Rhuan Silva madres lesbianas asesinas

Una pareja de lesbianas asesina a su hijo. Y no, no somos todas asesinas…

Ya sabéis que nos importa mucho la visibilidad lésbica, es el motor de nuestra revista. Defendemos las etiquetas, ciertamente, justamente porque creemos en la necesidad de crear referentes que ayuden a las mujeres que tienen miedo, que tienen inseguridad, a ellas y a los entornos homófobos que necesitan poner cara al lesbianismo para así combatir sus prejuicios. 

Pero hay etiquetas que nos resultan abrumadoras, sobre todo cuando son totalmente injustas. Llevamos días viendo en los medios de comunicación como se habla de las madres lesbianas que asesinaron a su hijo de manera brutal. Sí. ¿Pero os habéis fijado que no suele decirse en estos mismos medios “un padre heterosexual quema a sus hijos”, “un padre heterosexual asesina a su bebé arrojándola por una ventana”, “una madre hetero envenena a sus hijos o los apuñala”. 

No, ¿cierto?

La historia es la siguiente. Rosana Cândido y Kacyla Pessoa, brasileñas de 27 y 28 años, son pareja y ejercían como madres de Rhuan Silva, de tan solo nueve años. Las mujeres, desequilibradas completamente, querían que el chico fuera una niña, intentaban ponerle vestidos y dejarle el pelo largo, pero el niño se negaba. 

Las maltratadoras solían agredir verbal y físicamente al pequeño. Hace un año le hicieron una cirugía casera donde le amputaron el pene, según un vídeo que vieron en Youtube. Y hace unos días le asestaron mientras dormía 12 puñaladas. Quemaron parte de su cuerpo en una barbacoa y otra parte la guardaron en mochilas. 

No hay palabras para describir este crimen tan espantoso y la tortura que ese niño tuvo que soportar de parte de sus madres enfermas y crueles. 

Según ha declarado Rosana, la madre biológica, el niño era una carga para ellas y sentía rabia contra él porque le recordaba a su padre biológico. 

La noticia se ha viralizado y con ella las críticas a la maternidad lésbica. No solo torturaron a su hijo, también querían cambiarle el género. Son mujeres perturbadas y asesinas, pero no lo somos todas las madres lesbianas, no somos maltratadoras y no tenemos problemas con el género de nuestros niños. 

La noticia ha servido de excusa a los trolls lesbófobos para cargar contra nosotras en redes sociales y cuestionar nuestra maternidad. Cuando un hombre asesina a su hijo no se cuestiona la paternidad heterosexual, por lo que exigimos el mismo respeto para nuestras familias. 




There are no comments

Add yours

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies