Clue naranja nombre

CLUE. Novela erótica ilustrada. Capítulo Nueve

Nueve. Sweet and romantic

 “The time is right to put my arms around you

…Why don’t you play the game?”

Digital Love. Daft Punk

En el almuerzo, el cubil donde yo trabajaba parecía la parte olvidada de un mausoleo solitario y suntuoso a la que me habían relegado por ser un espíritu molesto, siempre a destiempo en comparación con las otras almas de cierto abolengo. A esas horas se podía respirar el polvo acampado en los libros, documentos, carpetas y demás papelotes que no llenaban el vacío absoluto de aquella estancia. No dejaba de sorprenderme cómo parecían dos lugares totalmente distintos, aquel vivo cuando se oían las voces y ajetreo de la gente, las llamadas de teléfono, los recados a medias entre post-it y mensajes de texto, e-mails, el vibrante ruido de un fax exhausto, el timbre de la entrada, el grifo del baño, el chirriar de las puertas y el golpe seco de la cajonera que nunca abre o nunca cierra; y aquel otro tan muerto, tan abandonado en el que daba pena quedarse perdiendo casi la condición de ser humano, pero aun así preferí permanecer ahí haciendo que me interesaba lo que me enseñaba la maldita pantalla, moviendo el texto que tenía delante de arriba abajo y de abajo arriba sin realmente detenerme en nada, prefería eso a volver a casa, la zona cero donde se me había jodido todo. Las palabras de Lola, sus palabras de anoche me habían dejado el alma rota, era como si de forma súbita y agitada me hubiera despertado de algo que no terminaba de ser un sueño ni una pesadilla, era mucho peor: era mi vida.

—¿Qué es lo que estás haciendo? ¿Qué me estás haciendo? ¿Por qué no me hablas? —me preguntó varias veces—. ¿Por qué no me has contado esto? ¿Por qué se supone que sólo teníamos un lío, sin complicaciones, sin rollos y, sin embargo, tú no has tenido narices de decirme esto a la cara?

—No hay nada que contar, Lola. Prácticamente no ha pasado nada, no ha llegado a pasar —intenté explicarle que había soñado día y noche con la mujer que acababa de salir por la puerta y que lo que más quería no había sucedido, pero toda esa sarta de aclaraciones carecían de sentido intentando salir de mi boca—. Lo siento, de verdad que lo siento.

—No te comprendo, no entiendo nada de lo que estamos haciendo. Intento que todo sea fácil para ti, no me meto en lo que haces y la primera vez que lo hago me encuentro con —proseguía con la voz tocada— esto. Puedo aceptar que no sientas amor por mí y que te comportes como si lo nuestro no significara apenas nada para ti, pero si vas de ese palo por lo menos dime la verdad. Déjame a mí también vivir la realidad, no puedo evitar hacerme ilusiones contigo, ¿lo entiendes?

—Sí, Lola. Lo entiendo. Tienes razón, la tienes toda. Me importa esta situación, me importa hacerte daño —no me dejó terminar.

—No te importa, no te importa una mierda. ¿Quién es ella? —todo su organismo me preguntaba.

—No es nadie, es la primera vez que hemos estado juntas —con resignación le intentaba hacer comprender—. Es Sara.

Lola me había contemplado como si viera a una completa desconocida, estaba hecha un asco y eso noCopia de Logo CLUE modified azul me ayudaba demasiado a dar el paso de abandonarla para salir detrás de Sara. Aquella noche hubiera entregado lo que fuera porque todo lo nuestro se hubiera borrado de repente, que no hubiera pasado nunca. Aquello me corroía, me sentía despreciable, perversa no pudiendo empatizar con ella aunque lo intentara con todas mis fuerzas. No pude acercarme a consolarla, ni abrazarla, me había quedado paralizada como si toda la adrenalina que había acumulado con Sara se hubiera esfumado y la energía sólo me diera para vomitar una palabra que otra. Cuando Lola conectó que esa tal Sara era la misma persona por la que ella me había preguntado tiempo atrás a causa de mis inquietos sueños taciturnos ella también se quedó inmóvil, entumecida y fosilizada.

 —¿Quieres que sigamos hablando?

—No —contesté con toda la desgana del mundo—. Mejor mañana.

Con cara de tonta, sentada en aquella oficina esperando a que Sara me llamara, rogando para que Lola no me llamara más, invertí dos horas de mi vida. ¿Para qué? Quería hablar con Sara, quería escuchar su voz, lo necesitaba pero era incapaz de no sentir vergüenza; primero la escena del restaurante en nuestra cita triunfal y ahora esto, no quería ni hacerme una idea de lo que debía estar pensando. Perdida del todo, había patinado por el tobogán intentando agarrarme a lo que fuera, reptando hacia la cima mientras pataleaba para no caer al abismo al que me dirigía deslizándome sin control. No lo pensé, o la llamaba o me moría.

—¿Diga? –respondió como si no tuviera ni idea de quién estaba al otro lado.

—Siento muchísimo lo que paso anoche. Esa chica no es, no es —titubeaba porque no sabía exactamente qué decirle.

—¡Escúchame! —me abortó con seriedad—. No tengo interés en saber quién es esa persona, no necesito una explicación, todos tenemos nuestras cosas. Si me has llamado tan sólo para disculparte puedes colgar ahora y ahorrártelo, o podemos seguir donde lo habíamos dejado —.

Esto era para mis oídos delirante.

—Estoy deseando verte de nuevo.

Habían pasado minutos desde que estábamos hablando pero yo ya tenía la cabeza nublada y sólo pensaba en su cuerpo y en acariciarla.

—Yo también lo deseo. ¿Sabes? Tengo algo tuyo aquí.

— ¿Algo mío?

—Si, algo tuyo.

— ¿Y qué es?

—Son tus bragas —me dijo mientras reía pícaramente.

Después de todo aquello, recordar la discusión con Lola siendo consciente de que ni siquiera llevaba bragas me resultaba aún más repugnante.

 —¿Sara?

—Me gusta, ¿sabes? Me gusta pensar que me estás deseando y no me tienes. Dímelo, dime aquello que no fuiste capaz de admitir aquel día. Dime que me deseas. Dímelo.

Al escucharla parecía que el cuerpo me iba a estallar en mil pedazos.

—Sara…

—Dímelo, por favor.

PRUEBAS CLUE I modified remark—Te deseo. Sí, lo hago constantemente, lo he hecho desde que te vi la primera vez y lo hago ahora mismo. Me estoy deshaciendo por no tenerte aquí. Me haces trizas, me vuelves loca. Te deseo, deseo tu boca, tus hombros, tus manos, deseo besarte, te deseo, deseo fundir mis dedos contigo, tan profundo como pueda —en estos momentos mi cerebro hablaba dominado por la más aguda lascivia.

—Sigue, ¿qué más quieres hacerme? —me preguntaba con un tono que sonaba a impaciencia.

—Quiero marcarte para que todo el mundo sepa que eres mía. Quiero hacerte el amor, yo y sólo yo. Me estoy muriendo por tocarte.

—Ya está, no aguanto más sin hacerlo contigo, nos vamos tú y yo, solas, al fin del mundo.

Sara vino a recogerme, cuando subí al coche sus ojos me fulminaron y una sonrisa salió de sus labios para recibirme con un beso. Ella me gusta tanto. Afortunadamente el fin del mundo no quedaba tan lejos, porque lo cierto es que yo tampoco podía contener más el deseo por Sara, y los límites del planeta los encontramos en un pequeño lugar a las afueras de…

¡Todos los miércoles un nuevo capítulo!

Ilustraciones por Chus Rodríguez

Capítulo anterior

Siguiente capítulo




There are 5 comments

Add yours
  1. iulia

    Dios! Tienes una capacidad asombrosa de dejar a tus lectoras con ganas de más ! Jajaja Una historia muy bonita y a la vez cercana, porque … Quien no ha tenido una kali en su vida?

  2. MARIA

    MI KALI ES MI CHICA JIJIJIJIJIJI Y SOLO ESPERO Q SEA LA H D VOLVER A CASA Y VER SU SONRISA Y PERDERME EN SUS OJOS!!!!
    BUENO A ESPERAR EL PROXIMO CON MUCHAS GANAS!!!! ENGANCHADA ME CONFIESO

  3. Lauryncorr

    Sí, lo deseo. Deseo que llegue el miércoles y nos brindes otro capítulo nuevo. Más letras para devorar y conocer a nuestra diosa Kali. Ay oma que pedazo de novela!!

  4. maoly

    Que imaginacion tienes… admiro a la gente que poosee esas ideas y llevarlas a relatos para que nosotras como lectoras disfrutemos de cada liania escrita y con excelente historia esperando ya los siguientes capitulos… gracias exelente historia =) <3

    • maoly

      Que imaginacion tienes… admiro a la gente que posee esas ideas y llevarlas a relatos para que nosotras como lectoras disfrutemos de cada liania escrita y con excelente historia esperando ya los siguientes capitulos… gracias exelente historia =) <


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies