Caitlin Stasey lesbiana

Caitlin Stasey, la lesbiana que tiene novio

Caitlin Stasey lesbianLa primera chica que realmente me gustó fue Caitlin Stasey.  Cuando salía del colegio volvía corriendo a casa para verla interpretar a la estudiante Rachel Kinski en el culebrón australiano Neighbours.  Unos años después interpretó a Kenna en el drama medieval Reign, un personaje tan seductor que la propia Caitlin le llamaba “el clítoris de la serie”.  Pero no os quiero hablar de la tele de mi juventud, ni siquiera de los clítoris (esto ultimo para mañana), prefiero hacerlo de la actriz, que en sí misma es mucho más interesante que ninguno de sus papeles, y que últimamente está en boca de todo el mundo.

En primer lugar, ella es una feminista apasionada que no le importa pagar un alto precio por sus convicciones, sobre todo el año pasado cuando públicamente criticó a la revista Good Weekend por haber cancelado un articulo sobre ella al negarse a hacer una sesión de fotos en la que tenía que salir mostrando los pechos.  Machacó a la revista y al editor a través de Twitter (la actriz cuenta con casi 100.000 seguidores de sus divertidos e incisivos tweets políticos) También escribió un artículo sobre el incidente para la página web feminista, Jezebel.  Acompañando a este artículo salió una foto de Caitlin casi desnuda, pero eso sí, con unos indignados dedos medios tapando cada pezón y un “Fuck You” garabateado debajo.  Está claro que la chica no tiene pelos en la lengua.

La vida privada de Caitlin es también un motivo de controversia por su presencia en las redes sociales, y no porque la hayan pillado saliendo de algún local de madrugada con las bragas en la cabeza o por adoptar un niño en cada país del África Subsahariana. El tema es otro: se trata de que Caitlin se identifica como lesbiana, lo cual no causaría mucho jaleo si no fuera por  su novio actual, el actor Lucas Neff, con quien tiene una relación abierta desde hace mucho tiempo. Puede que aquí sea donde te rascas la cabeza, te colocas el sujetador y te preguntas si realmente tiene sentido subir una foto en topless para protestar contra los editores que presionan a las actrices para que salgan en bolas en su revista (para mi sí que lo tiene) o que pueda llamarse a sí misma lesbiana una chica que sale con un chico.

Parece que Caitlin también ha pensado mucho sobre el tema. En su página Herself, que promueve el poderío femenino, dice lo siguiente:

Desde que puedo recordar, siempre he sabido que era mayormente gay. Entiendo que preocupe a mucha gente que me refiera a mí misma como lesbiana dado que tengo novio.  Creo que para ellos trivializa la difícil situación de la comunidad LGBTQUIA y nada más lejos de la realidad. En este momento de mi vida estoy intentando evitar las etiquetas lo máximo posible… Me siento mejor siendo honesta y dejando que las cosas fluyan.

Caitlin Stasey

Todos conocemos gente que “evita las etiquetas”. Ellos probablemente dicen cosas como “Es que me enamoro de la persona” o también “¿Obama es negro?  ¡Que dices!  No me había dado cuenta”. Es cierto que para ellos el amor es ciego, sea hombre, mujer o árbol de navidad, no les  importa. Ese sentimiento es genial, claro. El problema es que muchas veces se trata de algo falso, dicho más para intentar ser cool a toda costa que porque de verdad piensen así.

Y no es ningún secreto que las lesbianas ahora están de moda. WhatsApp ya tiene un emoticono de una familia completa con dos madres y muchas mujeres famosas están saliendo del armario tan rápido que ya ha aparecido la palabra celesbians (celebrity lesbians).  Tampoco es extraño escuchar a algunas chicas decir cosas como “Me volví lesbiana durante un año” como si estuviesen hablando de teñirse el pelo o empezar a tomar leche sin lactosa. En la universidad conocí a dos chicas que lo hicieron en su año de Erasmus (ambas lo pasaron en España, por cierto).  “Es que aquí las tías están muy buenas y los gin tonic muy baratos”.  Esas chicas no lo hicieron con mala intención, una de ellas sigue siendo lesbiana hoy y, al menos, tendrá algo más o menos interesante para contar a los amigos cuando vuelva del Erasmus. “¿Trabajaste con tribus indígenas en el Amazonas?  ¡Muy bien, pero yo me volví lesbiana! Llevaba gorra casi a diario e incluso me hice un piercing septum, mira”.

A muchas lesbianas eso no les importa e incluso les gusta que interese su forma de vida, pero también hay otras que no se sienten cómodas viendo cómo los demás tratan su sexualidad (la cual puede haber sido un motivo de lucha o un conflicto en sus propias vidas) como si se tratara de un hotel, del cual se puede entrar o salir cuando te dé la gana (o cuando la cultura pop lo mande).  No es extraño que a las lesbianas no les guste cuando las mujeres hetero van de rollo bollo para intentar provocar o estar a la última. ¿Os acordáis de Britney y Madonna (y la expresión incómoda de Justin Timberlake) en  2003? Una razón para esto es que hacerlo debilita el argumento de que los homosexuales no eligen serlo.

Esto es lo que alguien escribió sobre la revelación de Caitlin en la pagina de Daily Mail:

“¿Eres lesbiana pero estás con un hombre que es el amor de tu vida?… Esto es un insulto a las lesbianas que luchan todos los días para ser aceptadas por amar mujeres.

Según esto: ¿Podría cualquiera decirle a Caitlin en las redes sociales que ella no es lesbiana?  Esto me recuerda una escena de la serie The L Word que me calienta bastante (y no en el sentido de calentarme como cuando Carmen y Shane ligan en la cabina de DJ) y es cuando Alice pidió perdón de manera mediocre a través de Our Chart por haber excluido a los transexuales de la comunidad LGBTQUIA porque “es un poco difícil de tragar”. El argumento  fue un comentario importante sobre la discriminación dentro de la comunidad. Queda peor, de alguna manera, que un grupo de gente que haya estado perseguida y excluida a lo largo de la historia, le den la vuelta y hagan igual a otra minoría por las mismas razones. Es cíclico y deprimente, y estaba del lado de Max cuando Jenny le puso los cuernos con aquella chica francesa en la pista de esquí.

Muy bien, me dices, pero Max se identificaba como transexual y lo era, y estamos hablando de una lesbiana y su novio Lucas, lo cual también se puede comparar con otra historia de The L Word, la de Lisa. ¿Os acordáis del novio “lesbiana” de Alice, el que prefería usar vibrador a sus propias herramientas?  No creo que las bromas a costa suya (basta con Lisa the Lesbian) provocaran ningún artículo o entrada de blog en defensa de sus derechos. ¿Pero entonces realmente podemos nosotros afirmar que Lisa no es un lesbo? ¿En qué momento proteger sus derechos y los de tu comunidad se convierte en cerrarles la puerta del armario a todos los demás?

Según la pagina web Politics, Law and Sexuality, “las etiquetas son útiles para establecer las redes internacionales y movilizar a la gente para asegurar sus derechos pero también son demasiado simplistas y no pueden tomar en cuenta la diversidad de la experiencia vivida en el espacio y el tiempo… Hay una gran variedad en los términos que se usa para describir las formas diferentes de la orientación sexual o la identidad de género en todo el mundo.  Muchos de estos no se pueden traducir claramente al “LGBT” y con frecuencia se pierde el significado.”

Incluso en los países occidentales, las etiquetas crean problemas. El estereotipo de Butch y Femme (Ver Lesbianas Femeninas v/s Masculinas), por ejemplo, puede resultar problemático, sobre todo cuando las lesbianas creen que necesitan pertenecer a uno u otro para sentirse aceptadas. Parece que las definiciones que una vez nos ayudaron a establecernos como una comunidad y, así, adquirir autonomía se están volviendo restrictivas. Es decir, lo que era una vez un símbolo de liberación y aceptación se ha convertido en una discoteca a la que no dejan entrar a tu amiga porque su nombre no está en la lista.

El hecho es que los cambios que ocurren dentro de cualquier comunidad que ha sido históricamente marginada siempre se analizarán con cuidado porque hay mucho más que perder y camino que se puede retroceder. Pero seguramente no podemos permitir que el miedo a algo que sea “difícil de tragar” (última referencia a The L Word, os lo juro) impida nuestro progreso. Tal vez sólo cuando la comunidad LGBTQ  sea realmente aceptada por la sociedad se sentirá lo suficientemente segura para dejar a cualquiera unirse al club (incluso si es sólo para un año de Erasmus, o tan sólo una noche en Fulanita).  O tal vez no sintamos la necesidad de este club para nada.

Sean cuales sean vuestros opiniones sobre el asunto, hay que elogiar Caitlin Stasey por ser honesta sobre un tema tan controvertido.  Además, abrir un dialogo siempre es positivo, ¿no?

Y para aquellas de vosotras que aún estáis indecisas con el tema, os dejo otra cita de su página:

Si pudieses darte un consejo a ti misma cuando tenías 14 años, ¿qué es lo que te dirías?

Cuando seas mayor te encantarán los coños. No luches contra  ello.”

 Ahora es el momento en que todas ya podemos aplaudir.

Leila Gherabli



There are 12 comments

Add yours
  1. Rachel

    No acabo de entenderla. Por lo que estoy leyendo esta chica es bisexual y no lesbiana como se autodenomina ella. Porque complica algo tan sencillo como decir que es bisexual y punto. Dentro de los bisexuales hay diferentes grados respecto a como te sientes en cuanto a hombres y mujeres. Es decir, en el caso de ella por lo que explica siente mayor atracción por chicas que por chicos, pero al estar con un chico también hay una parte de ella que se siente atraida por el género masculino aunque sea en menor medida. No sé si me explico. Pero mi conclusión es que es bisexual y ya que ella se esta poniendo una etiqueta (dice que es lesbiana). Creo que en su caso no se esta poniendo la etiqueta correcta. Y esto como es normal genera dudas al resto de personas.

  2. Victoria

    Lo unico que tengo que decir es que por culpa de chicas como esta a las bisexuales nos tratan como si,no sabemos lo que somos y lo que nos gusta…si hasta en mi familia no me aceptan como bisexual porque piensan o que eres gay o no lo eres.

    • Rachel

      Exacto Victoria, creo que las que somos bisexuales somos doblemente incomprendidas. No nos entienden ni las heterosexuales ni las lesbianas. Y con declaraciones como las de esta chica no nos hacen ningún bien. No entiendo porque tienes que ser una cosa o la otra. Las cosas no son solo blancas o negras también hay grises. Pero a veces no parecen entenderlo.

  3. Lucy

    Que se llame como le de la gana mientras lo lleve bien y se sienta cómoda.
    No obstante es absurdo catalogarse como lesbiana y salir con un hombre.
    En el caso Dr Lisa( no me parecía raro, ya que al menos salia con mujeres)
    Tan difícil es llamarse bisexual?
    Así contribuiría a nuestra visibilidad
    Y se dejarían de estereotipos tontos … O la absurda creencia de que somos indecisos o no existimos.

  4. VidaLoca

    Yo no juzgo lo que cada uno hace con su vida, cada uno hace y se pone la etiqueta que quiera, pero en mi opinion, esta chica no tiene sentido, es cierto que lisa de (The L word) era un hombre que se identificaba como lesbiana, y me parece estupendo pero es que lisa si se comportaba como una lesbiana, no solo en lo sexual que ya sabemos todas si no en general, pero esta chica Caitlin, no lo hace se identifica como lesbiana pero se comporta como hetero… Asique creo que no tiene mucho sentido, y que es bisexual, aunque igual me equivoco no lo se.

  5. Kaoru

    Realmente no se si logré captar el verdadero mensaje del texto.
    Sin embargo al final me parece que etiquetarse sirve de alguna forma para definirse o delimitarse y ser aceptado por A o B, es una parte de la vida hacer eso. Y no hay nadie que no lo haya hecho. Pero que es lo que nos hace ser nosotras mismas? Somos más que nuestra orientación sexual. Si está chica se autodefine como lesbiana pero esta con un tipo, que más da? A veces se pierde de vista lo importante… La pregunta no debería ser porque si su orientación es esta supuestamente está con un hombre?… Si no, es feliz? Ha encontrado a la persona que le hace ser la mejor versión de si misma? Esta con quien la acepta y la ama digna y recíprocamente? Apoya sus creencias y estilo de vida?…
    Más allá de ser mujeres u hombres, más allá de desempeñar tal cual trabajo de vida el rol de género y de orientación de cada quien somos personas. A ella no la hace más o menos ser humano vivir como vive.
    Y si hay mujeres que no son capaces de definirse pues bueno si se sienten cómodas viviendo así que vivan así, siempre y cuando no dañen a otros y así mismas. Vive y deja vivir.
    Nunca podrá complacerse a una sociedad que aprueba o desaprueba cosas, personas y acciones más allá de lo que realmente importa. Así que si la chica quiere ser esto en este momento y vivir de esta forma porque no hacerlo?
    Podría ser la lesbiana o la bisexual del año, ha pasado por tantas mujeres como hombres y se ha dado el gusto de su vida y se ha auto etiquetado a partes iguales, y no ser feliz. Entonces es más sencillo vivir atrapada por una etiqueta que vivir feliz? A lo mejor.
    Pero si ella tiene la valentía para vivir su vida como le de la gana pagando de su propia fuente el precio por sus decisiones, siendo esto la libertad que cada uno tiene, porque no alegrarse porque es feliz así? Cada quien tiene su camino en la vida… Y aceptarse a uno mismo es la mayor lucha de todas. Si no somos capaces de aceptarnos de que sirve vivir así o de otra forma. Es cierto hay muchísimas mujeres y hombres que tienen un camino difícil por la misma discriminación pero la fortaleza viene de dentro de que si nos aceptamos nosotros mismos tal cual somos. Probablemente nos acepten o no. Pero lo que vale la pena es ser feliz uno. Las comunidades nacieron para luchar por los derechos y visibilidad. Por la aceptación y sin duda alguna eso tuvo que nacer dentro de cada uno antes de poder darlo a los demás y pelear por los que no tienen voz.

  6. vVv

    Por favor no nos ofendas la inteligencia con este tipo de post.
    Es como decir que estoy en contra del maltrato animal y me compro un abrigo de piel…

  7. Rachel

    Veo que algunas decís que mientras sea feliz puede decir lo que quiera, a ver claro que puede decir lo que quiera como si dice que es negra y todas vemos que obviamente no lo es. El problema que veo yo aquí es que esta chica es un personaje más o menos famoso y por lo tanto tendrá seguidoras de las cuales una parte serán de edades influenciables y que se creerán a pies juntillas lo que diga esta señorita. Y esto hará que con el tiempo tengan un cacao mental de tres pares. Cuando eres un personaje público y puedes ser influenciable a los demás creo que tienes el deber de tener cuidado con lo que estás diciendo.

  8. SF

    le guste o no a esta chica, es bisexual de libro, una mujer lesbiana no se enamora de un hombre, una mujer lesbiana no se acuesta con un hombre por gusto, una mujer lesbiana simplemente no puedo amar romántica ni sexualmente aun hombre, hay cientos de historias de homosexuales que intentaron “curarse” forzándose a mantener relaciones con el genero contrario, pero eso simplemente no funciona.

    las cosas no son blancas y negras, cierto, ahí un montón de matices grises, pero a uno que pesa 200 kilos le vas a llamar delgado? a uno que trabaja de forma intensiva 12 horas todos los días le vas a llamar vago? llamarías lesbiana a alguien que se siente atraída sexualmente y romanticamente de mujeres y hombres?

    el articulo casi se podría considerar homofobico y bifobico, por promover el bi erasure llamando lesbiana a alguien que parece ser bisexual.

  9. gis

    entiendo que es como decís, pero muchas veces no te atreves a salir de tu campo de comfort y probablemente ella lo que ha sabido toda la vida es que le molan las tias y que por un tio que le mole eso a ella no le va a cambiar precisamente por lo duro que es redefinirte una vez tienes claro lo que eres simplemente por un “capricho del destino”

  10. Laura Cruzher

    Pues en el artículo no nos terminan de explicar por qué se llama a sí misma lesbiana. Pero supongo que tiene que ver con el termino lesbiana como identidad política. Hay sectores de lesbianas que dicen que serlo no es sólo acostarse con mujeres, sino posicionarse como tal. Pero acostarse con un hombre y desenvolverse en una relación con uno, si acarrea forzosamente contradicciones, incongruencias que no te van a dejar ser y actuar como lesbiana, por tanto no puede ser lesbiana. Digamos que cuando se desenvuelve con el novio ESTÁ heteroaexual aunque su identidad sea lesbiana.


Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
Síguenos close[x]