Kristen-Nelson despedida

Entrenadora de fútbol de un instituto es despedida al anunciar su futura boda con su novia

Kristen Nelson era entrenadora de softball en la escuela católica West Catholic High School hasta que ha sido despedida por casarse; más bien por querer casarse.

Si bien, en un caso similar, las familias apoyaron a la profesora despedida por casarse con su novia en esta ocasión han sido las mismas familias quienes se han ocupado de hablar con la dirección del colegio e indicarles su “preocupación” con respecto a la próxima boda de la entrenadora.

La escuela habló con Nelson y, según ella, le impresionó que las creencias católicas de la institución le hicieran imposible continuar enseñando si continuaba con sus intención de casarse con alguien de su mismo sexo.

 Esto llevó a Kristen, quien llevaba entrenando al equipo de softball cinco años, a abandonar la escuela en la que trabajaba y de la que se graduó en 2008, antes de que, supuestamente, la hubieran expulsado.
Me dejaron claro que si no me iba me despedirían.

En su Facebook, Kristen Nelson escribió que había tomado una dolorosa decisión.

Me ha quedado claro a través de las conversaciones que he tenido con el director de West Catholic High School, que tanto ellos como la Diócesis ‘enseñan una visión única del matrimonio’ ​​y que si continuara con María (su novia) en mi decisión de casarme, no podría continuar entrenando en West Catholic High School .Siempre intenté devolver algo a la comunidad de donde vengo, una comunidad que mi familia y yo siempre hemos amado y apoyado. Aunque siento que mi orientación sexual nunca ha entrado en conflicto ni ha entorpecido mi capacidad para desempeñar mis tareas de entrenadora, desafortunadamente, la dirección no está de acuerdo. Estoy dolida y casi decepcionada porque ya no podré continuar, pero espero que puedan entender que simplemente no puedo seguir trabajando en un entorno que se niega a apoyarme.

La escuela respondió con una declaración sobre Nelson, también en Facebook, que decía: “Estamos tristes y decepcionados por su renuncia, especialmente esta temporada de softball. En su carta de renuncia, indicó que la Iglesia enseña ‘una visión única del matrimonio’. Ella está en lo correcto, nosotros lo hacemos. Todos los que trabajan para West Catholic trabajan para la Iglesia Católica, ya sean administradores, maestros, miembros del personal o entrenadores. Deben compartir la Fe y las enseñanzas de la Iglesia. Cuando alguien vive fuera de la enseñanza de la Iglesia o participa en un comportamiento que no está en línea con la enseñanza de la Iglesia y se da a conocer públicamente, no puede cumplir su misión principal de predicar con el ejemplo“.
Sin embargo, la escuela negó que la suya fuera una posición de exclusión. “No significa que estamos juzgando a esta persona o que ella no es un miembro bienvenido y querido de nuestra comunidad. Ella lo es.




There are no comments

Add yours

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies