Ana_primera_activista

Theo Anna Sprüngli, la primera activista lesbiana

Theo Anna Sprüngli (1880-1953), más conocida por su seudónimo de Anna Rüling, fue la primera activista lesbiana conocida de la historia, así como la primera mujer de la época contemporánea en proclamar públicamente su homosexualidad. Periodista de formación y profesión,  sus numerosas manifestaciones acerca de su posicionamiento político y de su orientación sexual sirvieron para dar un impulso significativo a la lucha por el reconocimiento de los derechos de las lesbianas. Desde su activa y profunda implicación política con la causa, alentó a las mujeres homosexuales a luchar dentro del movimiento de liberación homosexual. El suyo fue el primer discurso lésbico-político pronunciado frente a un aforo numeroso. En un momento de reformismo social y político, sus palabras fueron el eslogan de aquellas que quisieron alcanzar una igualdad real y se convirtieron así en proclamas no sólo de la lucha lesbiana y del propio movimiento LGTB, sino en los argumentos que manejaría el feminismo moderno a lo largo de todo el siglo XX.

Sus principales líneas argumentales fueron, en primer lugar, que los movimientos feminista y homosexual estaban relacionados por luchar ambos contra el patriarcado machista y, en segundo lugar, afirmó que la orientación homosexual era innata e imposible de cambiar y que los intentos de imposición de un comportamiento sexual que no fuera el propio podían ser causa de profundos daños personales y sociales.

La pelea de Anna Sprüngli debemos situarla en el contexto de apertura que se vivió durante las primeras décadas del siglo XX en una Alemania reformista, que experimentó numerosos procesos de transformación social, entre ellos profundos cambios en la reivindicación política de la comunidad homosexual. De 1870 a 1940 se produjo un cambio en la percepción de la homosexualidad en Europa, un cambio que generaría el movimiento homosexual, al que pertenece el movimiento de liberación LGBT contemporáneo y del que se desprende el discurso de nuestra protagonista. Dicho movimiento nació en Alemania e inmediatamente después se extendió por Europa Occidental y Estados Unidos, fundándose en 1928 la Liga mundial por la reforma sexual, una organización internacional que, entre otros objetivos, buscaba la aceptación de la homosexualidad. Se denomina por tanto primer movimiento homosexual al movimiento de lucha por los derechos LGBT que se dio en las primeras tres décadas del siglo XX, principalmente en Alemania, pero también en otros países de Europa y en Estados Unidos. Habitualmente se sitúa el comienzo del primer movimiento homosexual con la creación en 1897 en Berlín, del Wissenschaftlich-humanitäres Komitee (Comité cultural y humanitario), de manos de Magnus Hirschfeld. Este comité fue la primera organización homosexual del mundo,  cuyo objetivo era la eliminación del artículo 175, que penaba la homosexualidad.

En este escenario debemos situar la lucha de Sprüngli. A pesar de que a las mujeres, en aquel momento, dicho artículo no les afectara, en el desarrollo del movimiento de liberalización homosexual, el movimiento femenino tomó mucha fuerza. Por ser mujeres y homosexuales, las lesbianas estaban sometidas a una doble discriminación en la época y, por tanto, la fuerza de la lucha activa fue también doble. El movimiento de liberación homosexual femenino, liderado por Sprüngli y por otras intelectuales del momento, quiso revertir la situación de las mujeres homosexuales al margen del movimiento liderado por los hombres ya que, en diversos momentos, este se presentó como un movimiento misógino. Como consecuencia, los esfuerzos de las lesbianas se centraron más bien en el movimiento feminista que en el de liberación homosexual, a pesar de que el Bund für Menschenrecht de Radszuweit poseía, desde 1923 una sección femenina en Berlín y las teorías de Hirschfeld daban holgada cabida a las mujeres. Dentro del movimiento fueron de importancia Johanna ElberskirchenEmma (Külz-) Trosse y Theo Anna Sprüngli, de cuya vida se conoce más bien poco, salvo que nació en Hamburgo en 1880 y que fue obligada por su familia a contraer matrimonio bastante joven, renunciando a una vida pública que trataría de recuperar años más tarde a través de la felicidad que le reportó una relación lésbica y volvió a publicar.

El movimiento de liberación homosexual fue por tanto un primer ensayo importante en el recorrido de la visibilización y de la lucha LGTB en un contexto contemporáneo.  De él se desprendieron grandes nombres femeninos, como el de Annna Sprüngli, y algunos logros importantes que procuraron devolver la dignidad a aquellas personas que quisieron recuperar el espacio que la historia les estaba usurpando. Todo el movimiento se vio imposibilitado desde mediados de la década de 1930 por el ascenso del fascismo y el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Irantzu Monteano




There are no comments

Add yours

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies