Después de estar separadas por el confinamiento del COVID-19, una enfermera de Nueva York, le pide