My summer of love

Hoy, una peli: “My Summer of Love”

Una historia de amor y desencuentro que te enamorará en cualquier estación del año

Hace ya 10 años, en 2004, antes de que Emily Blunt saltara a la fama con el filme The Devil Wears Prada, coprotagonizó esta deliciosa película junto a Natalie Press. My Summer of Love es una película con una iluminación sublime capaz de transmitir las sensaciones propias del verano vivido cuando eres una adolescente.

La historia transcurre en un pueblecito de Yorkshire, al norte de Inglaterra, en un verano en el que los caminos de Mona (Natalie Press) y Tamsin (Emily Blunt) se cruzan desembocando en un estío de crecimiento personal y de amor. Mucho amor y “algo más”, por supuesto.

Si bien es cierto que el primer plano descoloca al espectador y no se comprende (más tarde sí que se entiende), el argumento es directo. Sin dar más justificaciones, ni giros fílmicos, las dos protagonistas tardan sólo dos minutos en conocerse por primera vez. A partir de ese momento los personajes comenzarán a cobrar profundidad a través de sus acciones y conversaciones.

Mona y Tamsin son dos adolescentes viviendo ociosamente el verano. Son diametralmente opuestas. Mona es de clase baja, con una familia desestructurada, mientras que Tamsin es de clase alta y tiene, en teoría, una familia modélica. Mona vive arriba de un pub. Tamsin vive en una mansión. Mona conduce una vespino sin motor, a modo de bicicleta. Tamsin se desplaza en su caballo blanco. Mona es una idealista, mientras que Tamsin fantasea con, según ella misma, “licencia poética”. Pero no todo son diferencias.

Las dos parecen tener una vida vacía, con carencias emocionales evidentes y sufren de una incomprensión propia de su entorno y de su edad. Con este contexto y lo ociosa que puede llegar a estar una a los 16 años en verano, es lógico que Mona y Tamsin acaben refugiándose la una en la otra. De nada sirve que Tamsin se presente diciendo que la han expulsado de la escuela por ser “una mala influencia para las personas”. Poco a poco va creciendo la fascinación y la atracción entre las dos chicas hasta la culminación de su relación con momentazos estelares. Uno de ellos te hará una incondicional (si todavía no lo eres) de Edith Piaf. Otro, entre muchos momentos, te hará olvidar lo fría que puede llegar a estar el agua de un lago inglés, por mucho que sea la época estival.

Curiosamente, la película tiene mucho menos diálogo del que aparenta, puesto que hace un uso magistral de los silencios y del lenguaje no verbal de las actrices. Los diálogos son profundos pero están escritos con un estilo fluido y nada farragoso.

Una película recomendadísima a cualquier hora del día en cualquier estación del año y, de ser posible, en versión original, puesto que ambas actrices interpretan sus papeles con un acento clasista y de Yorkshire muy bien conseguido.

Chelocool

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=nXPRsGKbnp0[/youtube]




There is 1 comment

Add yours

Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies