celos de la ex de mi novia

Tengo celos de la ex de mi novia

Nunca había sido celosa. Es verdad que siempre me he sentido una mujer muy segura de mí misma, con un buen círculo de amistades y confiada. No suelo sentirme eclipsada por nadie y no veo a otras mujeres como rivales, incluso aunque alguna vez haya visto coqueteo claro por parte de mi novia con otra mujer, no me sentía amenazada, hasta me divertía verla en acción. Pero hace unas pocas semanas su ex con la que no se hablaba desde hacía medio año, ha vuelto a su vida, la ha perdonado y se han reconciliado como amigas. Cuando me dijo que había quedado con ella para tomarse unas cañas me quedé de piedra, no supe ni qué contestar, me salió un “ujum” tan helado como el aliento de un reno.

 ¿Por qué siento celos de la ex de mi novia?

Los celos son una emoción que surge directamente por que vemos amenazado un vínculo o nuestra relación con alguien. Es necesario primero que se de en nosotras un sentimiento de propiedad o pertenencia, es decir y en pocas palabras, creemos que esa persona es nuestra y ahí está el error.

A las personas nos gusta mucho generar falsas seguridades. Generamos seguridad a través de nuestro trabajo, a través de la familia, de nuestra novia, largo etcétera. Es una sensación que proviene de nuestra infancia y que responde a la necesidad de sentirnos protegidas que teníamos cuando éramos niñas, por que en esos momentos sí necesitábamos verdaderamente a nuestros padres y de otras personas para sobrevivir, pero ahora ya como adultas, no. Sin embargo, esa necesidad se queda ahí muchas veces, y convertimos a las personas en símbolo de esa seguridad en vez de sentirla en nosotras mismas, lo cual genera dependencia y puede llegar a generar también celos patológicos si llega el momento en el que ese vínculo pueda estar en peligro.

VER: La ex de mi ex es la ex de mi novia.  

4 tips para dejar atrás los celos:

  

  1. Identifica la emoción. Fíjate en que estás sintiendo celos y entiende que éstos privienen de TU interpretación de peligro, no necesariamente de un peligro real. Una vez lo comprendas, no les dejes tomar el control. Puedes decirte frases como: “Mi relación no está en peligro”, “confío en mi novia”. Nada de bollodramas.
  2. Comprende que los celos responden a esa falsa necesidad de seguridad que tenemos a veces. Ahora eres una mujer adulta, no necesitas a ninguna otra persona que dé seguridad a tu vida, no necesitas la protección de nadie ni a nadie en concreto para sobrevivir. Ya tienes en ti todas las herramientas para cuidarte y ser feliz.
  3. Suelta. Deja libre a tu novia. Solo desde la libertad alguien puede amarnos profundamente y de forma real. Si intentas atarla corto, la cuerda se tensará y se romperá. ¿No quieres que te elija libremente?
  4. Trabaja la confianza en ti misma. Ella decide todos los días estar a tu lado, ¿no crees que podría no estarlo? Si está ahí por algo será, ve algo en ti. Redescubre tus cualidades y potenciales, valórate, trabaja tu autoestima y verás como a medida que vayas ganando confianza en ti, la ganas en ella y la relación. Va a dar igual si se ex está o no en su vida por que tu brillarás.

Recuerda: Nadie está obligada a estar con nadie, ¿te da eso una pista también sobre sus sentimientos hacia ti? Disfruta del tiempo que te concede, da las gracias y vívelo desde el amor, desde el deseo de dar y recibir, no desde la dependencia.

VER: Las claves de una relación sana.

Raquel Moya, Psicóloga LGTB
¿Y Psi hablamos?  




There are no comments

Add yours

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies