fantasías y orientación sexual

La (poca) relación entre fantasías sexuales y orientación sexual

Últimamente ha llegado a boca de todos y todas la noticia de que las mujeres son prácticamente todas lesbianas o bisexuales. Los estudios, científicos, que lo confirman se basan en la respuesta sexual de las mujeres ante imágenes sexuales de otras personas, hombres o mujeres. El resultado parece indicar que la mayoría de las mujeres se excitan tanto con imágenes eróticas de unos como de otras.

fantasías y orientación sexualPero antes de concluir que este dato tiene una relación indiscutible con las preferencias sexuales, deberíamos hacernos la siguiente pregunta ¿Nuestras fantasías sexuales definen nuestra orientación sexual?

La respuesta es no.

Lo cierto es que muchas mujeres lesbianas prefieren el porno gay o heterosexual. Muchas heterosexuales prefieren el sexo lésbico. En los hombres parece haber una relación mucho más directa entre sus preferencias pornográficas y su orientación sexual. ¿Es que nosotras estamos locas? La explicación es mucho más simple:

Las fantasías dependen de muchos factores. Desde nuestras hormonas hasta nuestra experiencia inconsciente de lo prohibido, lo desconocido y lo perverso, el poder y el sometimiento. En el mundo de las fantasías sexuales no hay ningún tipo de límite, y tampoco de lógica. Lo que puede ser desagradable o violento en la realidad, tiene otro matiz en el mundo de lo imaginario. De tal forma, lo que nos puede excitar en nuestras fantasías, puede repelernos en la vida real. De ahí que tener una sexualidad no conflictiva implica aceptar y disfrutar las propias fantasías, sin cuestionarnos si algo en ellas define nuestra orientación sexual o nuestros valores en la vida, porque nada tiene que ver una cosa con la otra. Negar las propias fantasías por considerarlas ilógicas o contrarias a nuestros supuestos gustos, nos oprime y nos frustra. Si nos dejamos sentir, y nos observamos sin juicio, notaremos cuáles de nuestros deseos quieren quedarse en fantasía y juego y cuales necesitan de la realidad.

Leer también Verdades y leyendas sobre el sexo lésbico

Incluso las fantasías en pareja pueden ser sanas para una sexualidad fluida y duradera. Sin necesidad de llevarse a la realidad en todos los casos, se pueden disfrutar a través del juego de roles, o del uso de juguetes. 

iStock_000005539179_Small-770x512

En definitiva, dejar volar la imaginación es salud. No es necesario contrastar nuestro mundo imaginario con nuestro mundo real.

Rocío Carballo

Psicóloga psicoterapeuta

On-line & presencial

 




There are 5 comments

Add yours
  1. Andrea

    Acabo de leer el artículo y me ha parecido muy interesante, siempre me he planteado esa pregunta de si estoy loca… y ya tengo clara respuesta, no tiene nada que ver la fantasía y la realidad, está muy bien, son de mucha ayuda estos artículos que hacéis.

  2. Jhon

    Muy buen articulo, es algo que mi esposa y yo estamos viviendo.. se siente muy bien disfrutar libremente en pareja del sexo y de lo que a ambos nos gusta. Experimentar nuevas cosas como trios mhm o dejar que mi mujer se cueste con otras chicas.. es super excitante.

    Se los recomiendo, dejen fluir su imaginación y siempre con su pareja hacerlo.


Post a new comment

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies