Izando la bandera

Junio. Un mes repleto de grandes acontecimientos. En primer lugar mi cumpleaños. Sé que con eso bastaría pero, aunque parezca mentira, aún hay más. En segundo lugar, y no por ello menos importante, el Día Internacional del Orgullo LGTB (Lesbianas, Gays, Transgénero y Bisexuales), también conocido como Día Internacional del Orgullo Gay. Con motivo de esta celebración cientos de personas llegan a la capital para conmemorar los disturbios de 1969 en Stonewall, y recordar la primera vez en la historia que un grupo de ciudadanos gays, lesbianas y transexuales de Nueva York decidieron rebelarse contra las continuas intimidaciones y humillaciones que sufrían por parte de las autoridades y la sociedad de la época. Salieron a la calle para exigir el reconocimiento de sus derechos y marcaron el inicio de la liberación homosexual.

Durante toda la semana, las calles se llenan de color, pues las banderas arco iris, símbolo del “orgullo” prenden de todos los balcones, están presentes en todos los locales y, en la celebración de la gran fiesta pública, ondean en las carrozas y en las manos de cada uno de los manifestantes. Pese a todo, hay una bandera que suele estar ausente por ser bastante desconocida, y es la que representa a los bisexuales. Así que vamos a ver cuál es su origen y qué colores la forman.

Algunos bisexuales sienten que no encajan ni en la comunidad gay ni en el mundo heterosexual, y tienden a ser “invisibles” en público confundiéndose entre homosexuales y heterosexuales. Por ello, Michael Page, decidió diseñar una bandera del orgullo bisexual, para representar a dicha comunidad, y que fue desplegada por primera vez el 5 de diciembre de 1998. Era una petición que se venía realizando desde octubre de 1991 cuando tuvo lugar en Ámsterdam el Primer Congreso Internacional sobre Bisexualidad. En él se pedía la creación de un símbolo que estuviera presente en todas las manifestaciones del orgullo y en todo acto público llevado a cabo por los bisexuales.

La bandera bisexual se compone de tres franjas:

– La franja superior es rosa, ocupa el 40% de la bandera y representa la atracción sexual por el mismo sexo.
– La franja central es de color púrpura, resultado de la superposición de los colores de las dos franjas superior e inferior y representa la atracción sexual por ambos sexos. Ocupa el 20% de la bandera.
– La franja inferior es azul, ocupa el 40% de la bandera y representa la atracción sexual por el sexo opuesto.

La explicación de la bandera es el juego de la utilización de los colores rosa y azul, que se suelen identificar con los géneros masculino y femenino, pero que al mismo tiempo sirven para recordar que el color rosa se suele utilizar para identificar a los homosexuales, y el azul identifica a los heterosexuales. Con esos dos colores la mezcla da el púrpura o violeta, que representa a la persona bisexual que siente atracción hacia los dos sexos.

Hasta el momento, había otros símbolos utilizados por los bisexuales, como los triángulos rosado y azul sobrepuestos formando uno morado en su intersección. Pero a muchos homosexuales y bisexuales no les agradaba su uso debido a que fue el símbolo usado por el régimen de Hitler para marcar a los homosexuales, de la misma forma que la estrella de David usada por los judíos. Fue por ese motivo por el que se crearon las lunas bisexuales, para evitar así el uso de los triángulos que poseen un pasado directamente ligado al Nazismo.

Así que este año, quiero ver muchas banderas del orgullo bisexual mezcladas con las banderas arco iris y que Madrid se llene de color y alegría en esa gran celebración que es de todos.




There are no comments

Add yours

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies