Pasar al contenido principal
, publicado el 12 Julio 2018

Dos años han pasado desde que el 25 de junio de 2016 una joven, abiertamente lesbiana, fuera asesinada con tan solo 23 años en Limache. Ni la lucha incesante de los familiares ni la de varias organizaciones feministas y LGTB ha conseguido esclarecer quiénes fueron los culpables y hacer justicia.

La joven Nicole Saavedra, que desapareció durante 7 días, fue secuestrada, y posteriormente asesinada y torturada. Apareció en el embalse de Los Aromos de Limache con marcas de tortura y las manos atadas.  Nicole era una joven valiente y orgullosa de su orientación sexual. Siempre vivió con libertad en un pueblo mucho menos libre que ella. En El Melón, donde creció, muchos la acosaban por permitirse ser quien era. La familia lo tuvo claro cuando les dijeron que su hija había perdido la vida: Se trataba de un crimen de odio. Uno más.El caso pasó de soslayo por los medios y no hubiera dejado ninguna huella si no fuera por las organizaciones feministas y LGTB que lo denunciaron a viva voz, al igual que ocurrió con María Pía Castro en 2008.

Hoy se entera un año diez meses desde que nunca más vuelves a tu casa. Pequeña, no sabes cómo te extraño y es que cada lugar me recuerda una locura tuya. Tantas historias, sonrisas, penas…” son las palabras con que su prima María Bahamondes recuerda a Nicole, en la página Justicia por Nicole, creada para denunciar las faltas de apoyo y medios por parte de las autoridades, y que responsabiliza al fiscal Juan Emilio Gatica de la inmovilidad de la justicia. “Ha pasado un año y faltan diligencias que son importantes para llegar a los culpables. Un año y aún ni están las cámaras de las autopistas. Esto habla del poco interés por resolver el asesinato ha afirmado María a los medios.

Silvana del Valle, abogada de la Red Chilena Contra la Violencia hacia las Mujeres, asumió el caso como personificación de la demanda de la familia, pero sin alcanzar cambios significativos. En diciembre del año pasado, la prima y la madre de Nicole, acudieron a la Fiscalía de Valparaíso para exigir un cambio de fiscal y de metodología en la investigación. No lograron nada. Hace dos semanas lo han vuelto a hacer. Y por fin han logrado un cambio de fiscal. “Yo creo que ahora sí vamos bien encaminadas y vamos a dejar trabajar al nuevo fiscal tranquilo”.

No podemos ni imaginar el dolor de esta familia. Como personas primero, y segundo como parte de la comunidad LGTB, nos atraviesa una gran impotencia y rabia, y queremos creer que este necesario cambio de fiscal puede llegar a suponer la resolución de un caso que ya se ha alargado demasiado. La resolución de este caso podría suponer un hito incalculable en la lucha contra la impunidad, tan normalizada en medio planeta cuando se trata de crímenes LGTB y feminicidios.

Quizá te interese: Muere asesinada la activista Marielle Franco.

Comparte este artículo
loading...

Comentarios 0

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.