heterocuriosa

¿Qué puedo hacer si me gusta una heterocuriosa?

La conociste un día cualquiera. Una noche en un bar del montón que fuiste a tomarte unas cañas con unos conocidos. El típico día que te ofrecen un plan regular pero que como estás medio de bajón te dices: “Venga, voy.” Cuando ella entró ya te gustó. Se empezó a tejer como una tela de araña invisible a vuestro alrededor y rápidamente se creó complicidad.

VER: Confesiones de una ex heterocuriosa

Os despedisteis dándoos los números y al día siguiente quedasteis. Ese día te lanzaste y le diste un beso. Las subsiguientes veces escalabais juntas en lo que cada vez iba siendo más parecido a una relación sentimental. Todas y cada una de las veces que os acercáis más, ella te dice que no le gustan las mujeres, habla de que no le gustan las lesbianas, habla en negativo, habla incluso de asco. Ves que realmente se siente mal cuando algún encuentro sexual se da. No sabes qué hacer.

Consejos para identificar su sexualidad.

Cuando una mujer dice que es hetero lo primero que debemos es observar su conducta.  Fíjate en si su conducta y lo que dice van en la misma dirección o por el contrario son incoherentes. Si hay coherencia entre lo que dice y hace, sigue con tu vida, ella no te corresponde. Veamos algunos ejemplos de esto en los que deberás poner tu atención para descubrir si por el contrario, hay incoherencias:

  • Dice que no quiere besarte pero te mira a los ojos con intensidad y frecuencia. Te mira también a la boca.
  • Dice que no le gustas pero eres la primera persona con la que habla y comparte la cotidianidad del día.
  • Dice que le da asco tener relaciones con mujeres, pero las ocasiones en las que habéis tenido un contacto sexual, sea éste breve o largo, has sentido claramente su excitación.
  • Te llama “novia”o utiliza apelativos cariñosos.
  • Te busca y quiere pasar tiempo contigo, más de lo que una amiga suele necesitar.
  • Hay urgencia en esa búsqueda.

Muy bien, le gusto, ¿y ahora qué hago?

Todo esto son pistas de que realmente a esta chica le gustas y es posible que estemos hablando de un problema de rechazo hacia ella misma que proyecta en ti. Me gustaría que observaras si este tipo de incoherencias se dan. Si es así nos encontramos ante un problema de aceptación de su bisexualidad u orientación lésbica. En este caso debes plantearte dos cosas importantes para decidir si insistir o no:

  1. ¿Esta situación está provocándote daño emocional?
  2. ¿En qué medida te está afectando?

No es tu misión sacar a nadie del armario ni curar a otras mujeres de su lesbofobia o rechazo hacia su orientación sexual y es posible que esto esté haciéndote sentirte mal contigo misma. Si has llegado a este punto, intenta mantener una amistad con ella y sugiérele hacer terapia psicológica, para eso están los profesionales. No merece la pena sufrir por nadie cuando claramente el problema es suyo. Puedes ayudarla si ella se deja  pero recuerda que nadie cambia si no hay motivación de cambio.

VER: Lesbianas lesbófobas

Según cómo te esté afectando la situación así deberá ser la distancia entre ella y tú. Si lo llevas bien y no te lo tomas como un rechazo personal hacia ti, podrás permanecer cerca, disfrutar de los encuentros que se den durante su proceso de aceptación y dejarle espacio para que se redescubra como mujer bisexual o mujer lesbiana. No obstante, si te está destrozando, lamentablemente te recomiendo que te alejes lo máximo posible. Si es la mujer de tu vida, encontrará el camino de vuelta hacia ti.

Raquel Moya, Psicóloga LGTB
¿Y Psi hablamos?  




There are no comments

Add yours

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies