me gustan las mujeres

Me gustan las mujeres pero nunca he estado con ninguna

Eres bisexual, lo sabes desde que eras pequeña pero es cierto que nunca has dado el paso a tener una relación con una mujer. Siempre has tenido novios por que digamos que eran los más asequibles, los que estaban más a tu alcance y alrededor. Nunca has salido por el ambiente y además, alguna vez también te ha pasado que cuando has dicho que eras bisexual, automáticamente esa mujer lesbiana que te gustaba tanto y a quién parecía que gustabas, perdió el interés en ti, (increíble pero cierto, sucede, sucede, la bifobia está hasta dentro de nuestro propio colectivo.) Y ahora te has plantado con tus 30 y pocos años, con muchas ganas pero con ninguna experiencia. Resulta que has conocido a una mujer y estás enamoradita hasta las trancas, y ¡por fin!, parece que te corresponde y todo va viento en popa. Últimamente notas que se acerca el momento de llegar a la cama,  y hablando mal y claro: Estás cagadita viva.

VER: Carta de una mujer bisexual a una lesbiana

¿Qué hago en mi primera vez?

Estarás pensando que quieres que todo salga bien, que va a notar que no tienes experiencia, que va a ser un desastre, que cómo se toca a una mujer, que no vas a saberla hacer disfrutar… y un largo etcétera de pensamientos negativos que se te agolpan en la cabeza. Voy a pasar a darte algunos consejitos para que puedas perder el miedo y disfrutar de esta experiencia tan ansiada, que de eso se trata, de disfrutar. Allá van:

VER: Lesbianas: mi primera vez

Consejos para tu primera vez con una mujer

  • Relájate: Esto no es un un exámen, no es que tengas que “pasarlo”, es una vivencia, va a ser un momento mágico para ti y todo lo que suceda será bueno, así que tranquilamente.
  • Presta atención a su cuerpo: Mira si se mueve más, si aprieta los músculos, escucha su voz y la intensidad. Te dará pistas sobre si lo que estás haciendo le está gustado o no.
  • Piensa en qué te gusta a ti: Es cierto que cada mujer es distinta, pero algunas cositas sí tenemos en común. Prueba a tocarla como si te tocaras a ti y mira qué sucede, recuerda cómo te gusta que te lo hagan a ti y que eso te sirva de base para empezar, luego ya irás descubriendo sus particularidades.
  • No quieras hacerlo todo en un día: No hay prisa ninguna. Quizá la primera noche sean solo besos, caricias y algunos tocamientos pero no haya orgasmo, ¡y no pasa nada! Todo llega, calma.
  • Empápate de películas lésbicas: Sí, sí, ¿por qué no un buen maratón de pelis que además te ayuden a instruirte un poco? Below her mouth y La vida de Adele pueden ser dos buenas opciones.
  • Si te apetece, díselo: Quizá sincerarte y simplemente decirle llegado el momento que es tu primera vez te ayude a estar con menos miedo. Ella no necesita a una mujer super experimentada, te necesita a ti que eres quien le gusta.
  • Pregúntale si le gusta: ¿por qué no?, muy sencillo, “¿te gusta así?”, “¿sigo?”. Preguntando se llega a todas partes 🙂

En resumen y lo más importante es que te olvides un poco de si lo harás bien o mal. El tiempo te dará el conocimiento necesario sobre qué le gusta, ¿y sabes qué? también al revés, también se lo dará a ella sobre ti. Y a divertirse. Que de eso va la vida.

Raquel Moya, Psicóloga LGTB
¿Y Psi hablamos? 




There are no comments

Add yours

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies