicación es primordial. Si no lo acepta, tendréis que buscar una solución que no os desagrade a ninguna de las dos.

Motivo número 5: creo que no voy a saber hacerlo.

Si lo que te da miedo es no satisfacer a tu pareja, es el problema que más fácil solución tiene. Pídele a tu pareja que te enseñe cómo quiere que se lo hagas, puede convertirse en un juego muy divertido, maestra y aprendiz, y será una manera de quitarte ese miedo (entre otras). ¿A qué estás esperando para que te den una lección?

Lesbianas que no quieren recibir placer oral

Motivo número 1: sentirse desprotegida.

En el sexo nos entregamos en totalidad, damos nuestra confianza a la otra persona. Y ahí reside el problema, muchas mujeres tienen miedo de entregarse a la otra persona. ¿Por qué? Por lo general, son personas que tienen miedo de perder el control, de dejarse llevar y sienten que serán vulnerables, que la otra persona romperá la coraza que las protege. La solución a esto pasa por aprender a dejarse llevar, aprender que no todo podemos controlarlo. Suena fácil, pero no siempre lo es. Si sientes que eres incapaz, acude a un/-a sexólogo/-a que te ayude a ello.

Motivo número 2: no consigo abandonarme.mirales.es

A muchas mujeres les cuesta abandonarse en el sexo y su cabeza acaba yéndose al supermercado o a las tareas que tienen que hacer hoy. El problema reside en no saber abandonarse a las sensasiones, no saber disfrutar de la relación sexual. Quizá un masaje previo ayude a meterte en faena. Si no lo consigues, quizá es hora de acudir a un/-a sexólogo/-a.

Motivo número 3: no me gusta la sensación.

Por supuesto, no tiene por qué gustarte. Cada cuerpo es un mundo y, como tal, cada cuerpo tiene una manera diferente de disfrutar. Si has descartado cualquiera de las otras opciones, quizá simplemente la sensación no te guste o sea demasiado intensa. En el primer caso, no pasa nada, seguro que tienes muchas más maneras de disfrutar. En el segundo caso, si aun siendo demasiado quieres intentarlo, prueba a que tu pareja lo haga de una manera más externa, sin tocar directamente el clítoris.

Como veis, hay tantas razones como personas. Estas son sólo algunas de las muchas razones que pueden llevar a una mujer a rechazar el sexo oral. Esto no las convierte en bichos raros, simplemente tienen otras maneras de disfrutar. Si crees que es por algo que tiene solución, quizá debas explorarla; si estás convencida de que no quieres, ¡disfruta del placer que nos brinda el resto del cuerpo!

Y tú, ¿eres de las que disfruta del sexo oral o no?

Aida Castaño

Visita mi blog A Vueltas Con El Sexo




There are 33 comments

Add yours
  1. Eve

    Hola 🙂 muy buen articulo, aunque no soy de esa clase de lesbiana, a mi me encanta explorar en el cuerpo de mi chica y ella por lo que me ha dicho también, creo que la confianza entre la pareja es muy importante y obviamente el amor, hay que disfrutar :).
    Saludos niñas

  2. Adriana

    Hacerlo y que me lo hagan, todo el rato. Por fortuna las (pocas) chicas con las que me he acostado lo tenían todo limpio (y yo también, jeje) y sabían a flores. Creo que es más químicos que sabores. Muy rico todo. Lo quiero ya de vuelta.

  3. Laura

    En primer lugar quiero decir que me encantan vuestros artículos, tratáis todo con mucho respeto, comprensión y profesionalidad.

    Me ha gustado el enfoque y respeto con el que se trata este tema porque como que las veces que he leído en algún sitio que alguna lesbiana decía que no le gustaba el sexo oral venían las burlas y comentarios tipo: “yo no te querría como pareja”, “replantéate tu orientación sexual” que hacen que a las que no les gusta esta práctica prefieran no complicarse la vida buscando u aceptando una pareja sexual femenina por no sentir este rechazo o hacerlo en contra de su voluntad.

    Yo estuve pensando durante muchos años que no me atraían las chicas sexualmente hablando porque la idea de tener sexo oral con otra mujer me provocaba rechazo (pero la verdad que hacerlo a un hombre también pero como que con un hombre esto es más evitable) pero me he dado cuenta que quitando esto se me hace bastante más atractiva la idea de estar con una mujer que con un hombre y me gustan más las mujeres en cantidad y calidad y bueno… sí que podría intentarlo si estuviera enamorada y cuidáramos la higiene (lavarse antes de hacerlo) y sobre todo si pudiera usar una barrera de látex (y así despreocuparme de las enfermedades de transmisión sexual también) y al igual hasta me gusta.

    Lo malo es que daría cosa proponer esto porque la otra chica podría pensar que soy una maniática o sentirse mal porque piense que me da asco pero no es cuestión de la otra, tampoco se me hace agradable la idea de probar mis flujos y que la otra chica me bese después de realizarme sexo oral.

    Alguna me podría dar su opinión: ¿Te molestaría u ofendería que te pidieran usar protección -barrera de látex- o que te lavaras? Gracias

    ¡Ah! y se me ocurre otro motivo de por qué no querer recibir: por sentir que a la otra no le puede gustar visualmente, en olor o el sabor y sentirte insegura o acomplejada con tu vulva.

    Un saludo

    • Mirla

      Muy buen articulo. honestamente me encanta y disfruto el sexo oral hacerlo y mutuamente llega a un orgasmo que me llega hasta el éxtasis. siempre y cuando conoce a tu pareja. Nunca me a pasado entre los olores y espero que no me pase. debe ser muy desagradable! Saludos a todas las chicas. besos….

    • Ana

      Me ha gustado mucho su comentario, es dificil esta situación cuando a la mayoria les gusta en demasia, creo que lo mas recomendable seria tener una buena comunicación con la pareja… Tuve una mala experiencia donde mi pareja creia que me daba asco y es muy triste porque no era asi, simplemente complejos y otras tantas de las que explican aca. Igual concuerdo con vos

      “por sentir que a la otra no le puede gustar visualmente, en olor o el sabor y sentirte insegura o acomplejada con tu vulva.”

      Resta trabajar con uno mismo no crees?

      En fin, a mi no me molestaria que me preguntaran, inclusive siempre lo hago, pero tambien queda el miedo de si a la otra chica le moleste :/

      Besos guapa

    • maithe ochoa

      muy bueno el articulo. soy de las que les gusta recibir sexo oral pero no le gusta darlo, tuve una mala experiencia con el sabor y textura y se me ocurrio la brillante idea de usar mermelada WTF? sin embargo difiero con la opinion anterior. a mi me mata que mi novia luego de hacerme sexo oral me bese, incluso cuando llego yo misma busco de besarla. esto es porque no siento asco de mi cuerpo. ella es igual. las pocas beses que se lo he hecho inmediatamente subo a besarla y me recibe muy bien. es cuestion tambien de tener confianza entre las dos. por fortuna ella me entiende y no me pide esto, se lo hago cuando me atrevo pero no lo tolero :/ me dan unas nauseas horribles.

        • Gab_Gab_

          Egoísta tú, pues no a todos les gustan las mismas cosas. Si tú se lo haces a una persona, cosa tuya. Pero esa persona no tiene por qué “devolver el favor”.
          Si tanto se crítica que un chico obligue a su novia a hacerle sexo oral, por qué entre las chicas no es lo mismo? Hipocresía.

  4. @@@

    es posp muy interesante y el tema que trata aqui me hace ver que soy una persona completamente normal y que no es nada del otro mundo pensar de una manera diferente a los demas,yo soy de esas personas a las que no le atrae para nada realizar el sexo oral, no me causa plarcer ni llama mi atencion hacerlo a mi pareja con la que estube si le gustaba hacer sexo oral no tuvimos problema con eso ya que siempre hubo respeto de parte de las dos y no tuvimos problemas para estar juntas. pero como dice laura muchas tienen esa idea de pensar que si no te gusta el sexo oral ya eres rara o que tal ves no sabes ni lo quieres pero estan equivocadas debemos enteder que cada persona es diferente por eso hay variedad de gusto y aclaro que a algunas no nos guste el sexo oral no implica que no amemos a nuestra pareja o que estemos confundidas.

    saludos a todas

  5. Lorna

    Cuando quieres a una persona sin tener en cuenta su sexo, quieres besarla entera y el sexo oral forma parte de la intimidad, las feromonas actuan aunque no se este recien duchada, que puede ser mas sexy que oler el cuerpo de tu pareja sin champus ni artificios, natural y limpio. Me parece que cuando se quiere, recorrer el cuerpo de la otra es lo mas bello que puede haber.

  6. marisiver

    Muy buen articulo, soy de las que disfrutan del sexo oral y mucho mas el practicarlo con mi pareja. En mi caso mi niña huele para comersela, en serio, esta de toma pan y moja (modo homer babeando)…
    Comprendo que muchas tienen reparos, ya sea por malas experiencias o por no conocer a su pareja del todo. Pienso que si hay confianza se puede hablar de todo, y tratar el tema sin mas. Ademas, leí por algún lado que si es cosa de olor si se bebe mucha agua este se reduce, no?

    Ai, que bueno es el sexo y que divertido disfrutar de el!

  7. Clara

    Este artículo me parece desmedido y si pretendía ser cercano por la forma de expresarse termina siendo chabacano. Los últimos puntos forman parte del mismo. Y los anteriores son un tanto surrealitas casi todos. En fin, voy a leer otros artículos a ver si se me quita el mal sabor de boca no causado por haber tenido sexo oral con mi pareja.

  8. Alejandra

    Bueno, yo quisiera pedir un consejo (los recibo todos) A mi me encanta el sexo oral, de verdad que lo disfruto mucho y es el punto cúlmine para obtener un orgasmo de locura 🙂 es que realmente me saca de esta tierra y me eleva al placer, así de importante es para mí… Sucede que con mi anterior pareja nos llevabamos de maravillas en el aspecto sexual, no asi en otros ámbitos y la relación con esa chica terminó cuando me enamoré de otra chica que era un encanto y con la cual sentí más afinidad intelectual, emocional y vamos que, es hermosa. Han pasado tres años desde que somos novias y es maravillosa, me llena de amor y se preocupa por mi en todo, es un encanto. Resulta que ella no tenía casi nada de experiencia sexual y era muy, como decirlo, reprimida para intentar tomar el control, yo fui poco a poco ayudándole, para que se sintiera cómoda sin temores y en confianza y todo este proceso debo decir, que no estuvo ausente de miedos también por mi parte, de no saber si las cosas que yo le proponía le resultaban placenteras, mi novia no es muy buena comunicando lo que desea, o especificando lo que le gusta, para ella todo esta bien, pero cuando pasamos el primer año de relación, yo no cabía de ganas para que me hiciera sexo oral y la chica nunca lo había intentado, hasta que obtuve la confianza de pedírselo y ella lo hizo, pero le costó la ejecución digamos, que tiene una lenguita muy corta y esto le causaba un poco de molestia. Lo hablamos y me explicó que le duele un poco, y que también no es el sexo oral algo que le llame la atención.
    Tampoco le agrada recibirlo, le es indiferente, me dice que no siente nada. NO SIENTE NADA!! Me cuesta tanto creerlo! Es que en ese caso somos dos polos opuestos, y he tratado de acostumbrarme a la idea pero es algo tan importante para mi… Ya van tres años sin volver a sentir un buen orgasmo con sexo oral y la verdad es que me deprime mucho 🙁
    Yo amo mucho a mi novia, es la mujer de la que estoy enamorada, pero no sé como sobrellevar el hecho de que sea tan cerrada en el tema sexual, no tan solo por que no le agrade el sexo oral sino tambien por su falta de iniciativa para hacer cosas nuevas. Me apena mucho que sea asi, no quisiera pensar en estar con otra mujer para ver si aún despierto el deseo carnal y el magnetismo sensual que yo siento que tengo y proyecto.
    Quisiera saber si de verdad hay chicas que no se estimulen ni un ápice cuando le realizan sexo oral, o que les incomode o no sientan nada. Estoy muy confundida.
    Ambas somos jóvenes, no pasamos los 30, y me mata saber que quizá durante el resto de mis dias no pueda volver a sentir ese exquisito éxtasis provocado por una lengua sensual y juguetona.

    • sonieta

      Lo primero, saludarte, Alejandra 🙂 Al leer tu escrito, lo que yo pienso con los datos que das, es que tu novia tiene un problema con el sexo. Seguramente será educacional, ideas que nos meten en nuestros cerebros desde nuestra infancia, que nos reprimen en la adolescencia, juventud e incluso edad adulta. Es una pena pero existe mucha gente adulta que no disfruta del sexo. Motivos variados…de educación, no dar libertad, pensar que nuestro cuerpo es incapaz de disfrutar…Muchas veces somos nosotros mismos, no nos hace falta ningun factor externo para cohíbir nuestros deseos…
      El cerebro maneja todo, y si nos cerramos, no disfrutaremos. Existen terapeutas que la podrán ayudar a encontrar ese motivo oculto por el cual le cuesta tanto relajarse en el sexo y dejarse llevar. Por lo que parece te quiere, te cuida, te mima… el problema no eres tú, no es que tú no le gustes o no le motives… Si hubiera otra persona, habría un cambio de actitud claro hacia tu persona.
      ¿Habeis hablado del tema claramente, os habeis sentado cara a cara y comentado lo que ocurre? Yo soy una mujer como otra cualquiera, lo que te doy es mi humilde opinión, nada más, pero si estuviera en tu lugar, me sentaría con ella a hablar y buscaría el motivo, en esas conversaciones y con ayuda de algún profesional, al que le podais contar vuestras experiencias, y abriros cada una, desde el corazón, contándole lo que sentís. Mucho ánimo y si poneis ambas de vuestra parte, seguro que solucionais el problema y podeis ser una pareja completa de verdad. 🙂

    • Mónica

      No me aguanté las ganas de responderte, Alejandra, ya que me encuentro en EXACTAMENTE la misma situación que tú. Así que creí que si te lo compartía, en parte quizá, te ayude en primer lugar a que te enteres de que no estás sola en la sensación que te aflige y, en segundo lugar, en que hay formas de sobrellevarla sin que, como dices, comiences a necesitarlo tanto un día que pienses en ser infiel y buscar en otra lo que no hayas en esa chica maravillosa de la que nos cuentas. Mi ex novia, con quien dicho sea de paso hoy nos llevamos de maravilla (mucho mejor que cuando estuvimos juntas) es mi mejor amiga. Con ella nos llevábamos muy bien en lo sexual y, a decir verdad, le debo el que me haya enseñado gran parte de las cosas que hoy sé al respecto, ya que al momento de estar juntas ella traía mucha más historia que yo. Pero eso no resultó porque, como dices, llevarse muy bien en lo sexual no es la clave para tener una relación maravillosa, y ahí creo que está el primer gran punto del tema. Con mi novia (actual, por su puesto) estamos ad portas de cumplir cinco increíbles años juntas. Ella es una mujer maravillosa, en todo el sentido de la palabra, bella, con una sonrisa que ilumina todo, dulce y fuerte a la vez, de una inteligencia magna y una sensibilidad sobrecogedora, pero…no le gusta el sexo oral. Ni hacerlo ni que se lo hagan. Por supuesto, no por inexperiencia ni miedo, sino justamente porque alguna vez probó lo uno y lo otro y no le pareció para nada ninguna de las sensaciones. Conmigo lo hizo sólo una vez (hacérmelo) y no le pareció (lo intentó, al menos) El punto es que yo disfrutaba mucho de esa forma de tener sexo, pero ahí está el punto, no es la única forma. Es verdad, concuerdo contigo en que es infinitamente placentero, pero para quienes nos gusta, no para ellas. Debes aprender de forma madura a comprender que siempre en el sexo debes considerar lo que a tu pareja no le gusta hacer, ya que no puedes obligarla a nada, ni tampoco ser tan insistente de manera de que ella se sienta obligada a hacerlo, aunque tú no la estés obligando explícitamente. Creo que el sexo es muy importante en una relación y así se lo he planteado a mi mujer, sin embargo, tampoco creo que sea lo más importante. Prueba de ello es que con nuestras anteriores novias, por Dios que era exquisito ese sexo oral, pero ya ves, sirvió sólo para el placer momentáneo y físico, pero no para construir una real relación en base al amor, el respeto y los proyectos a futuro. Esas cosas, querida amiga, son infinitamente más difíciles de hallar, te lo digo también por experiencia propia, así que creo que respecto de aquellas cosas que no les gustan a nuestras parejas no hay nada más que hacer que aceptarlo con todo el amor que les tenemos y quizá probar otras maneras de encontrar el placer, junto a ellas y de formas en que ambas nos sintamos satisfechas y cómodas por sobretodo. Yo prefiero mil veces jugar a otras cosas con ella y hacerme con paciencia y amor a la idea de no tener sexo oral (que es un placer momentáneo) y, sin embargo, tener a mi lado a la que considero la mujer mujer del mundo (modestia aparte, sin alardear sobre haber estado con muchas 😉 ) Creo que la honestidad, el amor, la dulzura, la complicidad y el compromiso pueden llegar a ser tan satisfactorios (aunque desde otro plano, claramente) en la vida. Aprender a disfrutar de otras cosas más allá de obtener en la cama todo lo que una desea. Quizá debas sólo plantearle a tu chica lo mucho que a ti te gustaría pero sin ninguna insistencia, es decir, si ella ya lo tiene más que claro, déjalo ahí, ya que como te digo en algún momento ella puede sentirse obligada a hacerlo para retenerte, y esa no es la idea, desde mi perspectiva. Y déjale eso sí en claro, que tú estás abierta a lo que sea que ella quiera probar o pedirte el día de mañana, a enseñarle lo que le apetezca saber y que tú ya sepas o sencillamente a experimentar sensaciones juntas. Déjale saber que puede sentirse con toda la confianza para proponerte cosas abiertamente, sin ser juzgada ni cuestionada sobre qué la hizo querer eso o cambiar de opinión al respecto, para que quizá en un futuro, si la necesidad aflora, fluya de ella con confianza y tranquilidad y, cómo sabes, llegue en algún momento a querer probar nuevamente con el sexo oral u otras formas. Yo no tengo sexo oral, es verdad, pero eso no quiero decir que con otras técnicas no lo pase increíble en la cama. Ella me sabe llevar a un placer infinito de otras maneras y eso es simplemente una bendición. Tengo a mi lado a la mujer que amo, quien también me ama, que es mi compañera, mi partner, mi amiga y confidente…una espléndida amante, la más dulce de las mujeres…Sexo oral? No importa, de ese sin nada de lo anterior ya tuve bastante en mi vida.

      Con todo mi cariño desde Chile.
      Mónica.-

    • Hilary

      Hola. bueno… creo que ya tiene algún tiempo que escribiste tu problema y quizá han encontrado ya alguna solución. Pero si no es así, te comento mi caso. Con mi novia es al revés, a ella es a quien le gusta tanto dar como recibir sexo oral y al inicio a mi no me gustaba para nada, el sólo hecho de pensar que podíamos llegar a eso, me hacía evitar mucho el juguetear o dar besos muy apasionados :-P….. Cuando cumplimos un año de relación ella me insinuaba mucho que le gusta el sexo oral y que era lindo cuando la hacía y que no sé que… Yo jamás en la vida había tenido novia (ni, novio, cabe decir) por lo tanto ella me enseñó todo lo que había que saber”, el primer beso, las primeras caricias y esas cosas fueron con ella y ella me enseñó… y bueno, casi al segundo año de relación ya me había metido mucho en la cabeza que no me iba a librar de intentarlo al menos una vez. y sí, se dio, se lo hice yo a ella y para mi sorpresa no se sintió tan repugnante como pensé que sería, pero definitivamente no me gustaba y era impensable para mí que ella me lo hiciera. luego de como medio año, me pidió de nuevo que lo hiciera, al tercer año ella lo intentó conmigo y seguía sin gustarme . Pero luego que pasó el tiempo y ella se sentía triste, ella le echaba la culpa a la diferencia de edades (tengo 23 y ella es mayor por 15 años), al inicio me parecía un simple capricho o absurdo que se sintiera así, es una simple sensación física sin tanta importancia, pensaba yo, pero ese vacío que ella reflejaba me llevó a meditar en las cosas que me gusta hacer (aún fuera de la relación amorosa) como pintar, ver los paisajes, tomar fotos, salir a caminar, etc. cosas en la vida que me apasionan, luego comprendí que si me quitaran esas cosas, la vida podría ser un tanto vacía para mí. entonces comprendí lo que ella me decía, para ella el sexo (incluido el oral, ah sí, es que tampoco me gustaba mucho ningún tipo de sexo jaja) es algo muy importante tanto como para mi mis pasatiempos, y al no realizarlo la llevaba a sentirse vacía o incompleta. Entonces pensé, “bueno hacer sexo no es lo más repugnante del mundo y si significa tanto para ella, puedo hacerlo por ella, pues la amo muchñisimo y deseo que sea feliz, especialmente a mi lado” por supuesto no quería hacerlo en una manera vacía sólo por darle gusto, entonces medité mucho las cosas y con toda mi fuerza canalicé el amor que le tengo a esos momentos íntimos y resultó!, para mi fue mucho más llevadero e incluso llegó a gustarme. Claro ella se dio cuenta del cambio que hice y supongo que ella por su parte también meditó las cosas y lo pensó y se llegamos a un acuerdo no verbal del que ni siquiera charlamos. Ella me dio mucho más espacio entre una y otra vez (de eso) y cuando lo hacemos ni siquiera lo debe pedir, sé cuando lo desea y lo hago con todo mi amor, disfrutamos mucho esos momentos (normal sin pensar que es algo más allá) al igual que disfrutamos de nuestra sola compañía, tomando una taza de té, viendo una película, etc. etc. etc.
      entonces quizá tú y tu novia deban replantearse algunas cosas como que vivimos en pareja para hacernos felices mutuamente y a veces hay que dar de nuestra parte para complacer a la persona que amamos tanto, y no sólo pensar en nuestro propio bienestar o comodidad, sino pensar también en los sentimientos de la pareja, háblenlo, dile que tan importante es para ti hacer eso e invítala a que te diga que tan incómodo es para ella, lleguen a un punto intermedio. No reclamen, hablen tranquilamente con comprensión, anteponiendo su amor a cualquier cosa. Recuerden que una relación de pareja es al igual que todo en la vida, hay que tener la mano extendida siempre, tanto para dar como para recibir. y hay que comprender y dar comprensión y no esperar que todos sean como deseamos que sean 🙂

  9. Hilary

    en conclusión, yo a prendí a disfrutar el sexo y ella a prendió a disfrutar tanto como el sexo de algunas otras actividades al aire libre o en casita , y ni para mi es un martirio hacerlo ni para ella lo es el no hacerlo.
    Pueden intentar también hacer algo así, ayúdale a tu novia a disfrutarlo diciéndole por que es que tanto te gusta (quizá lo ve desde otro punto), y que ella te enseñe alguna cosa que le guste hacer (para que tu veas los deseos físicos de algún otro punto), y ambas se compenetran en la o las actividades de cada una 😀

  10. Nida

    a mi novia no le gusta el sexo oral ni recibirlo ni hacerlo y yo la acepto así, para mi no es problema, pero ¿Será posible complacerla sin sexo oral? Como puedo hacerlo

  11. Mirian

    Soy una chica lesbi, aunque no descarto totalmente sexo con un hombre, si me parece interesante y dependiendo del momento.
    Despues de dos relaciones de pareja con sendas chicas, convertidas en algo realmente mortificante, decidi que no volveria a vivir emparejada. Ahora practico el sexo casual, con bastante frecuencia, y con bastantes chicas, diria que de los cinco continentes, ya que vivo en una ciudad europea muy cosmopolita.
    Mi experiencia con el sexo oral ha ido de buena a optima. Quizas haya tenido suerte, pero nunca me he encontrado en una situacion desagradable, por limpieza, olor o sabor.
    He aprendido a distinguir los matices o sensaciones gustativas del flujo, segun el tipo o momento de excitacion. Ahora me encantan las chicas que tienen mucho flujo ( yo le llamo juguitos), durante la excitacion, y adoro los chorritos (¿eyaculacion?) que algunas tenemos durante el preorgasmo y el orgasmo. Procuro no desperdiciar ni una gota.

  12. charlotte

    Si estoy enamorada de la persona, puedo rebasar todos los limites haberes y por haber, de lo contrario soy muy precavida. . Y no tan facilmente puedo practicar sexo oral. Tengo que conocer demaciado bien a la person von la que me voy acostar. Ahora bien toqueteo, y algo más. No tengo ningún problema.!

  13. Gab_

    A ver, a ver.
    Algo anda mal aquí.
    Primero que nada, nadie puede obligar a otra persona a hacer algo que no quiere, o que no le gusta.
    Segundo, que a tu chica no le guste hacerte sexo oral no la convierte en una egoísta. A ti sí, por exigirle algo que no te puede dar y con lo cual no se sentirá bien haciéndo.
    El amor no es una excusa para forzarte a ti mismo a hacer cosas que no te gustan, sólo por complacer a esa persona. Y si a esa persona le gusta hacerte sexo oral, no es tu obligación “devolver ese favor”, pues si lo hizo es por cuenta propia, punto.

  14. Merlin

    Buenos dias chicas. Lo primero deciros que soy un hombre y he leido con atención vuestros comentarios (por cierto me ha encantado en respeto y delicadeza con la que hablais de vuestras relaciones). Andaba buscando en la web posibles opciones para las mujeres a las que no les gusta mucho o nada recibir el sexo oral. A mi esposa no le gusta mucho o casi nada y a mí me encantaría hacérselo durante horas (bueno no se cuanto aguantaría, pero me fascina darle placer así).

    Llevo unos meses un poco de bajón por que tengo problemas para aguantar la eyaculación un tiempo mínimamente suficiente y el que ella no pueda disfrutar del sexo como se merece, ME MATA!. yo estoy abierto a todo! Dar sexo oral, intentarlo un segundo polvo (sólo me cuesta 15-20 minutos estar otra vez en forma), jugar con cualquier juguete sexual, etc etc. Pero nada de eso me convence. Por supuesto ando buscando todo tipo de soluciones para mi problema y estoy en ello, pero mientras tanto…. ¿qué prácticas puedo hacer con ella para que ambos lo pasemos bien?

    SAludos y gracias


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies