las-chicas-de-oro-les

El capítulo LES de Las chicas de oro, ¡hace 30 años!

Cada pequeño movimiento que da hoy Disney por visibilizar a la gente LGBT recorre el mundo entero en segundos en redes sociales y medios de comunicación. Y sin embargo, no nos habíamos percatado que ya hace 30 años ya aparecieron, y con acierto, mujeres lesbianas, y además de edad avanzada, en una serie de Disney que todos amamos, Las chicas de Oro. 

Era allá por 1986, cuando algunas de vosotras todavía no habíais nacido, que en un capítulo de la inolvidable serie una amiga de Dorothy, Jean, llegaba a Miami tras el fallecimiento de su pareja, una mujer, y se enamoraba de Rose. Así, tan normal como la vida misma, y sin medios de comunicación que acusaran al “lobby gay” de pervertir a nuestros mayores o recogieran firmas para impedir que el capítulo se emitiera.

¿Eran tiempos mejores? Lo cierto es que no, pero estas fantásticas chicas en la edad de oro eran bastante modernas para su época. No es de extrañar que una de ellas, Dorothy (Bea Arthur), dejara declarado en su última voluntad que con su dinero se hiciera un albergue para jóvenes LGBT sin hogar, deseo que por fin este año ha podido hacerse realidad, 7 años después de su pérdida.

No era un contexto fácil para abordar una temática así. Era una América puritana que casi nos deja sin Bea Arthur en el papel de Dorothy por el simple hecho de que en una serie anterior protagonizaba un personaje que abortaba. Las Chicas de Oro se atrevió a mostrar a una mujer lesbiana viuda de corazón, feliz, enamorada, que vive libre su sexualidad y en la tercera edad. 

chicas-de-oro

¿Cómo viven las chicas de Oro que su nueva amiga sea lesbiana? Pues fielmente a su personaje, Sofía recibe la información con total normalidad “…también hay quien le gustan más los gatos que los perros…Voy a serte franca, Dorothy, si tuviese un hijo homosexual no dejaría de quererle ni un tanto así. Y le desearía toda la felicidad del mundo”. La ligona de Blanche lo entiende pero no lo comparte”¿Cómo puede ser lesbiana con la cantidad de hombres atractivos que hay?” y acaba enganchada a la duda de toda heterosexual narcisista “¿Si le gustan las mujeres porque no le gusto YO?”. Y Rose, en su inocencia, recibe la declaración de amor de Jean con rubor y cariño: “Si fuese igual que tú me sentiría muy halagada y orgullosa de que hubieses pensado en mí”.

Pues no solo no fue criticada una serie que llegaba a todos los hogares del mundo, sino que recibió un Emmy, en una época donde las lesbianas solo eran personajes secundarios y con tintes sociopáticos. 

Una pena que a veces el tiempo parezca hacernos ir para atrás. Así parece cuando la misma productora, Disney, incluye a una familia homoparental en 2014 en una de sus series y recibe miles de protestas de mano de la plataforma ultraconservadora One Millioms Moms.

Fuente: revistavanityfair.es




There is 1 comment

Add yours
  1. Andrea Gómez

    No conocía esta serie y, tras ver algunos videos en youtube, me ha fascinado. Parece mucho más moderna que muchos shows de hoy, que muchas leyes e iniciativas ciudadanas en muchos lugares del mundo. Además, tratado hermosamente en palabras de mujeres mayores, ¡belleza de programa! ¡Excelente recomendación! p.d. Adoro su página, ¡bien hecho!


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies