Catástrofes

Cuando la ruptura te supera

En el momento exacto en el que  mi ex decidió cruzar la puerta para no volver fui completamente consciente de cómo se me partía el corazón en millones de trozos. Quizás nunca supe superar esa ruptura y lo que he ido haciendo desde entonces ha sido amontonar una experiencia tras otra, experiencias que durante momentos concretos han podido llenar los vacíos que dejó aquel martes catastrófico pero que nunca me han hecho volver a sentirme plena. Puede que os preguntéis el motivo por el que Bea sacó toda su ropa del armario dejando la mía tirada por el suelo y pisoteada (ella era experta en pisotear cosas), cogió un par de fotos nuestras pegadas con un imán a la nevera y se marchó. Si soy sincera, tres años después ni yo misma lo recuerdo. No lo recuerdo o tal vez nunca lo supe.

Haciendo memoria todavía recuerdo nuestra primera gran discusión, cuando apenas llevábamos saliendo unos meses y pasábamos horas colgadas al teléfono. En una de nuestras interminables conversaciones dejó el teléfono encima de la mesa para atarse los cordones de las zapatillas y no volvió a cogerlo, olvidó por completo que estaba hablando conmigo y se fue a hacer otra cosa, lo sé porque media hora más tarde vino su compañero de piso a colgar el teléfono mientras le decía que se lo había dejado en la mesa de la cocina. Puede que en ese momento magnificara los hechos y la bronca que le sucedió fue algo desmedida, pero lo cierto es que aquella sensación de abandono sólo era el preludio de otras tantas desilusiones.

mirales.esmirales.esPensé que vivir juntas nos libraría de alguno de sus “pequeños olvidos” pero en absoluto, al contrario. Cuanto más cerca nos encontrábamos la una de la otra, más complicado era estar cerca de ella emocionalmente. Bea vivía (y supongo que sigue viviendo) en una cápsula metida en una nave espacial cuyo destino era y es desconocido hasta para ella misma. Nuestra relación pasó a basarse solamente en el sexo. Era el único momento en el que se acercaba a mí y yo sentía que había un mínimo de algo inevitable entre las dos. Saber que pese a todo Bea me continuaba deseando hacía que me sintiera poderosa y reconozco que a veces lo utilizaba a mi favor, yo tampoco fui la novia perfecta, lo sé, no me lo tengáis en cuenta.

Por último llegó el éxtasis, no el éxtasis de la relación (que nunca lo tuvimos), éxtasis como droga, concretamente “la droga del amor”. Desde el primer día que llegó drogada a casa y sorprendentemente me trató mejor que cualquier otro día supe lo que se traía entre manos, pero jamás le dije nada. Analizando la situación ahora, desde la distancia, me doy cuenta de que lo nuestro era una relación tóxica, de esas de las que eres consciente que tienes que poner fin pero nunca eres capaz. No entraré en detalles contando las mil cosas por las que me hizo pasar, en primer lugar porque no recuerdo con exactitud cada decepción que hizo que me llevara y en segundo porque si consiguiera recordar aunque sólo fuera un cuarto de ellas apuesto a que todas volverían a dolerme como el primer día.

Después de todo esto es probable que penséis que mi vida sólo puede haber cambiado a mejor cuando escuché a Bea dar su último portazo en nuestra casa. La verdad es que no. Sigo frecuentando los lugares a los que siempre íbamos las dos juntas, sentándome en el banco de nuestra primera cita mascullando que esto del amor no está hecho para mí y aburriendo a otras con su historia.

Oniria




There are 12 comments

Add yours
  1. Glo

    te entiendo tan bien…. mi experiencia es tu experiencia…. y el saber que esa relación se basa solo en los buenos momentos y los ricos éxtasis logrados sexualmente… te ciegan y no te permiten dar cuenta de lo mal que hace una relación toxica .

    llevo solo días de ver partir al amor de mi vida… solo espero lograr sacar ese sentImientoS potente que me volvió loca…. enferma… de AMOR…

  2. Broken

    Vaya que fuerte, leí tu historia y me sentí identificada justo en estas líneas:

    “.. Quizás nunca supe superar esa ruptura y lo que he ido haciendo desde entonces ha sido amontonar una experiencia tras otra, experiencias que durante momentos concretos han podido llenar los vacíos que dejó aquel martes catastrófico pero que nunca me han hecho volver a sentirme plena.”

    No fue un martes, la verdad ya no recuerdo ni el día ni el mes, mi ex no tenía problemas con las drogas sin embargo tuvimos un final desastroso, mayormente mi culpa porque tengo un problema de salud (TB clínicamente diagnosticado) que a veces me impide controlarme adecuadamente en la parte emocional :/ . El punto es que han pasado ya 5 años y no he podido superar del todo a esa persona, a veces al momento de ir a la cama a dormir, me encuentro sola y me topo con memorias de esos tiempos, muy incomodos esos flashback 🙁 , a veces hasta siento que aún le amo (supongo que al recuerdo de ella), y que es un sentimiento de amor del que no puedo desprenderme. Es desolador, porque actualmente ella ya tiene pareja y una linda relación con esa persona, y su vida por supuesto muy aparte y muy distante de la mía. Yo por otra parte he decidido permanecer en soledad, porque francamente mis otros intentos de relaciones después de ella ninguno a funcionado.

    Tenía la esperanza que al final de tu escrito hubieran unos consejos o algo de lo que haz hecho al respecto para enfrentar esta situación pero veo que solo es una narrativa u_u realmente me gustaría leer un artículo de ayuda aquí en Mírales al respecto, de como superar esos procesos de duelo tras una ruptura que se alargan más tiempo del debido (años)

  3. Eve

    Hola;
    Es fuerte leer las historias de todas, cuando una esta en ese proceso no ve mas allá del dolor que esta sintiendo, yo llevo alrededor de 9 meses donde termine con mi pareja de dos años la cual descubrí que me engañaba, a pesar de todo aun lo logro sacarla de mi mente ni de mi corazón, es difícil, siempre trato de pensar y me pregunto ¿que pensó ella en el momento en que me fui para dejarla?.
    Bueno, saludos que estén bien 🙂
    Eve

  4. Mónica Serrano

    Creo que todos en mayor o en menor medida hemos pasado por una situación de ruptura similar. Es duro y en depende qué circunstancias puede llegar a pasarse realmente mal. Ánimo para todas aquellas personas que estén padeciendo una ruptura, tanto si lo has dejado como si te dejan, el dolor es muy profundo y deja cicatrices.

    • Sandra

      Hola a todas, realmente al leer estas historias se podría llegar a decir que un corazón roto si duele.. y que no hay forma de recuperarse, mi pareja de 13 años se a encontrado con alguien que siente atraída el corazón se arruga como uva pasa… cuando me dice que quiere ser mi amiga

  5. Alexa

    SUELTA
    Si no trae alegría a tu vida…. SUELTA.
    Si no te ilumina ni te construye…. SUELTA
    Si permanece pero no crece…. SUELTA
    Si te procura seguridad y así te evita el esfuerzo de desarrollarte…. SUELTA
    Si no brinda reconocimiento a tus talentos…. SUELTA
    Si no acaricia tu Ser…. SUELTA.
    Si no impulsa tu despegue …. SUELTA
    Si dice pero no hace…. SUELTA
    Si no hay lugar en su Vida para ti…. SUELTA
    Si intenta cambiarte…. SUELTA
    Si se impone el “yo”…. SUELTA
    Si son más los desencuentros que los encuentros…. SUELTA
    Si simplemente no suma a tu Vida…. SUELTA
    SUÉLTATE…. la caída será mucho menos dolorosa que el dolor
    de mantenerte aferrado a lo que NO ES.
    Cuesta, pero que bien se siente cuando se logra.

  6. Daniela

    Es ilógico que sigan idolatrado a la ex, irremediablemente a todas nos han destrozado el corazón alguna vez y ha costado superarlo pero ¡¿Cómo quieren iniciar una relación nueva si todavía están obsesionada con la ex?!
    Por respeto y amor propio hagan algo para remediar eso y olviden a la chica anterior que ustedes mismas están frenando la llegada de otro amor.

  7. Andrea

    hola, con mi pareja nos separamos hace dos dìas, entiendo que hay que pasar el duelo pero lloro a làgrima viva dìa y noche…me baño llorando..despierto llorando…todo todo…es el momento en que por mi corazòn pasa como una pelìcula todos los maravillosos momentos..desde el principio, cuando me enamore de ella, mi compañera de trabajo (cabe aclarar yo heterosexual con dos hijos grandes)..bueno..fue un amor que me costò desde todos los àngulos….primero me rechazò..pero luego vivimos casi dos años maravillosos….perdì mucho en el camino..mi familia materna..amigos que se alejaron….pero el amor era màs fuerte….en fin…los ùltimos meses nos fuimos desencontrando,…peleas varias..llantos, etc etc etc……hoy estoy sola….sè que fallamos…pero me falta todo el tiempo….tengo una tristeza muy profunda..de esas que te desgarran las entrañas…..bueno…gracias x leerme


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies