kiss me 01

¿Qué hacer cuando te enamoras de la hija de la futura esposa de tu padre después de anunciar tu propia boda?

 

¿Qué hacer cuándo, de un flechazo, te enamoras de la hija de la futura esposa de tu padre justo después de anunciar tu propia boda?

Complicado, ¿verdad? ¿Y si a esto le sumamos el hecho de que te has comprometido con un buen hombre que ya hace planes de tener hijos contigo?

Dos enlaces (aunque uno que deja de ser deseado por una de las partes), corazones partidos, complejo enredo familiar de por medio, nuevos sentimientos que afloran, miedo a hacer daño al otro o la otra… En medio a todo esto, un hecho incuestionable: dos personas se han enamorado. El momento, quizá, no podría ser más inadecuado. El amor tiene de estos caprichos… Puede sonar a dramón, pero no. Kyss mig consigue escapar de todos los clichés. Desde luego, la historia gira alrededor de un encuentro (y unos cuantos desencuentros familiares). De los conflictos que surgen cuando las cosas no salen según previsto. Sin embargo, el abordaje es tan honesto, tierno, transparente y cercano que resulta imposible no involucrarse. De espectador pasamos a ser casi miembro de las familias de Mia y Frida.

Mia (Ruth Vega Fernández) y Frida (Liv Mjones), ambas treintañeras, se conocen en la fiesta de compromiso de sus padres. Lasse (Krister Henriksson), el padre de Mia, está a punto de casarse con la madre de Frida, Elizabeth (Lena Endre), lo que hará que Mia y Frida pasen a ser hermanastras. Mia, que hacía mucho que no iba a visitar a su padre, llega acompañada de su novio, Tim (Joakim Nätterqvist), con quien se ha comprometido. Con la intención de acercar a su hija al entorno familiar de Elizabeth, Lasse incentiva que las tres (Elizabeth, Mia y Frida) pasen más tiempo juntas, a fin de que puedan conocerse. Incluso porque la hija había estado mucho tiempo lejos y, al contrario que Oskar (Tom Ljungman), su hijo menor, con quien Frida tenía una relación cómplice y amigable, ella necesitaba integrarse. Al final, dentro de poco, todos serían parte de una misma familia.

Ante la proposición de que las tres vayan a pasar el fin de semana en la casa de Elizabeth, Mia, a pesar de no demostrar mucha ilusión, accede a ir. Prácticamente aisladas de todo, tendrán tiempo de disfrutar de la bella naturaleza del lugar y de la compañía mutua. Incluso más que esto.

Tras una noche de pasión, tendrán que lidiar con diversas situaciones delicadas: Tim las va a rescatar ya que el coche de Frida falla. Durante el viaje de regreso, sólo habla de la boda. La tensión casi las sofoca. Por mucho que Mia intente controlarse y ser racional, la atracción que siente por Frida se lo impide. La pasión hace que salten chispas cuando se entrecruzan las miradas. Como inevitablemente ellas siguen coincidiendo y una cosa lleva a la otra, ellas vuelven a encontrarse a solas y tener momentos de intimidad. Pero se acerca la fecha de la boda de Mia y Tim. Frida, sólo con  escuchar cualquier mención sobre el enlace, se agobia. Desesperada por compartir con alguien lo que la aflige, opta por sincerarse con su madre, quien la hace ver lo complicado que es apostar por esta historia: Mia está a punto de casarse con Tim y, además, es hija de su futuro padrastro. Sin contar con que la propia Frida tiene novia. Lo sucedido no tarda en llegar a los oídos de Lasse, padre de Mia. Y a los ojos de Tim, que las pilla in fraganti.

He ahí el clímax de la película, muy bien construido por cierto. Una vez que todos los involucrados ya están al corriente de lo que está sucediendo, las expectativas se centran en el desenlace de la trama, que no decepciona.

Basada en una historia de Josefine Tengblad (que interpreta a la novia de Frida) y Alexandra-Therese Keining, esta última también directora de la película, Kyss mig es un proyecto que ambas abrazaron desde su fase embrionaria. Una vez más, asistimos una película de temática lésbica que es el producto del empeño personal de las dos personas que lo llevan a cabo y, no por casualidad, asumen diferentes funciones en la producción. El tour de force de Alexandra  y Josefine se hace notar en la manera en que cuidan los detalles de su película. El guión, con buenos diálogos y situaciones plausibles, sin dejar de ser romántico, es eficiente e inteligente. Las escenas de beso y sexo no son forzadas y las situaciones no son pretexto para culminar en una cosa u otra. Además, el dúo es profundo conocedor de la historia que cuentan y de sus personajes. Todo esto ayuda a hacer que los personajes parezcan reales y las situaciones, verosímiles.

Es interesante ver que la película no huye de temas delicados. La reacción inicialmente homófoba del padre de Mia (aunque él tratara de disimularla), es un ejemplo. No le parecía mal que la hija de su esposa fuera lesbiana pero reconocer que su hija también lo es le cuesta. Hasta que las circunstancias no le afecten directamente, quizá no demuestre lo que verdaderamente piensa.

También aborda el cuestionamiento y aceptación de la propia sexualidad. Mia, después de acostarse con Frida, le dice: “Yo no soy como tú”. Desde luego que no: Frida vive con su novia y las personas de su entorno lo saben. El tipo de relación que mantenía Frida con Elin (Josefine Tengblad) y la forma en la que ella encara su vida deja ver que la normalización social se conquista siendo una honesta consigo misma y viviendo su rutina sin hacer demasiadas concesiones. Mia, que ya se había relacionado con otra mujer en el pasado (Frida, en uno de los encuentros furtivos que tiene con Mia le dice: “Yo no fui la primera mujer con la que estuviste.”), prefirió encarar aquello como un desliz (que mantiene en secreto) y casarse con un hombre.

Actual y romántica, esta historia de amor, aunque, reitero, logre huir de muchos clichés, puede no ser original del todo (los aeropuertos en los bollo dramas suelen tener mucho pegue: casi siempre una se escapa cuando da la relación por imposible o perdida. ¿Os acordáis? En Rosas rojas, la florista decide marcharse). Pero la verdad, esto no supone una gran diferencia: Kyss mig está muy bien realizada (bella la fotografía, bella la puesta en escena) y emociona. Hace suspirar y pensar en que ciertas oportunidades no deben ser desperdiciadas, sobre todo cuando la vida te brinda una segunda oportunidad. Tras verla entran incluso ganas de ir a encontrar a tu novia esté donde esté si no la tienes a tu lado. O simplemente coger el primer vuelo con destino a Barcelona: Frida no puede terminar sola.

Tal como Cuando cae la noche (When night is falling) y Media hora más contigo (Desert hearts), Kyss mig ya nace clásico.

With every heartbeat / Kiss me (Kyss mig). De: Alexandra-Therese Keining. Con: Ruth Vega Fernandez, Liv Mjönes, Lena Endre, Krister Henriksson, Joakim Nätterqvist y Tom Ljungman. Suecia, 2011, 105 min.

https://www.youtube.com/watch?v= http://www.youtube.com/watch?v=qL0up-CNCHg

 




There are 18 comments

Add yours
  1. JOAHANA

    Jajaja. Qué gracioso eso de los bollodramas y los aeropuertos. Es bueno saber que no soy la única que tomó un avión rumbo a lo desconocido por una ruptura…!!!

  2. Aroa

    Quiero verla!! Sólo de leer la historia y ver las fotos me he puesto tierna y he tenido que ir a la habitación a darle besitos a mi novia jeje. Ayer estuve viendo la película Eloïse con una amiga(que ya había visto el verano anterior) y me gusta bastante pero parece que soy la única que ve algo especial en esa peli porque a mis amigas nos les gusta. ¿la habeis visto? Y ¿Qué os parece?

  3. Aroa

    Eloïse trata de dos chicas jóvenes muy diferentes y muy guapas(por cierto) que se enamoran en la universidad, una de ellas es lesbiana y la otra tiene novio pero por detrás tiene una trama psicológica interesante… Y ya no cuento mas que si no te estropeo la peli jeje. Está en castellano, te la recomiendo;) cuando la veas me cuentas

  4. Mar

    El mundo de las lesbianas está lleno de historias rocambolescas…, igual algún día se normaliza. Supongo que cuando nosotras nos normalicemos, que no es poco… Un poquito más de empoderamiento hace falta…
    El título bien podría ser “Los padres de las novias”, que van y se lían…, y ahí es donde estaría la gracia…
    Para tomarnos poco en serio, ya están los heteros y los heterocuriosos…

  5. Anana

    No me gustan estas pelis y a mi novia le encantan. Hace tiempo que no vemos una película juntas… salvo ‘Parque Jurásico’, que nos encanta a las dos.

  6. Laniss

    Hace mucho vi esta cinta. Es interesante, a veces, deseo que desarrollen mas los personajes lesbicos, pero paso a paso se ira logrando. Es linda la película.

  7. Reich

    Ohhh me enamora esta peli!! muy bonita, hacía tiempo que no veía una peli de lesbis que tenía un final bonito! siempre tienen finales súper dramáticos!


Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies