Las críticas a la presentadora se han multiplicado en esta cuarentena