historia de amor les

Editorial: Así salí del armario

www.mirales.es

Directora Revista MíraLES

Salir del armario es una de las experiencias que más marca a lesbianas, gays y bisexuales. Requiere valentía, coraje y determinación. Arriesgarse a decepcionar, arriesgarse a ser rechazado o discriminado por alguien que es víctima de sus prejuicios y miedos. Pero es también una experiencia maravillosa que te da herramientas para enfrentarte a la adversidad, te hace fuerte, te hace libre, te hace auténtica.

Por el mes del Orgullo LGTB comenzamos nuestro especial “Así salí del armario”, con historias reales que nuestras lectoras nos han enviado.

Abro el especial con mi propia historia. Este año se cumplen 10 desde que salí del armario. Fue impactante para mi familia puesto que en 23 años no habían visto en mí ningún “signo” de inminente lesbianismo. Tenían “pruebas” para cuestionarme. Las más evidentes: salía con chicos, tenía novios a los que presentaba a mi familia y con los que me encontraba bien. Los más estereotipados: llevaba el pelo largo, me vestía muy femenina, siempre había jugado con muñecas, comía carne, era absolutamente torpe con los asuntos considerados más “masculinos” y no me entendía mucho con los gatos. Amaba a los perros.

Soterrado, oculto, sin nombre, existía en mí un sentimiento que nunca había encontrado una vía para expresarse. Ese amor especial que sentí a los 16 años por una amiga que también lo sentía por mí, pero éramos incapaces de entender de qué se trataba

A mis 23 años, en Chile, país en el que residía entonces, a una jueza lesbiana, Karen Atala, le quitaron la custodia de sus hijas después de divorciarse de su marido. El tema del lesbianismo se volvió moda y a mí me enviaron a una discoteca de chicas para describir la noche lésbica santiaguina, en el periódico en el que colaboraba. Mi investigación periodística fue mucho más que empírica y esa noche recibí mi primer beso lésbico, de una francesa de pelo corto que estaba de vacaciones en mi país. Ese beso encendió algo que me llevó a buscar muchos más. Casi como una adolescente en busca de experiencias, me lancé a descubrir y dar forma a las nuevas sensaciones, hasta que me enamoré de la que fue mi primera novia, Catalina.

Cuando me identifiqué como lesbiana, no tuve ningún tipo de problema con aceptar mi orientación sexual. Me sentí feliz. Pero no fue fácil. Mis amigos no me creían. Mi familia tampoco. “Tú no eres lesbiana, estás confundida“, “Es imposible, siempre has estado con chicos”, “Pero si siempre te arreglas, ¿cómo vas a ser lesbiana?” Incluso en los bares de ambiente me cuestionaban. “Perdona, este es un lugar para lesbianas”, “¿Segura de que eres lesbiana?“. Llegué a cortarme el pelo para encajar en el estereotipo (una errada decisión puesto que empecé a ligar bastante menos).

Mi familia tuvo un proceso largo. Mi madre me hizo la guerra durante un año. Empezó a bajar las armas cuando me vio feliz y enamorada. Mi padre dijo que no tenía problemas, pero dejó de preguntarme por mi vida amorosa. Lo enfrenté, le dije cómo me sentía. Lloramos juntos y cambió su actitud.

Para mis tías fue difícil, mi abuela, que tanto me quería y que siempre me ponía de ejemplo de todo, me dijo que la había decepcionado y aunque nos llevamos bien, aún no conseguimos recuperar la relación que teníamos.

Mi familia fue aceptando mi lesbianismo, pero me pidieron un favor: discreción, que no se lo contara a la gente, que viviera mi lésbica vida con reserva.

Quienes me conocen saben que soy una persona extrovertida. Que creo en la visibilidad, que creo en el poder cotidiano de cambiar y mejorar el mundo. Lo que me pedían era imposible.

En 2005 escribí un reportaje en el que contaba mi historia de amor con mi primera novia en revista Paula, la revista más leída en Chile. Nos hicieron fotos muy lindas y así dimos la cara, intentando cambiar los estereotipos negativos, intentando contar una historia de amor, poner cara al amor entre mujeres, poner sentimientos, aportar visibilidad, empoderar a otras mujeres.

A mi familia no le sentó bien la exposición. No lo entendieron. Como todos estaban suscritos a la revista, les llegó a casa. Mis tías le recortaron el reportaje a mi abuela, así que nunca se enteró. Cuando mi novia y yo salíamos de fiesta, nos reconocían. En la Universidad mis profesores me miraban y me decían “Lo he leído, eres muy valiente”. Mi último novio me llamó por teléfono para decirme que estaba muy orgulloso de mí, aunque sus amigos se burlaban de él.

Así salí del armario. En una revista de tirada nacional. Si volviera atrás, volvería a hacerlo. A pesar de todos los conflictos que surgieron en mi familia. Siento que ayudó a mucha gente, siento que creó un referente y que fue un punto de inspiración en la creación de MíraLES, cuatro años después.

Pero esa es ya otra historia.


historia de amor lesbianas

Fotografía publicada en Revista Paula




There are 37 comments

Add yours
  1. Sofía

    Yo leí el articulo hace varios añooooss!
    Mi mamá trajo esa revista que se flaitio del trabajo jajajajaja creo que fue por ese reportaje aunque… pucha todavía no soy capaz de salir completamente del closet.

  2. constanza

    🙂 muy buena nota!! muy valiente de tu parte como decidiste salirte, felicidades por eso, eres de esas personas que deberian multiplicarse.
    Saludos. Muy buena pagina!

  3. Patri

    ¿Sabes? Yo leí este reportaje cuando se publicó hace años, me gustó mucho, me parecieron valientes. Me alegra volver a encontrarlo aqui

  4. Manuel Alejandro

    Alla ellas, pues tienen el derecho de vivir como quieran. Es triste ver que cada dia los medios de comunicacion y redes sociales intentan convencernos que la homosexualidad y el lesbianismo es algo normal.

    No pretendo fomentar odio a las minorias, creo que son personas enfermas que requieren de mucho apoyo.

    • Ana

      Estimado Manuel… No son personas enfermas, me permito informarte que la homosexualidad como enfermedad fue retirada del DSM (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, herramienta fundamental junto con la clínica para el diagnóstico de patologías psiquiátricas) hacia el 73 y la OMS la retiro como trastorno mental en mayo de 1990.
      Se valora el afán de que no quieras fomentar el odio pero al calificarlas de enfermas sin informarte menoscabas su condición de seres humanos con libertad de ser, de identificarse en cuanto a género, cuando y con quien expresar su amor, formar lazos y familias (por cierto estables y llenos de altos valores y con hijos maravillosamente educados quienes he tenido la suerte de conocer y compartir) y su derecho a ser tratados por igual, sin más o menos derechos que todos nosotros (Me hace pensar en lo escalofriantemente parecidos a los comentarios racistas que se hacían antiguamente en contra de las personas de raza negra)
      Creo que tu comentario mejoraría si lo complementaras con un “en lo personal” de esa forma a todos nos quedaría claro que eres tu quién no comparte que se trate más abiertamente hoy en día de temas tan atingentes en nuestro día a día como es el lesbianismo, la homosexualidad, sus derechos civiles y de paternidad/maternidad y no se trata de una antojadiza generalización.
      Saludos cordiales

    • Carola

      Jamas podre enteder la homosexualidad, me es imposible imaginar que me guste otra mujer, pero tambien creo que para ningun homosexual debe ser fácil en un comienzo ya

      • Fernanda

        Creo y con mucho respeto te lo digo que hagas el intento de entenderlo debemos ponernos el los zapatos de todos y nadie sabe sí nuestros hijos lo serán por lo menos yo hoy me educo y pienso que siempre amaré al resto y a mis hijos si son homosexuales eso es sólo un detalle en el cual yo no debo opinar sólo debo formar para que sea una persona con todos su valores y sea una persona muy fuerte para afrontar todas las palabras mal educadas de personas que viven a diario en la ignorancia, nosotras como futuras mamás, tías, suegras, etc es nuestro deber entenderlo y respetarlo para poder educar. Slds

      • libertad

        Buenoooo, como tú hay muchas chicas que nunca se imaginan con otras chicas, pero un día puede pasar, le puede pasar a cualquier chica, así de repente, sin que se des cuenta. Créeme porque es cierto.

      • M

        La verdad es que para mi fue fácil admitirlo, por primera vez me sentí feliz, me sentí libre. Me siento feliz y en paz. Lo difícil es pensar en los demás, en los que no aceptan, en los que rechazan a las lesbianas. No entiendo porque, pues a nadie le hace daño lo que hacen dos personas adultas en pleno ejercicio de su voluntad.

    • Laura

      Normal (Según la RAE) = Dicho de una cosa que se haya en su estado natural.
      Natural (Según la RAE)= 1. Perteneciente o relativo a la naturaleza o conforme a la cualidad o propiedad de las cosas. 2. Espontáneo y sin doblez en su modo de proceder. 3. Hecho con verdad, sin artificio, mezcla ni composición alguna.

      1: La homosexualidad existe en todas las especies de la naturaleza ¿Tienes perro?
      2 y 3. Espontaneo y hecho de verdad es precisamente el que sale del armario con orgullo y valor. Es decir, la autora de este artículo.

      Si nos atenemos a la otra definición que aparece en la RAE de NATURAL:
      4. Regular y que comúnmente sucede:
      Los niños superdotados, ni los alérgicos a la lactosa, las personas mas bajas de 1.50 o mas altas de 1.95, etc, etc. TODOS ELLOS Y MUCHOS MAS SERÍAN ANTINATURALES EN CUANTO A QUE NO SON LO QUE COMUNMENTE SUCEDE.

      En definitiva: El manido argumento de NORMALIDAD que usas para considerar a las lesbianas algo inferior a tu supuesta y cuestionable “normalidad” es una estupidez, querido Manuel Alejandro.

      • Janeth

        Eso Laura! A callarle la boca a quien no ve más allá de sí mismo. En mi mundo “normal” eso se llama inseguridad, por algo será.

  5. Carlos

    Independiente de los motivos que te llevaron desde fuera de Chile a que estés escribiendo este reportaje, no leí el 2005 el que diste a Paula pero muchas y muchos ya hemos asumido la lógica de visibilizacion. De que implica un proceso de exposición, creo que no está en cuestión, pero me imagino que es parte natural de una transición, cambió social, cambio de paradigma o como le quieras decir, gracias 🙂

  6. María

    Hermosa historia, la mía es bastante simplona a decir verdad, tuve suerte de tener una madre comprensible y bueno… un padre (?) que no me da demasiados problemas, simplemente se refiere a ella como “la amiga” (?) Me pareció algo muy muy valiente por tu parte y gracias por crear esta maravillosa revista. De verdad me encantó tu historia.

  7. Javiera

    Que impresionante.
    Bueno, te cuento que me siento re identificada con tu historia, ya que yo siempre he tenido Pololos y tengo re buena suerte con los chicos, y no parezco alguien que guste de mujeres (no he pensado en cortarme el pelo, pero parece que me faltan algunas cosas que “den señales”.. quizás unos tatuales?, jajajaja)y la verdad he tenido sólo “encuentros”.. pero tiene que ver más con que no tengo amigas lesbianas y no sé muy bien dónde encontrar a las de mi “especie”. Además me gustan las chicas que parecen chicas..

    Le conté a mi vieja recién éste año (tengo 30) y desde ese día vivo harto más tranquila. Mis amigas/os más cercanos lo saben; pero.. nose.. ahí estoy. Yo no soy lesbiana… como decirlo… yo salgo a la calle y casi no veo hombres y mujeres.. veo “gente”. ¿y quien me gusta mas, chico o chica?, pues depende de quién sea mas lindo he inteligente 😉

  8. Lucy

    Muy valiente, te aplaudo por tu deseo de ayudar a otras. Yo recientemente me corte el pelo (aunque soy muy femenina)
    Pero en fin, me parece que los tópicos son en gran medida falta de información y prejuicios hacia el colectivo LGBT

  9. Angela

    TESTIMONIO Hola mi nombre es Angela , no creo en los hechizos de amor hasta que yo experimento Dr.Ojabu , y después de que lanzó un hechizo de amor para mí, mi marido Ex que yo y 2 de nuestros hijos fue a 3 años me llamaron para pedir disculpas por el dolor que me ha causado y hasta hoy estamos viviendo una familia feliz , si usted necesita un lugar adecuado para resolver sus problemas de contacto DR Ojabu es la elección correcta . él es un gran hombre que se han lanzando hechizos con años de experiencia , y su hechizo está absolutamente libre de daño . que lanzar hechizos para diferentes propósitos, como : ( 1 ) Si usted quiere que su ex atrás . ( 2 ) si usted siempre tiene pesadillas. ( 3 ) ¿Quieres ser promovido en su oficina. ( 4 ) ¿Quieres mujeres / hombres que corren detrás de usted. ( 5 ) Si usted quiere un hijo. ( 6 ) [ ¿Quieres ser rico. ( 7 ) Usted quiere atar a su marido / esposa a ser tuyo para siempre . ( 8 ) Si usted necesita la ayuda financiera . ( 9 ) El cuidado de hierbas le Contacte hoy ons ojabuspelltemple@gmail.com
    1 . Hechizos personalizada
    2.Love hechizos
    3.Attraction hechizos
    hechizos 4.Money
    5.Business/Career hechizos
    Hechizos 6.Feel sexyer
    hechizos 7.Commitment
    8.Marriage hechizos
    9.Hex hechizos de eliminación
    10 . Hechizos Suerte
    hechizos 11.Miracle
    hechizos 12.Charmed
    hechizos 13.Family
    14.Meditaion
    15.Kabbalah
    16 . I- Ching
    17.Voodoo Muñecas
    hechizos 18.Hoodoo
    Hechizos 19.Forget mí
    Hechizos 20.Evil Eye
    21.Kissing Spell
    22.Venus Spell
    23.Make Un enemigo alejamos Spell
    24.Aura Limpieza
    25.Sand Healing
    26.Crystal Healing
    27.I Want Him / Her Hechizos Volver
    hechizos 28.Beauty
    Hechizos 29.Break una relación
    30.Protection hechizos
    Hechizos 31.Remove Sickness

  10. Sién.

    Linda historia. En mi caso la mayoría de mis amigos ya saben, pero en la familia sólo lo saben algunas primas/os cercanos. Todavía me queda esa charla… uffff
    Por cierto, el link a la historia en Paula no funciona, una pena porque creo sería lindo tener esa referencia tamb

  11. Bruane

    Yo llevo con mi novia desde hace 7 meses y me planteé salir del armario con mis padres porque lo que siento por Ana es demasiado intenso como para callarlo. Tenia miedo, mucho. Cuando ademas de lesbiana se es discapacitada visual la cosa se complica (una tercera discriminacion: mujer, bollera y casi ciega). Mi novia no me presionó nunca para tomar tal decision pero yo sabia que era el paso que necesitaba para terminar de integrar lo que soy y estar dentro del armario hubiese acabado tarde o temprano pasando factura en la relacion. Fue mi madre quien me sacó del armario, porque pasar tanto tiempo en casa de una amiga le resultó sospechoso. En vez de negarlo lo admití abiertamente. Me sentí liberada pero tambien sentí temor porque no sabia como evolucionaria mi relacion con ellos. Ellos me decian que ante todo primaba el amor que me tienen pero los notaba tensos. Mi padre no queria que el tema volviera a salir, aunque “lo aceptaba”. Mi madre me pidio “discrecion” y nada de besos ni muestras de cariño delante suya porque son “intimidades sexuales que a nadie le importan”. Mi tia tambien se enteró (lo intuia tambien) y lo aceptó enseguida. De hecho tuvo mucho que ver con la rapida aceptacion de mis padres. No lo saben mis abuelos ni mis tios paternos, pero tiempo al tiempo (tampoco es que tenga una relacion frecuente con ellos, pero creo que deben saberlo). A día de hoy soy muy feliz, como no lo he sido nunca porque por fin estoy viviendo mi verdadera vida.

  12. Maria Jesus

    Hola,
    es curioso todo eso del reportaje, tenia como 15 cuando lo vi, si bien no recuerdo mucho, es super valiente de tu parte haber hecho eso, ojala todos pudiéramos hacer eso, y es increible que algo tan “minimo” como una foto te inicio en esto que es MiraLES!

    Un abrazo!

  13. Lili L

    Me encantó esta historia, en mi caso ha sido una situacionq ue no logro superar del todo…
    me gsta conocer mas historias de este tema.. 🙂

  14. pdcarla

    Hola, recuerdo haber leído esa entrevista y te encontré genial!…me pregunto si sigues en Chile. Es difícil salir adelante con un hijo… un gustazo y si se puede me encantaría conversar.


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies