lesbianas mirales

El arte de vivir en pareja

Construir una vida en pareja debería ser algo muy fácil. Yo te quiero, tú me quieres …. nos queremos, nos juntamos y formamos una pareja. Y realmente queréis que la relación sea maravillosa, especial y que os dure toda la vida, pero no es así. En el fondo no sabéis como conseguirlo. ¿Cómo formar una relación de pareja que sea profunda, cálida, sencilla y feliz?

 www.mirales.esTener en cuenta que la otra también trae bagaje de relaciones pasadas frustradas o ninguna experiencia, que ambas tenéis vuestras creencias, valores, prejuicios y emociones grabadas al fuego. Que muchas veces repetís guiones sentimentales de los que ni siquiera sois conscientes y que aprendisteis modelos familiares y culturales de los que, en la mayoría de los casos, todavía no os habéis desecho.Madre mía, ¡¡¡menudo panorama!!!

 Pues te vas a ir encargando de subsanar todo esto poco a poco y paso a paso. Antes de aprender a andar “gateas”.

Esto no significa que te puedas esconder bajo la manta de “víctima” de las circunstancias, es tu responsabilidad, no como obligación sino como la libertad interior de elegir, tomar las riendas de ti misma y de tu propia vida.

 Para comenzar esta serie de artículos en los que hablaremos punto por punto de lo que os he comentado, y después de pegaros semejante “palo”, me gustaría hacerlo con un factor clave para que la relación de pareja saque lo mejor de vosotras.

 Tener una relación de pareja es SABER CONVIVIR … lo que significa SABER-VIVIR-CON-ALGUIEN

 SABER: Es la humildad para reconocer y aceptar que cometes errores y, además, saber convertirlos en aprendizajes de vida.

 VIVIR: Implica el hecho de que amas la vida, que vibras y disfrutas con aquellas pequeñas cosas que esta te ofrece todos los días. Que eres consciente de quien eres, con todo lo que te gusta y lo que no tanto de ti, y que sabes el tipo de vida en pareja que quieres vivir. Que sabes apreciar y agradecer los detalles que tiene tu pareja contigo. Vivir significa que eres consciente en el aquí y ahora, que amas estando presente a tu pareja.

 CON: Hay un proyecto conjunto, un plan de vida en común. Que de manera consciente habéis decidido daros lo mejor de vosotras mismas. Que compartís desde la Autenticidad, la Honestidad, la Libertad y el Compromiso.

 ALGUIEN: Que valoras a tu pareja por ella misma, por ser quien es y no tratar de cambiarla. No utilizarla para tus propios fines, que te cuide y proteja de los “monstruos” del exterior, de escalera para llegar a donde quieres. Amar a tu pareja sin exigirle, sin expectativas y sin esperar que sea perfecta, porque tú tampoco lo eres. Amarla desde el respeto y el cariño, con sus cualidades y aquellas “cosillas” que no lo son tanto, sencillamente por ella misma.

 Si, ya sé que posiblemente no os estoy diciendo nada nuevo. Sin embargo pocas parejas lo consiguen ¿qué impide entonces que lo logres tú también? ¿qué te permitirá convivir con tu pareja de manera plena y feliz?

 Empecemos por el principio. Para poder amar a tu pareja es un punto imprescindible que primero aprendas a amarte tú, sino caerás en la trampa de utilizarla para sentirte amada por alguien. Si no estás llena de amor por ti misma, lo que ofrecerás será a cambio de algo.

 Confía en ti y en tu pareja y cumple el compromiso contraído de dar vida a la relación.

 Sé consciente de que quieres escuchar y comprender a tu pareja en lugar de juzgarla o castigarla alejándote de ella. De esta manera puedes generar conversaciones que os transformen.

 Hazle saber que es importante para ti, apóyala cuando lo necesite y mediante detalles y acciones concretas, dale muestras de tu afecto, respeto y comprensión.

 Construye puentes en lugar de levantar muros.

 Busca el equilibrio entre dependencia e independencia, así podréis llegar a la interdependencia.

 Potencia el diálogo expresando tu “esencia”, siendo auténtica, y queriendo conocer la de tu pareja, cuales son vuestros sueños, inquietudes, ilusiones, ….

 Tu pareja es uno de los mejores espejos que tienes en tu vida, lo que no aceptes de ella es un reflejo de algún conflicto tuyo interno, de algo que no aceptas de ti. Puedes pensar que el problema es de ella y que por lo tanto tiene que cambiar o puedes aceptar que has de cambiar algo de ti misma y agradecer la oportunidad de aprendizaje.

 Agradece sus “pruebas de amor” sin esperar que sean otras.

 Pídele a tu pareja lo que necesites, no es adivina, entendiendo y aceptando que a lo mejor no pueda, no sepa o no sea el momento adecuado.

 Vive cada momento, vive ahora …. no sabes si ese instante se volverá a repetir.

Elena Guillomía

Coach y Asesora de Habilidades Personales para la Mujer LB

info@consentido.com.es

www.consentido.com.es




There are 7 comments

Add yours
    • revistamirales

      Y es que al final estas cosas no están relacionadas con la orientación sino que están relacionadas con el amor y sus derivados. Muchas gracias!


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies