Los últimos tres zares eran abiertamente homosexuales

A principios del siglo pasado parecía que la homosexualidad estaba de moda: en esos años hubo una aparición masiva de intelectuales, hombres y mujeres, homosexuales en la escena cultural rusa. Muchas personas del entorno de los últimos tres zares eran abiertamente homosexuales.

En 1934 se introduce un artículo en el código penal en el que se recriminaliza la homosexualidad. La homosexualidad era un crimen contra la naturaleza y también contra la sociedad. Los actos homosexuales eran una traición al estado de los trabajadores y condenables a cinco años de trabajos forzados.

En 1984 hubo un intento de crear la primera organización gay por parte de varios homosexuales de Leningrado pero no tuvo éxito gracias a la intervención del KGB.

En abril de 1993 el presidente Borís Yeltsin eliminó el artículo 121; la homosexualidad dejó de ser un crimen o ilegal. Aunque esto trajo un fenómeno de aceptación de la homosexualidad en la sociedad rusa, sólo un 2,3% de los rusos no tenían ningún problema con la homosexualidad; la gran mayoría consideraba tener problemas y una proporción significante pensaba que la solución para la homosexualidad es el asesinato de los que son descubiertos.

La homofobia todavía está muy extendida y muchos son víctimas de violencia social y gubernamental. Y el gobierno todavía se opone a las organizaciones LGBT equiparándolas a organizaciones criminales.

En 2002 los conservadores introdujeron una propuesta de ley para recriminalizar la homosexualidad, acusándolos de la rápida expansión del sida y la decadencia moral de la sociedad.

La Iglesia ortodoxa rusa, muestra tradicionalmente una fuerte oposición a la homosexualidad. En 2003 un cura ortodoxo casó a una pareja de gays en su capilla, el cura fue expulsado de su puesto y la capilla fue demolida.

En 2006 y 2007 se produjeron altercados en la marcha del orgullo gay de Moscú y en ambos casos los manifestantes, sufrieron ataques violentos. A pesar de todo esto, existe un lento renacer de la subcultura homosexual y en muchas ciudades existen grupos locales trabajando por los derechos de los homosexuales.




There are no comments

Add yours

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies