Pasar al contenido principal
, publicado el 24 Enero 2018
Una pareja de lesbianas está demandando al gobierno de los Estados Unidos después de que le negó la ciudadanía a uno de sus hijos.

La ciudadana estadounidense Allison Blixt y su esposa italiana Stefania Zaccari tuvieron dos hijos en Londres. A Massimiliano, a quien Blixt dio a luz, se le ha otorgado la ciudadanía estadounidense, pero su otro hijo, Lucas, a quien Zaccari dio a luz, ha sido rechazado.

Cuando se trata de otorgar la ciudadanía estadounidense, al nacer los niños en el extranjero, la regla del Gobierno es que "al menos uno de los padres (padre o madre) biológicos debe haber sido ciudadano estadounidense cuando nació el niño". El Departamento de Estado de EE.UU no ha comentado sobre las acusaciones.

Una demanda similar también ha sido presentada por la pareja formada por Andrew, que tiene doble nacionalidad canadiense-estadounidense, y Elad, nacido en Israel.

Los padres, que están casado, ​​tienen dos hijos gemelos, Aidan e Ethan, pero solo a uno se le ha otorgado la ciudadanía estadounidense, a pesar de que las autoridades canadienses reconocen a ambos niños como hijos de la pareja.

Blixt y Zaccari también constan como madres legales de ambos hijos en los certificados de nacimiento, y la ley en Gran Bretaña las considera a ambas como las madres de sus hijos (suena un poco retorcido pero es así), según la demanda presentada en Washington DC.

Lucas, que tiene dos años ahora, llama a Blixt mami, como lo haría cualquier otro niño, pero supuestamente le dijeron a Blixt que no podía ser registrado como su hijo porque no era su pariente consanguíneo (según ellos no estaban casadas en el momento del nacimiento) y porque Zaccari, que lo concibió con esperma de donante, no era ciudadano estadounidense.

Sin embargo, los abogados de Zaccari y Blixt, nacida en Illinois, dicen que estaban legalmente casadas ​​en su hogar adoptivo de Inglaterra antes del nacimiento de sus hijos.

La demanda dice que en el consulado de los Estados Unidos "a Stefania y Allison se les hizo una serie de preguntas invasivas y legalmente irrelevantes sobre cómo habían concebido y cómo habían nacido sus hijos".

La decisión viola la Ley de Inmigración y Nacionalidad que establece que "los bebés nacidos en el extranjero son ciudadanos estadounidenses al nacer cuando uno de los progenitores del niño es un ciudadano estadounidense casado", dice la corte.

Después de que una ley contra el matrimonio entre personas del mismo sexo fue anulada en los EE.UU, en 2013, se permitió a las parejas del mismo sexo, como las parejas heterosexuales, que traigan a sus cónyuges extranjeros a Estados Unidos.

Pero el mismo fallo no cubrió a los hijos de parejas del mismo sexo, y los defensores legales dicen que esto es discriminatorio.

Blixt le dijo al Washington Post que rechazó la oferta de convertirse en la madrastra legal de su hijo y lo trajo a los Estados Unidos como inmigrante.

Comparte este artículo
loading...

Comentarios 0

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.