supermercado argentina echan lesbianas pareja

Un supermercado, una pareja de lesbianas y un poco de homofobia

Florencia e Iru son dos jóvenes argentinas que trataban de hacer la compra en un supermercado. Hasta ahí todo parece habitual y sin ninguna relevancia como para generar noticia.

Probablemente, Florencia Burgos e Irupé Bustos nunca pensaron verse en una situación así pero un simple gesto, un gesto que vemos tan a menudo como salimos a la calle ha hecho que estas dos chicas vivan una situación humillante que, seguramente, recordarán para siempre.

El supermercado Rosana fue el lugar donde Flor e Iru decidieron darse un beso, un simple beso. En ese momento, el dueño comenzó a increparlas llamándolas “Putas, taradas. Tómensela de acá”.

En ese momento, Florencia decidió grabar con su móvil lo que estaba pasando y pedirle su nombre y apellido y el hombre sólo atinó a contestarle: “yo soy el dueño, tomátela de acá antes de que te dé lo que te hace falta“. Pero no solamente las echó, sino que cuando las chicas decidieron irse de allí continuó con “tomátelas antes de que te dé una trompada y te arranque la cabeza“.

Este es otro de los lamentables ejemplos de la sociedad retrógrada en la que vivimos. Nunca creímos que algo simple y rutinario como hacer las compras se iba a convertir en una situación tan triste e incómoda.

Esperamos que llegue el día en que nadie nos diga a quién podemos querer y podamos ser libres sin pagar ningún precio por ello

El viernes pasado con Iru, mi pareja, vivimos una situación horrible de discriminación y queremos contarlo porque…

Gepostet von Florencia Burgos am Mittwoch, 25. April 2018




There is 1 comment

Add yours
  1. Roquel

    Me da rabia leer que este tipo de situaciones siguen existiendo hoy en día, la misma rabia que sientes cuando intentas dar a conocer este tipo de situaciones y la respuesta que te dan es: “Pues si quieren evitar problemas de ese tipo, no se besen en la calle”…

    Para Florencia e Irupe: no permitan que este comportamiento les impida demostrarse afecto publicamente. La dicha de querer y ser querido no debería ser, jamás, motivo de vergüenza.


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies