El-último-suspiro_web

5 películas que NO ver cuando se está saliendo del armario

Cuando salimos del armario casi todas caemos en una fase en la que vemos películas y leemos libros de temática lésbica con el fin de buscar referentes y apoyo. Hay películas buenas, malas, regulares, Y PELIGROSAS. De esas que bajan la moral y hasta impulsan a una a meterse dentro otra vez. ¡Oh, cine lésbico tan cruel!

Aquí le dejo, querida lectora, una lista muy subjetiva de películas que NO debería ver si está saliendo del armario. Las películas más deprimentes de la historia del cine lésbico. Expliquemos el concepto: hay cierto tipo de pelis que, por una razón u otra, hacen que nos sintamos fatal tras verlas, no sólo por el dramón, que en algunos casos raya la tortura emocional, sino por el pesimismo con el que algunas de esas historias tratan la homosexualidad femenina.

Todas hemos visto alguna de estas obras, pero coincidiremos en que no es lo mismo verlas en un momento o en otro. En el caso de una servidora, cometí el error de ver Lost and Delirious (El último suspiro en España) cuando apenas había comenzado a sacar la cabeza de ese reino apolillado que es el armario. No es una mala película, actrices de la talla de Piper Perabo (Rosas Rojas), Jessica Paré (Mad Men) y Mischa Barton (The OC), aunque jóvenes, hacen de esta cinta una de las más recomendables de los 2000 en cuanto a temática lésbica se refiere. Es cierto que es algo predecible llegada a cierto punto, pero es dura y literaria a la vez y eso la hace digna de una buena tarde de palomitas y sofá.

Y ustedes dirán: “Entonces no hay problema, es una buena peli, podríamos verla”. Sí, pero no se les ocurra hacerlo justo cuando empiezan a vislumbrar lo que ser lesbiana implica de cara a la sociedad. Porque la llorera será inevitable y puede que las deje más confundidas de lo que ya están.

Otro ejemplo muy duro sería Boys don’t cry, una de las mejores películas de la divina Hilary Swank (ganó su primer Óscar con esta producción), que, basada en una historia real, trata el tema de la transexualidad masculina, con uno de los puntos de vista más crudos del cine de los últimos 20 años.

Es cierto que es una cinta única, bien narrada, con una enorme Chloë Sevigny que le da a Swank una réplica brillante en pantalla, pero no es una película que una quiera ver en momentos de flaqueza. Y algunas pensarán: “Pero trata la transexualidad, eso no nos afecta”. Créanme que habrá pocas que no se sientan un poco identificadas con algún personaje de la película. En resumidas cuentas: un peliculón que te deja tocada durante unos días.

No piensen que iremos ahora al cine independiente, no. No hace falta irse muy atrás para encontrar otra obra maestra del cine que trate el lesbianismo con una mirada no tan agradable como desearíamos algunas. Hablamos de Monster, otra película que, como en el caso de Boys Don’t Cry, hizo que su protagonista, ayudada de un trabajo de peluquería y maquillaje excepcionales, ganara el Óscar.

En esta producción, además del tema lésbico, se tratan muchos otros: la prostitución, la violación, la lealtad, la belleza…porque, seamos honestas, Charlize Theron es una de las bellezas de nuestra era, pero en Monster no la reconoce ni la más avispada de las fans. Tratando de evitar al máximo los spoilers, en la historia, la relación entre la protagonista y la siempre camaleónica Christina Ricci, es, cuando menos, tormentosa. Está, además, basada en una historia real, hecho que deja un regusto aún más amargo en el espectador, un regusto que, como el que se queda tras las dos anteriores, precisará de algo más que palomitas para irse, eso es seguro.

Bajamos el presupuesto, porque no sólo de Óscar y alfombras rojas vive nuestro cine más representativo. Pero ojo que bajar el presupuesto no implica bajar la calidad de la cinta, aunque bien es verdad que para el tema que estamos tratando la calidad no lo es tanto como la llorera.

Bueno, no se me alarmen que aquí tenemos una de las lloreras más famosas de la última década, y no gracias al pobre despliegue de producción (no se estrenó en España) sino gracias al impacto que tuvo en el público, haciendo que su fama se extendiera y la hiciera casi de culto en ciertas redes (métanse en YouTube y compruébenlo).

Hablamos, cómo no, de Loving Annabelle, la película que consagró a Katherine Brooks como directora de cine de temática filo-lésbica. Las actrices están brillantes, tanto Erin Kelly como Diane Gairdry junto con las demás, hacen que una película algo predecible sea más que recomendable.

Es una historia sobre una profesora y una alumna que se enamoran en un colegio católico. Se resume tan fácilmente que podría parecer simplona, pero Brooks consigue meternos en la película, que aunque no es ni tan amarga como Boys Don’t Cry, ni tan cruda como Monster, deja al espectador triste (y muy cabreado con ciertos miembros de la Iglesia, dicho sea de paso) y con ganas de un final alternativo que, por cierto, está disponible y anda por ahí.

Como colofón a esta espiral de pañuelos y rasgamiento de vestiduras, les presentamos un descubrimiento reciente (de esta servidora), que la dejó con los pelos como escarpias durante una semana.

El título en español de esta cinta es El Despertar del Amor, pero las que la hayan visto puede que les suene más su título en inglés: The Fine Art of Love. Es una adaptación de una obra ya de por sí confusa y utópica del dramaturgo alemán Frank Wedekind, Mine-Haha oder Über die körperliche Erziehung der jungen Mädchen o lo que en castellano mal escrito sería: “la educación corporal de las chicas jóvenes” (sí, es tan casposo y repelente como piensan).

La relación lésbica aquí es secundaria y, aunque presente, se difumina para el espectador, ya que la trama principal es mucho más bárbara y morbosa. La película está protagonizada (y en algunos momentos sólo salvada por su interpretación) por la atemporal Jacqueline Bisset, que le da vida a la directora de una institución para señoritas en los albores del siglo XX, cuya misión es crear pequeñas esposas perfectas para las más altas esferas sociales. Así, las niñas acuden a ballet, música y poco más para estar preparadas para su príncipe azul. Prevenidas están, es una película que fue calificada R en EE.UU. por sus escenas de sexo, lenguaje fuerte, desnudez y violencia extrema (hay una violación), así que preparen los estómagos para verla.

Ahora ustedes deciden, he aquí nuestra pequeña aportación para evitar disgustos innecesarios, si finalmente las ven, ¡no digan que no se lo advertimos!




There are 27 comments

Add yours
  1. Abril Sotelo

    Boys don’t cry es ciertamente una película impactante y con escenas que revuelven un poco. Incluso cuando ya se está fuera de cualquier armario.

    Por cierto, supongo que querías decir “transexualidad masculina”, y no femenina.

    • María Trillo

      Ciertamente Abril, mea culpa, aunque lo que pretendía dejar claro es que es una chica transexual (o sea, que sus genitales femeninos no se corresponden con su psyche de hombre) que aún no se ha operado de ninguna forma.

      Gracias por el apunte!

      • Abril Sotelo

        Precisamente María, se trata de un chico transexual. Una persona es quien piensa y como piensa, y no sus genitales, independientemente de su historial médico.
        Ese avance en las denominaciones lo conseguimos ya hace décadas, por favor no volvamos atrás.
        De nada, un beso.

  2. Ainos

    Las vi todas y, sin pensarlo, me quedo con Boys don’t cry. No tuve en cuenta tu artículo hace unos años, pero por suerte no dejaron huellas imborrables.
    Excelente.

  3. Susana

    He visto alguna de ellas, pero ya mayorcita. En general hay mucho, mejor dicho, DEMASIADO drama bollo en el cine. Un poco mas de alegría y positivismo es lo que hace falta. La canción de Fangoria viene al pelo…jeje

  4. Aroa

    La primera peli que vi de temática lésbica fue el último suspiro la vi en la adolescencia, es triste pero me gustò y durante un tiempo fue lo único que pude ver del tema…Boys don’t cry me dejó fatal durante un tiempo, es durísima y aunque como película es brillante no la recomiendo, Monster es muy buena película, aunque también dura…loving anabelle me gusta la crítica que hace a la iglesia y la otra ni la he visto ni la veré, asique gracias por advertirme porque estoy cansada de violaciones en las películas de temática lésbica, aunque sea en segundo plano…como en los hombres que no amaban a las mujeres, Lisbeth tiene relaciones con mujeres en plano secundario y también hay violaciones de por medio, a veces parece que quieren dar a entender una idea muy equivocada y muy extendida por el mundo: que las mujeres víctimas de violación son lesbianas por ese motivo… En fin… Ya sabemos que el lesbianismo se le atribuye a causas de malas experiencias con hombres… Qué rabia!!

  5. Nuria

    Que vivan las pelis bolloooos!! A mí me gustan todas, y como soy taaaaan superficial y no me importa decirlo, si las protas son guapas, po mejor!

  6. Angeline

    Yo dure una semana traumada con Monster :s y lo peor que esta basada en un hecho real x.x. Son buenas películas en calidad cinematográfica para quien ya tenga bastante madurez en el ambiente y no sea susceptible a ver el lado gris de la vida c:

  7. Paola

    sinceramente la peli de el despertar del amor es horrible… la parte en la que los perros se comen a la chica que huye, que la profesora y la estudiante que le gustaba “desaparecieran misteriosamente”, que una de las enamoradas se ahorque y para rematar que la otra se quede con ese feo ricachon y sea violada para darse cuenta luego que igual seguira encerrada y sola….. eso es para trauma XD

  8. Lucy

    Pues no se a mi El ultimo suspiro me encanta pero si tal vez no sea la mejor película para iniciarse. Y Boys dont cry me impacto tanto la primera vez que tuve que dejar de verla.

  9. Made

    hola soy una chica y pz la pelicula boy don’t cry es muy bonita pero eso q le isieron a la chica es feo y solo x ser lesbi, hombres asi deberian de morir los ODIO…
    esa pelicula me impacto mucho.

  10. Marialejandra

    He visto todas y la verdad me dejaron desconcertada, pero nada que el tiempo no ayude a olvidar, me molesta que cuando una nueva novela, película, serie… tiene escenas lesbicas, nos hagan amar a la parejita para después asesinar a una de ellas, se que en la vida real no todo es color de rosas, pero por dios, no todo es malo ¬¬


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies