Ellie-Mae Mulholland

Dos nuevas agresiones a lesbianas en Barcelona y Londres

¿Qué pasa? ¿Es que de pronto la gente se ha vuelto loca y la lesbofobia campa a sus anchas? Muchas podéis pensar eso, claramente.

Pero asistimos a dos fenómenos que pueden darnos una explicación. Los móviles con cámaras, las redes sociales y la inmediatez de la información nos ayudan a denunciar rápidamente los delitos de odios cometidos contra lesbianas, gays, trans. 

VER: Asesinan a una pareja de lesbianas y escriben con una cuchilla mensajes lesbófobos en sus cuerpos

Por otro lado, y como razón nefasta, los discursos políticos que escuchamos desde que la extrema derecha tiene cuotas de poder, discursos de odio que empiezan a ilegitimar nuestro derechos, funcionan como gasolina en esos cerebros estrechos y agresivos que reaccionan contra el amor y la diversidad. De ahí que los delitos contra lesbianas hayan aumentado desde que dos homófobos reconocidos, como Trump y Bolsonaro, hayan llegado a la presidencia de Estados Unidos y Brasil. 

Hace poco tiempo os contamos de una terrible agresión a una pareja de lesbianas en un autobús en Londres. Cinco adolescentes las siguieron y les exigieron besos y posturas sexuales. Ellas se negaron y les dieron una paliza. La noticia dio vuelta al mundo y políticos y famosos se pronunciaron para respaldarlas. 

Semanas después en Reino Unido una pareja de lesbianas recibió pedradas por besarse en la calle. Y hoy nos llega la horrible historia de Ellie-Mae Mulholland, una chica de 18 años que fue atacada por “dos amigas” al grito de “lesbiana de mierda” porque una de las agresoras le debía 10 libras y Ellie se las pidió. 

VER: Así se bien se defienden dos lesbianas de una agresión lesbófoba en Madrid

Las supuestas amigas se lanzaron sobre ella y comenzaron a golpearla. Le rompieron la nariz y le dejaron tantas contusiones en la cabeza que tuvo que ser hospitalizada. Las agresoras no solo la golpearon si no que también la amenazaron. La siguiente vez no solo irían a por ella, también por su novia, y sería “diez veces peor”.

Su hermana denunció en redes sociales la agresión. “Siento que no puedo dejar que esto le pase a mi hermana porque es lesbiana. Me siento realmente impotente. No está bien, sin importar si ella es gay o no, hacerle esto a una persona de 18 años. Es absolutamente repugnante”, explicaba la hermana al periódico local.

Y más cerca, en nuestra querida y libre Barcelona, volvemos a informar de inaceptables episodios de lesbofobia. La semana pasada fue en la terraza de un bar, cuando un homófobo borracho comenzó a gritar “os mataré bolleras” e insultar a una pareja de lesbianas frente a su pequeño hijo de 4 años. ¡Inaceptable!

La nueva agresión ha ocurrido en el metro de Barcelona, cuando una mujer desagradable y mal educada comenzó a gritar como loca a dos chicas que se besaban. “Mariconas me dáis asco”. Nos alegra ver que a pesar del momento desagradable, las chicas la grabaron y se defendieron. También algunos pasajeros que viajaban en el vagón se pusieron del lado de la pareja de lesbianas

Lesbófobos y lesbófobas del mundo: no nos vais a callar, no nos vais a amedrentar. No vamos a dar ningún paso atrás. 




There are no comments

Add yours

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies