Kinsey creó, hace ya 70 años, una escala que medía el gradiente de la orientación sexual, entre