Curso de verano: Chicas malas en la cárcel

“Chicas malas” somos todas aquellas que no nos acomodamos a la definición cultural de mujeres como madres y esposas, dóciles y pasivas, abnegadas y de prácticas sexuales normativas. Es fácil salirse del molde. Los límites dibujan márgenes demasiado estrechos.

La cárcel es un lugar privilegiado para conocer los castigos que se imponen a las mujeres que se salen de la construcción hegemónica de la feminidad. La cárcel es un “espejo ampliado” de las dinámicas sociales de género. Así, las mujeres no sólo reciben un castigo tipificado en las leyes (el encarcelamiento), sino que también recae sobre ellas el estigma, la sanción social, por haberse desviado de las normas sociales adscritas al género femenino. Ellas son las “descarriadas”. Este estigma y devaluación social está en la base de las diferentes violencias que reciben las mujeres, tanto materiales como simbólicas.

Durante los primeros días de julio de 2012, tuvo lugar un curso de verano en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) titulado “Formas de la violencia y las transgresiones: la creación de las chicas malas, donde se trataron precisamente estás temáticas: la construcción social de la feminidad, sus transgresiones y los castigos que las mujeres reciben. Una de las características que hizo a este curso especial fue además de la novedosa temática, el hecho de que tuvo lugar tras los muros de una prisión de mujeres, el Centro Penitenciario Alcalá I-Mujeres de Madrid. Así, muchas de las personas asistentes al curso eran presas, además de otras personas externas que se inscribieron al mismo.

Durante dos días, las ponentes invitadas reflexionaron junto con las personas asistentes al curso acerca de cómo se construyen los modelos de género y cómo se castiga a las mujeres que los incumplen (presas, inmigrantes, minorías sexuales…), desde un punto de vista multidisciplinar. Así, la antropóloga Dolores Juliano desarrolló todas estas ideas acerca de la construcción de los modelos de género y la criminalización de las transgresiones. La socióloga Estibaliz de Miguel, quien esto escribe, presentó el análisis de su recién defendida tesis doctoral acerca de las relaciones de pareja en las trayectorias vitales de las mujeres en prisión. Y el historiador Fernando Hernández Holgado, junto con la socióloga Raquel Osborne, directora del curso, hicieron una aproximación al castigo de las “rojas” durante el franquismo, a través de imágenes de las cárceles de mujeres y de los testimonios de las protagonistas. Las diferentes violencias fueron abordadas en forma de seminario-taller con las intervenciones de Silvina Montero, quien trató la violencia en la prostitución y Susana García Corral que dinamizó la sesión “conocer y abordar la violencia de género”.

La conversación acerca de las relaciones amorosas de las mujeres en prisión, dio lugar a reflexiones acerca de las limitaciones en las prácticas masturbatorias dentro de prisión, a las relaciones de pareja entre mujeres dentro de prisión y también a las relaciones de amistad-enemistad en el contexto carcelario.

A la pluralidad de disciplinas académicas se unió la pluralidad de formatos expresivos La obra de teatro Los que no pudieron huir, escrita por Carlota O´Neill, fue representada dentro de los muros de la prisión. Tiene como protagonistas a un grupo de mujeres presas durante el franquismo, y estuvo presentada por la propia nieta de la autora. La obra, de una innegable intensidad emocional, fue vivida por las mujeres presas con especial viveza, ya que eran capaces de identificarse con la situación de encierro que se estaba retratando en el escenario.

Con un foco en la cultura popular de la actualidad, Lucas (Raquel) Platero hizo un repaso por diferentes personajes femeninos de películas y cómics, como la mujer-vampiro o la mujer pantera, Tomb Rider, Kill Bill o Thelma y Louise. Platero destacó que las “chicas malas” constituyen un género propio. Son peligrosas no sólo porque tienen fuerza y armas, sino que también porque son atractivas sexualmente. Aparece, de esta manera, la repetición de estereotipos sobre las mujeres y la hipersexualización de los cuerpos, con la posibilidad de encontrar referentes femeninos que tienen poderío y rompen con el lugar que les ha sido adjudicado.

Como señalaba, las dinámicas de aprendizaje no se produjeron únicamente desde las ponentes hacia el alumnado, sino que quienes se matricularon participaron activamente enriqueciendo el debate. Además, las charlas durante los descansos favorecieron la relación entre las mujeres “de dentro” y “las de fuera”, rompiendo con los muros que se instalan en nuestros moldes de pensamiento. Precisamente, este fue uno de los elementos que más se destacó durante la evaluación del curso. Transcribo aquí un extracto de un escrito que firmaron varias presas que asistieron al curso de verano:

“Corto, se nos ha hecho muy corto. Intenso, muy intenso. Nuestras neuronas aletargadas se han despertado de golpe. Se ha acabado la hibernación. Habéis conseguido ilusionarnos y que nos sintamos felices en este pozo de dolor y sufrimiento. Nos habéis contagiado vuestro espíritu y que queremos más, mucho más. Por lo pronto, hemos organizado entre todas las internas una reunión para compartir puntos de vista y comentar el taller. Hasta ahora, no se había conseguido con ningún otro taller. El temario y los ponentes han sido magníficos. Todo y todos nos han impactado (…) Ahora no nos podemos callar, tenemos que compartirlo con todas las internas (…) Sólo podemos decir gracias, gracias por vuestro entusiasmo y esfuerzo, por confiar en nosotras, gracias por estos talleres, por la puesta en escena de la obra de teatro, por la organización. Gracias a la gente que habéis asistido dejando de lado prejuicios.”

Las puertas se cerraron a nuestras espaldas, dejando a esas mujeres encerradas de nuevo. Pero afortunadamente, algo había cambiado para todas. Y, por suerte, la UNED sigue organizando cursos de verano en Alcalá I-Mujeres, con temáticas actuales de gran interés. Este año 2013, el curso versará sobre “Políticas del cuerpo, maternidad y familia: el caso de las mujeres presas”, con invitadas tan relevantes como Ana de Miguel Álvarez.

Para consultar información sobre el curso y la matrícula, consultad este enlace:

http://extension.uned.es/actividad/idactividad/4976

Por  Estibaliz de Miguel




There is 1 comment

Add yours

Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies