las-dos-fridas1

El armario de Frida

Cualquier excusa es buena para hablar de Frida Kahlo, en esta ocasión por la exposición: “Las apariencias engañan, los vestidos de Frida Kahlo“, en ella, la Casa Azul y la revista Vogue, en la cual posó en 1937, colaboran para mostrar al mundo este autentico tesoro.

www.mirales.es

Esta colección de objetos de la artista permaneció 50 años guardada en un cuarto de baño, debido al deseo de su marido, Diego Rivera, que exigió en su testamento 15 años de veto para mantener la intimidad de ambos.

Cuando se abrió en 2004, el asombro y la alegría invadieron a Hilda Trujillo, directora de la Casa Azul, ya que hallaron documentos, fotografías, obra plástica y una colección de textiles del guardarropa de Frida Kahlo de más de 300 piezas, que han sido cuidadosamente seleccionadas con el fin de mostrar al mundo uno de los aspectos más desconocidos y personales de la artista.

El armario de Frida estaba compuesto por faldas, blusas, enredos, vestidos, mantos de tehuana, enaguas, listones, corsés y trajes de baño. A través de la ropa transmitía su personalidad, su fuerza y su arte, pero también son un reflejo de cómo escondía sus flaquezas físicas. Frida sufrió polio en su infancia y un grave accidente que la mantuvo gran parte de su vida postrada, llegando a someterse a 32 operaciones, así que utilizo todo tipo de accesorios para centrar la atención en su rostro y no en su cuerpo.

Entre los hallazgos más importantes esta un arete que le regaló Picasso, perfumes, esmalte de uñas, gafas de sol, polveras. Intervino en sus prendas como en sus corsés ortopédicos o sus zapatos. El encargado de restaurar sus vestidos, Renato Camarillo Duque, asegura que se han conservado en las prendas manchas de óleo y que su perfume y el olor a tabaco aun permanece en muchas de ellas.

Para Frida la ropa era un tipo de armadura que le servia para disimular su físico pero que a su vez proyectaba ante los demás una imagen segura, siendo fiel reflejo de una personalidad adelantada a su época, además, el uso de colores vivos en sus prendas recogían su arte y su amor por México.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=yLFMzFp-Po8[/youtube]

DESNUDANDO A FRIDA

Frida fue una mujer libre y amó a quien quiso, tuvo una vida poco convencional, no perteneció a ningún movimiento, pintaba su realidad como le dijo a André Breton cuando intentó clasificar su obra dentro del surrealismo. Sufrió, se relacionó con los mejores artistas de la vanguardia, escondió a Trotsky, se casó con un revolucionario, fue bisexual, activista política, intelectual, creó su propio mensaje pero a la vez reflejó el dolor de todas las mujeres: la fecundidad, el aborto y la sexualidad.

En 1929 Frida contrajo matrimonio con el muralista Diego Rivera, fue un matrimonio apasionado y desquiciado a la par, eran la paloma y el elefante, pero cuando éste la engañó con su hermana, Frida comenzó a tener amantes, tanto mujeres como hombres, entre los que se encuentran la pintora Georgia O´Keeffe, el fotógrafo Nicolás Muray, el comunista León Trosky, Maria Félix o Chavela Vargas.

El armario de Frida

 Frida Kahlo, al contrario de lo que mucha gente afirma, nunca hizo pública su identidad sexual y esto es sin duda lo que la convierte en pionera, al otorgarle a su vida sentimental la normalidad y la aceptación que le son propias. Se acostaba con hombres y mujeres sin dar explicaciones.

Vivió un tiempo con Chavela Vargas, de ahí su mítica historia de amor. Iban juntas a los mercados de Coyoacán a comprar frutas y flores donde Frida iba del brazo con “la maricona de poncho rojo”, como le decían a quien cantaba rancheras con voz gastada por tanto tequila y llevaba una pistola Colt en el cinturón.

 En el 2009 una carta supuestamente escrita por Frida revelaba su deseo hacia ella: “Hoy conocí a Chavela Vargas. Extraordinaria, lesbiana, es más, se me antojó eróticamente. No sé si ella sintió lo que yo. Pero creo que es una mujer lo bastante liberal que si me lo pide no dudaría un segundo en desnudarme ante ella“. La Casa Azul negó esta carta alegando que había errores ortográficos y la gran Chavela jamas afirmó nada, era muy señora como para decir con quien se acostaba.

 Lo cierto es que eso importa poco y si Frida estuviera viva, libre como fue, tal vez a todos aquellos que aun a día de hoy continúan etiquetándola, les diría aquello que pronunció una vez: A veces prefiero hablar con obreros y albañiles que con esa gente estúpida que se hace llamar gente culta.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=06u-a5jmi6o[/youtube]




There are 5 comments

Add yours

Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies