Megan Rapinoe y Sue Bird, dos íconos en la lucha por la igualdad de derechos en el deporte. Sucesoras de leyendas como la gran Billie Jean King.