Lesbian couple together in bed

Los problemas sexuales más frecuentes en una pareja lésbica

¿Sabes cuáles son los problemas que más afectan la vida sexual de una pareja de chicas? Aquí te contamos cuáles y son y cómo se solucionan. Afortunadamente solo requieren de mejorar la comunicación: 

  • No me atrevo a decirle a mi novia lo que me excita

 Son varias mujeres las que acuden a nuestra consulta psicológica online con problemas relacionados con su sexualidad. Algunas de ellas no terminan de asumir que son lesbianas o bisexuales, no aceptan su condición y eso les genera mucho sufrimiento. Otras tienen problemas con los roles de genéro, no les gusta asumir el tipo de conductas supuestamente asociadas a su sexo biológico y socialmente se exponen al rechazo. Por último y de lo que vamos a hablar hoy, algunas tienen problemas sobretodo para decir a su pareja qué es lo que les gusta.

VER: Carta de una mujer bisexual a una lesbiana

  • Cuando eres lesbiana pero no te gusta practicar sexo oral

 Marta tiene claro que le gustan las mujeres, muchísimo, pero siempre le pasa lo mismo: Cada vez que inicia una relación se espera de ella que practique sexo oral, sí o sí a su pareja. A ella nunca le ha gustado hacerlo, pero parece que por el hecho de ser lesbiana tiene que gustarte esa práctica. Además, Marta es la típica butch y gracias a los estereotipos también se espera que lleve todo el peso de la relación sexual. En realidad a Marta no le gusta dominar, detrás de su apariencia ruda, le gusta ser dominada y ser  parte más pasiva en los encuentros. Como colofón, nos contaba que le gusta que le practiquen sexo anal, tema absolutamente tabú en el mundo lésbico.

 

Eso le ha conducido siempre a la ruptura por que la imagen que de ella perciben no se corresponde después con su conducta. En realidad el mayor problema que tiene es que no habla, nunca ha pedido lo que quiere ni ha dado una negativa cuando no le ha apetecido hacer algo, ha llegado a la conclusión de que “hace lo que tiene que hacer”.¿Tiene Marta que cambiar sus gustos y poner más de su parte?, ¿es realmente eso posible y necesario? La respuesta es un NO rotundo.

VER: Guía de sexo seguro para mujeres que practican sexo con mujeres

  • ¿Cómo le comunico a mi pareja lo que me gusta?

 Lo más importante aquí es que se haya generado una relación de absoluta confianza y seguridad. Partiendo de esta base, os decimos unos cuántos trucos. Sea cual sea vuestro caso, os ayudarán a lograr ese “Oh my God” de la manera que más os guste. Vamos allá:

  • Empieza a hablar por esa boquita.
    Vas a tener que superar superar la incomodidad del momento, pero piensa una cosa, llevas años atrapada en una vida sexual que no te satisface, ¿no será mejor pasar 10 minutos de apuro que otros 10 años de infierno?
  • Comienza pidiendo otras cosas. Seguro que eres de esas personas a las que le cuesta pedir en general, no empecemos la casa por el tejado, pide cualquier cosa que te de vergüenza, (hay gente que no es capaz de decir a un camarero que le ha dado mal el cambio, ése puede ser el principio.)
  • Cuando hayas superado el practicar con otras cosas, es el momento del sexo. Prueba a decir simplemente monosílabos que indiquen a tu pareja lo que te está gustando o no, a veces las parejas también se aventuran y no tenemos que pedirlo explícitamente. “Sí”, “sigue”, “no”, “para”, “más abajo”, etc.
  • Acompaña con tu cuerpo, utiliza la comunicación no verbal para indicarle lo que te está gustando. Más gemidos, menos, más contoneo, menos…
  • Por último, siempre puedes sacar la conversación en algún momento de conexión y darle un enfoque divertido en vez de dramático. Sin bollo-dramas todo es más fácil. Y adelante, a disfrutar.

Raquel Moya, Psicóloga LGTB
¿Y Psi hablamos?




There are no comments

Add yours

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies