inseminacion casa banco de semen

Inseminación casera: ¿con donante particular o banco de semen? Ventajas y desventajas

Últimamente proliferan los avisos en internet de hombres particulares que por cuenta propia ofrecen su semen a aquellas mujeres que quieran logran un embarazo.

Desde que estoy preparando mi inseminación artificial casera he leído cientos de avisos. Hay tres tipos de donantes que se ofrecen en internet, los “listillos”, que lo que buscan en sexo, como por ejemplo: “Moreno, ojos grises, inteligente, con estudios universitarios. 1 metro 80, deportista, ofrece su semen para mujeres solteras o lesbianas que quieran embarazarse a través de una relación sexual”.

El segundo tipo de donante es el que ofrece su semen sin sexo. Quedas con él y al momento en que vayas a inseminarte te entrega una muestra en un condón o frasco. Lo único que tienes que hacer es introducirlo por tu vagina con una cánula.

El tercer tipo es como el segundo, pero quiere ser parte de la vida del bebé. Ver fotos, estar cerca como un tío, o incluso como un padre. Busca coparentalidad.

Una inseminación artificial casera puede hacerse gracias a un donante particular que contactemos en internet, pero también existe la opción de acudir a un banco de semen. Aunque en ambos casos se puede hablar de “inseminación casera”, hay una gran diferencia entre los dos métodos, y es muy importante informarse bien antes de dar el paso. Tener un hijo gracias a la donación de semen no es una decisión que deba tomarse a la ligera, por lo que repasaremos los pros y contras de ambos:

Inseminación artificial con donante particular

–      Es una opción muy económica, incluso hay hombres que ofrecen sus “servicios” de forma gratuita.

–       Podemos conocer a la persona, ya que no se trata de un donante cuyo nombre e identidad desconocemos desde el principio como en el caso en una clínica de fertilidad o un banco de semen.

–         Es posible que surjan problemas jurídicos. ¿Y si en algún momento el donante, que no quería tener nada que ver con el bebé se arrepiente y quiere formar parte de su vida o conocerlo? O al revés, si la mujer embarazada decide pedirle responsabilidad o apoyo económico por ser el “padre”?

–         Aunque el donante te parezca perfecto, quizás su semen no tiene la motilidad y calidad adecuadas para que logres un embarazo.

–        Al ser un donante particular no sabemos si puede portar alguna infección de transmisión sexual u otras enfermedades. Algunos donantes aportan exámenes, pero es muy importante que estos estén actualizados.

–          Si el donante forma parte de la vida del bebé, hay que pensar en qué pasa si a lo largo de los años aparecen controversias entre los “padres”, si resultan tener diferentes formas de ver cómo educar al niño, a qué escuela debe ir, cuánto tiempo debe pasar con cada uno, su alimentación, medicación, responsabilidades económicas, o todo tipo de asuntos cotidianos.

 

Inseminación casera con banco de semen:

–          El semen que procede de bancos es el mismo que se utiliza en las clínicas de fertilidad, por lo que tenemos la certeza que es de excelente calidad.

–          Se aseguran de que los donantes sean sanos. Solo el 5% de los hombres que acuden a los bancos de semen a donar son escogidos. Pasan varias pruebas no solo para determinar un buen estado de salud, sino que también una alta calidad del semen.

–          Aunque no podemos saber su nombre e identidad, en un banco de semen como el de Cryos International (link), aparte de los rasgos físicos, raza, etnia y estudios, puedes ver fotos de los donantes cuando eran bebés, escuchar su voz, saber a qué se dedican, elegir sus características físicas y tener acceso a un informe en el que podemos leer sobre sus gustos y aficiones, y su árbol genealógico.

–          Si es una prioridad dar la posibilidad a que nuestro hijo de poder conocer el donante a los 18 años, podemos optar por elegir un donante no anónimo.

–        Inseminación casera con semen de un banco es más cara que con un donante particular, pero más económica que hacer una inseminación artificial en una clínica

–          Al comprar las muestras en un banco de semen, te llegan a casa dos días después de hacer el pedido. Llegan congeladas, con instrucciones y el kit para realizar la inseminación, no tienes más que esperar diez o quince minutos a que se descongelen y proceder a la inseminación.

El proceso para tener un hijo es una montaña rusa de emociones. Por un lado la ilusión, las ganas, y por otra los miedos, las posibles decepciones de intentos fallidos, etcétera. Pero es un momento en el que tenemos que cuidarnos a nosotras mismas y a nuestra pareja, pararnos a pensar en las opciones y finalmente escoger lo que más confianza y tranquilidad nos aporte. ¡Buena suerte!




There are 5 comments

Add yours
  1. Soraya

    Me resulta muy interesante y me gustaría profundizar más en el tema… ¿Sabéis de alguna plataforma en la que den más info o foros fiables? Hay pocas opiniones en primera persona que se encuentren sobre la inseminación casera con banco de esperma

  2. Marta

    Mi mujer y yo hemos conseguido el embarazo en la 2 inseminación casera (con cryos), aunque ha acabado en aborto, pero lo hemos conseguido, cosas que llevábamos 3 inseminaciones en clínica con resultado negativo. Nuestro primer hijo fue a la primera inseminación en clínica.


Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies