mala en la cama

¿Soy mala en la cama?

En la cama o en cualquier otro lugar donde te guste compartirte eróticamente, ¿has dudado alguna vez de tus habilidades como amante? Algunas somos más inseguras que otras, pero es más que habitual que nos cuestionemos en lo que a dar placer se refiere. ¿El motivo? La terrible educación sexual que recibimos y que nos hace creer que la sexualidad es cuestión de recetas y de un solo modo.

www.mirales.esSea cual sea tu educación sexual, siempre conviene recordar que mantenemos relaciones por diversión, para disfrutar. Así que, ¡cuidado con convertirlo en una tarea! No es trabajo, es placer. A veces, el papel de “supermujer” incluye una escena de “superamante” y la presión en este caso es mucha (¿le gustará así?, ¿pensará que no lo hago bien?, ¿se notará que nunca he hecho esto?) ¡Olvídalo! Sois dos personas (o más, si os apetece) tratando de pasar un buen rato: sin obligaciones, sin agobios y sin presiones de ningún tipo. Además, siempre hay una segunda oportunidad.

¿Cómo aprendemos a besar, a acariciar, a dar y a recibir placer, a dejarnos llevar? Cada una de nosotras tendrá una experiencia, pero es más que probable que se relacione con una de estas técnicas:

Ensayo-error: la forma de aprendizaje por excelencia y una de esas estrategias que todas hemos utilizado, voluntariamente o no; porque a veces no hay opción. Nos tiramos a la piscina a probar suerte y, según vamos cometiendo errores y corrigiéndolos, mejoramos la técnica. ¿Qué significa eso exactamente? Que aprendemos poco a poco lo que nos gusta y lo que le gusta a nuestra compañera o compañeras. ¿Lo ideal? Complementar lo máximo posible esta opción con información fiable y real, te ayudará a sentirte más segura.

Imitación: Para imitar necesitamos modelos y en lo referente a la erótica, un tema todavía tabú, no contamos con demasiados. Así, nos resignamos a buscar la imitación de películas, de lo que amigas y amigos nos cuentan, de lo que nos enseñan nuestras parejas y algunas de nosotras también de la pornografía. A quién o qué imitamos es clave, como ya sabes, así que no está de más recordar algunas cosillas clave:

1. La pornografía está ideada para excitar, pero no para educar. Es decir, disfruta cuanto te apetezca con una buena fotonovela o película; pero no confundas escenas sugerentes y estimulantes con lo que a tus parejas pueda gustarles; no tiene por qué ser así.

2. Lo que vuelve locas a unas,  puede aburrir a otras. Tendemos a pensar que hay recetas universales, instrucciones que, si seguimos, podemos volver loca a cualquier mujer que se nos ponga delante. Pero la sexualidad es mucho más rica, más variada y compleja. Como en la cocina, a unas nos gustan los guisos de cuchara, a otras los platos fríos y otras nos apasionan con los postres; y, por muy ricas que nos salgan las natillas, si damos con una pareja a la que no le gustan, más nos vale cambiar de menú. Además, por mucho que nos gusten, acabaríamos aburriéndonos si desayunáramos, comiéramos y cenáramos siempre natillas.

3. La ficción, mejor en la televisión. No es algo nuevo que algunas mujeres fingen el placer, aunque cada vez tiene menos sentido: las relaciones eróticas ya no sólo se centran en el placer de la pareja, sino de que nos estamos convenciendo (más despacio de lo que nos gustaría a algunas) de que nuestro placer es, cuando menos, igual de importante. Así que, aunque no podamos asegurarnos de la sinceridad de nuestras parejas, podemos crear un clima de confianza que ayude a que no haya necesidad de mentir; y, por supuesto, ser nosotras mismas sinceras sobre lo que nos gusta y lo que no.

Repetición: ¿Se te ocurre una forma mejor de mejorar tu técnica? Practicar lleva a la perfección, así que repetir y volver a hacer aquello que más nos gusta hace que poco a poco vayamos mejorando y disfrutando más cada vez.

¿Y se te ocurre algo más excitante que ver a alguien excitado? La erótica es tan variada como puedas imaginar: cada encuentro es diferente. Lo que con una pareja nos encantaba con otra puede no ser lo que más nos apetezca; lo que un día nos parece muy excitante otro día puede parecernos aburrido. Sin recetas, sin varitas mágicas y sin ideas universales. Porque todas las mujeres, todas las personas somos diferentes, con nuestras peculiaridades y nuestra propia biografía; y lo que en un momento nos excita puede no gustarnos más adelante y a la inversa.

No busques trucos, claves estandarizadas ni ingredientes mágicos. Puedes escuchar sugerencias, ideas que no te habías planteado y propuestas a partir de las experiencias de otras personas; pero sólo tú puedes decidir qué incluir y qué no en tus encuentros sexuales. Innova, imita lo que te gusta y practica; y si te equivocas, aprende del error. Pero sobre todo, siéntete libre y déjate llevar.




There are 18 comments

Add yours
  1. Niké

    Los comienzos siempre son difíciles! hace poco que descubrí(..) que me gustaban las chicas y la verdad no sabes si eres buena/mala… fuera de estipulaciones, si sabes dar placer a la persona!al principio yo diría que más que todo son inseguridades porque aunque seas mujer también siempre has escuchado cómo dar placer a un hombre pero a una mujer nunca! entonces es como terreno muy inexplorado por lo menos para las que cambiamos de lado jejeje. Pero bueno, cómo todo, a base de experiencias se concede el aprendizaje!! jaja

  2. Aroa

    No hay nada mas placentero y divertido que explorar tu propio placer y el de tus parejas sexuales, lo demás olvídalo, son todo convenciones sociales…comparto todo lo que dice el artículo

  3. Selene

    es logico algo asi,la actitud es fundamental,dejarse llevar y solo pensa en disfruta y hacer disfrutar,el resto puede espera un ratillo jajaja,besitosss

  4. Julia

    Es cierto, pero si tu pareja es mala en la cama y no aprende, ocurre que pasan los meses y llega un momento que no se te apetece ponerte a ver si ha mejorado, asi que acabas en la paradoja de la muerte en la cama …. y obviamente muy necesitada.
    Probar es bueno, pero hablar e investigar es imprescindible ….y ante todo escuchar y aplicar …
    Buen post

  5. G.

    Hay gente que es mala en la cama, mala con todas las letras. Esta claro que el primer dia no conoces a la otra persona, ni sabes como reaccionais juntas, pero cuando pasan los meses, pones todo de tu parte comunicandole lo que quieres, lo que te gusta, lo que te apetece probar y todo sigue igual… Te frustras, al menos a mi me ha pasado. Me desquiciaba al ver que yo cada dia conocia mas su cuerpo, todo lo que le gustaba, como le gustaba, cuando le gustaba y todo lo que no, y que ella siguiera tan perdida como el primer dia… No lo entiendo… Al final la pareja se muere, aun que fue por muchas otras cosas, pero una de ellas fue el aburrimiento en la cama, el verla y que no te apetezca hacerlo hasta que ya estas muuuuy necesitada y es ya por puro impulso fisico animal, aun que a veces casi es mejor dedicarte ese tiempo a ti misma, seguro que los resultados son mejores… Yo al final me descubria pensando en otras cosas (que no personas) mientras lo haciamos, y en ese momento ya me di cuenta de que la famosa muerte en la cama estaba muy presente…

  6. Clara

    Lo de ser bueno o malo en la cama es algo muy subjetivo. Es verdad que hay gente que va perdida y otras personas que van más sueltas. Sin embargo es muy dificil decidir quien lo hace mejor porque lo bueno de todo es que en la variedad esta el gusto. Lo que para ti puede parecer malo, para otra persona puede ser lo mejor del mundo.

  7. Eden

    Bueno eso es muy subjetivo porque puedes ser un autentico desastre para alguien y un maquina para otra persona…
    Debería ser: Eres buena o mala en la cama pero según con quien.

  8. maria

    estoy muy de acuerdo con algunos comentarios. La verdad es que puedes ser toda una máquina del sexo para una persona y no durar ni un asalto para otra. Lo mejor es probar con varios para sacar una buena cantidad de conclusiones. jajaja

  9. CAPRICHOYPLACER

    Las personas no son buenas o malas en la cama pues cada uno es un mundo y no a todos les gusta lo mismo.
    Para ser buena en el sexo lo importante es conocer los gustos de tu pareja y uscas generar placer dejándote llevar.


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies