Lesbianas consortes

No son novias, no son sólo amigas. Son algo bastante raro que se sitúa en la delgada línea que separa la amistad de una relación de pareja. Las llamamos las “lesbianas consortes”. Normalmente es un tipo de relación que se da en ex parejas que aún viven juntas, duermen juntas, caminan juntas. También en las amigas con derecho a roce que pasan de sólo tener sexo a mezclarlo con intimidad, compañía, abrazos…

Incluso en amigas, solo amigas, que caminan de la mano, se cuentan todo, se acompañan a todos los acontecimientos familiares, y un día se encuentran con que la madre de la otra reclama: “tenemos el bautizo de tu sobrina, te traes a tu amiga, ¿no?”.

En último caso, este término también se podría aplicar a parejas que ya no tienen sexo. Que sin darse cuenta han mutado a otra cosa. ¿A amigas? No exactamente.

Realmente este espécimen, al que el nombre de “compañera” se le adhiere mucho mejor que los aburridos nombres de “amiga” o de “novia”, no está considerado en la RAE ni existe como concepto, y a veces lo que no se nombra parece que no existe, bien lo sabe cualquier lesbiana. Pero no podemos aniquilar más esta realidad con el silencio. La vemos a nuestro alrededor, la vivimos y a veces, también, la sufrimos.

Las lesbianas consortes tal vez tienen sexo entre ellas, o no. Tal vez tienen amantes puntuales aparte. Duermen juntas. Se abrazan. Se cuidan. Son la primera persona a la que llaman ante cualquier acontecimiento vivido. Se ven prácticamente todos los días. Hablan mucho por teléfono. Los planes con los amigos respectivos incluyen a la otra. Están dentro de ambas familias. Su amor es platónico. Subliminal.

¿Qué es lo que hace que no sean una pareja? El concepto pareja implica un proyecto en común donde no entra otra persona. Da igual que esto se haga realidad, pues como sabemos, en muchos casos no pasa. Basta con que se de por hecho. Con que se tenga esa expectativa.

La lesbiana consorte no contempla tal cosa. La lesbiana consorte se considera soltera, abierta al “amor”. Sin embargo, tiene una compañera, se de cuenta o no. Tiene un trozo de amor romántico ocupado.

No habría ningún problema si, de pronto, un día el amor no llegara a la vida de una de las dos. La “pareja”, con la fuerza y rotundidad que le da existir linguísticamente, arrasa con ese amor compañero no verbalizado, por lo tanto, inexistente a los ojos de la Hacienda del amor. Un amor “en negro”.  Y aparece el conflicto.

La consorte que se ha quedado compuesta y sin compañera (Lesbiana A), exige dentro de si seguir quedando todos los días, durmiendo juntas, compartiendo al perro, conversando hasta la medianoche. Ser la primera en saberlo todo de la vida de la otra. ¡No la segunda! De repente experimenta un vacío tremendo. Un abandono inexplicable. Mucho peor que cuando, si antes fueron pareja, lo dejaron verbalmente. Incluso se siente con derecho a pedir cosas que supuestamente conciernen a una pareja. Y no lo hace por egoísmo, es porque tenía ese derecho no nombrado, pero exististente. A la lesbiana consorte A le toca hacer un duelo. Uno igual o mayor que el de la típica ruptura sentimental, porque tiene el plus de que nadie la entiende, su perdida no tiene un reconocimiento oficial.

La persona nueva que entra y que se empareja con una de las dos lesbianas consorte, la lesbiana C, también se lleva su parte. No entiende por qué la emplastada “amiga” de su novia esta en todas partes. Por qué en cuanto llama esta “amiga” contando “algo súper importante” la lesbiana B tiene que coger el teléfono al instante.  La nueva novia empieza a fruncir el ceño. Empieza, sin darse cuenta, a querer hacer uso de ese derecho que supuestamente tienen las parejas: la “exclusividad”. Exclusividad para dormir juntas, para tener sexo, exclusividad temporal, etcétera.

La lesbiana consorte A empieza a sentir que la lesbiana C, esa recién llegada, le está consumiendo el espacio, quitando sus derechos, su importancia y su prioridad. Y por su parte, la lesbiana C no sabe por qué siente que la lesbiana consorte A le esta tocando las narices.

Por su lado, la graciosa e inocente lesbiana consorte B, la que acaba de echarse de novia a la lesbiana C, no se da cuenta de nada. Muta de consorte a pareja en completa paz, gratitud y felicidad. Encantada de tener a su amiga del alma y a su nueva novia. Disfrutando de lo bien que se llevan.

¿Cómo acaban estas relaciones? Si fuera una película, la Lesbiana B invitaría a A y C a ver una película a casa y, al despistarse un poco, las encontraría tirándose de los pelos.

Realmente no podemos prever cómo se van configurando las relaciones que establecemos. Estas cosas pasan. La lesbiana B tendrá que entender y cuidar a su ex consorte sin consentirla ni dar un solo paso atrás en la evolución de su nueva relación. La lesbiana A tendrá que asumir cómo se siente sin culpabilizar ni responsabilizar a su ex consorte, así como valorar lo que todavía la une a ella. La C tendrá que tener paciencia, y no intentar cambiar a la fuerza la relación de B con A porque no conseguirá más que alejarse de B.

El secreto está en que sea cual sea el lugar en el que nos encontremos: A, B o C, aceptar que la realidad está en constante cambio. Y cada cambio implica una pérdida, una renuncia y también un espacio y un tiempo nuevo para nuevas oportunidades, personas y experiencias.

 

Rocío Carballo.

Psicóloga psicoterapeuta




There are 33 comments

Add yours
  1. María sin Laura

    María es A. Laura es B. Y por supuesto, C es el nuevo chico de la vida de B. El que me ha quitado todos mis huecos… Gracias por hablar de algo que no existe y que me está rompiendo la vida.

    • revistamirales

      María sin Laura… Es hora de cambiar ese nombre por María con María, no? 🙂
      Lo que te está rompiendo la vida, en realidad, está haciendo que construyas una nueva, más fuerte, más feliz, más dedicada a tu felicidad.

      Un abrazo y mucho ánimo!

  2. May

    A, B O C es más habitual de lo que nos creemos, nunca había visto este tipo de relación, es más desconocía que existiera. No hace mucho me ha pasado con a ti: ‘María sin Laura’…y es cómo dice Rocío Carballo:

    <>

    Está en ti el decidir si alejarte hasta que te recompongas y al menos puedas disminuir el sufrimiento de verles junt@s …y cuando seas más fuerte recuperar en sí lo que era tu amistad con ella. A mi me ha funcionado, pero con límites o hablalo con ella el como te sientes (yo ni lo intenté, no me convencía la idea de algo más..)quizás cambie y vaya a tus brazos o se aleje de ti. Pero sobre todo no dejes que se te vaya la vida por esta situación. 🙂

  3. Pam

    Uff es muy difícil, yo hoy soy C (digo hoy porque mañana quien sabe); trato de tener paciencia, y también me he dado cuenta que toda la “culpa” no es de A (con lo cual ya no la “odio” je je), si no que mi chica (B) no sabe poner ciertos limites.

    Saludos a todas 🙂

  4. Isabel

    lo complicado de las relaciones multiplicado por tres personas… a veces me da la sensacion de que lo mejor seria no ser ni A, B o C…

    • La perra strikes back

      Y cuando el bollodrama ha invadido tu vida, te apartas y te haces misántropa (con ciertos toques de asexualidad, que veo más rentable depender de mi dedo corazón que complicarme con alguna loca).

      Es lo que trae el desencanto…

      La perra

  5. Ner

    Que complicado es todo esto… Yo tengo a una amiga así, nos conocemos des de los 5 años, y creo que hemos tenido “problemas” o momentos extraños en todas y cada una de las relaciones, tanto suyas como mías… Al final decidimos darnos una oportunidad y cruzar esa delgadisima linea, pero no funcionó… Así que bueno, seguirá siendo mi mejor amiga hasta que me muera(espero), y aun que ahora cuando tenemos pareja nos ponemos ciertos limites por el bien común, tengo claro que siempre necesitaré pasar un fin de semana a solas con ella de vez en cuando…

    Y para acabarlo de rematar ahora tengo un nuevo bollodrama en mi vida, tengo otra relación parecida, pero en esta yo soy A, y B esta con C… Esta es mucho mas complicada…

  6. 1976

    Cuanto me alegro de haberme liberado de los bollodramas, y tras una larga travesía del desierto verme al fin libre de excesos emocionales y noches sin dormir, eso, dejar de fumar y dejar de reciclar a los deshechos de mi ex me han aportado la deseada y ansiada libertad tan añorada en tiempos de adolescente. Pasado el trago de la inexperiencia solo deseo seguir manteniendo esta libertad emocional durante “SIEMPRE” para poder entregarme a la C como una C se merece.

  7. 1976

    Ah…. por supuesto, no saben A, B y C lo que se estan perdiendo por aferrarse a ese consortismo tan bolleril. Una pena que las mujeres no sepamos sacar mas partido a nuestras vidas.

  8. María sin Laura

    En mi caso, la consecuencia es: A comprende y asume que B tiene que hacer su vida y existir junto a C, pues B no quiere a A, a pesar de la apasionada declaración que hizo A a B en su momento. El hecho de que B siga demasiado preocupada de que A no desaparezca del mapa da que pensar que en realidad sigue dependiendo demasiado de A. Entonces A decide que eso no puede ser, pues si B quiere saber si quiere a C, A no debe seguir llenando esos huecos emocionales. B y C deben demostrarse si son autónomas en su relación o no. Y para eso necesitan su intimidad.

    Por eso, A decide poner una distancia emocional y se convierte en María sin Laura, en A buscando su espacio. Pero la forma de nombrar el conflicto que A sentía hasta que vosotras publicasteis este afortunado artículo era, durante un tiempo, llamarse precisamente “María sin Laura”, poniendo nombre al agujero que siente su corazón al haberse convertido en la segunda de a bordo, en vez de en el capitán de todos los momentos libres, como era antes. Pero este artículo me ha hecho comprender que esto quizá sólo debería ser así hasta hoy; ese momento en el que más de una persona ha entendido en qué consiste este duelo.

    Dicho esto, os doy la razón otra vez. Seré María Fernández en mis próximos comentarios y será la forma en que avance un poquito más en la construcción de mi identidad.

    Chicas, gracias. Empiezo a deberos una hermosa parte de mi equilibrio emocional y existencia.

    • Versi

      Mucho ánimo, yo también durante un tiempo fui una “María sin Laura” y cuando empecé a ser la protagonista de mi vida entendí que mucho sufrimiento fue en vano y aunque perdí cosas también gané muchas, de esas intangibles que no se ven pero son las que más valen, y que sin duda compensaron el esfuerzo.

  9. La perra strikes back

    La ecuación es más simple:

    A sabe que ama a B, pero A, por diversos motivos, no acepta el amor correspondido de B. Por eso, A opta por liarse con C y tener una relación para olvidar a B y apartando a B definitivamente por otros factores (miedo a perder el buen rollo, por amistad, por miedo al que dirán, etc). C, por supuesto, no tiene ni puta idea de los sentimientos existentes de A hacia B (un conejillo de indias, a veces, o que vive en la inopia, o se enamora por ceguera).

    El problema es que B tiene dos opciones: opción 1, o ser una gilipollas y esperar a que A se de cuenta realmente que está enamorada de ella (porque es esa la realidad que no asumen muchas), opción 2, o desprenderse de ese sentimiento con el paso del tiempo. Así, B, podrá ser feliz, alejándose de bollodramas asquerosos que lo único que hacen es minarle la autoestima (y la paciencia).

    En el caso de hacer escogido la opción 2, puede suceder, resultado X, que cuando se enamore de otra persona y de verdad sea más intenso, o caso Y, que se convierta, o bien en una vive-la-vida-loca, o en una misántropa que pase de malos rollos, historias y demás comidas de cabeza (hasta el punto de desgastarse el dedo corazón hasta dejárselo en carne viva).

    Todo esto lo digo desde un punto de vista sarcástico e irónico, obviamente. Y he bebido demasiado.

    Un saludo de la perra que sigue revuelta.

    A.

  10. Bluewine

    Cuando hay tantos intereses en juego, nadie esta dispuesto a perder, más cuando no comprendemos que tratar de tener a nuestro lado a las demás personas, no es la manera de mantenerlas en nuestras vidas, muchas lo hemos comprendido a fuerza de golpes y tropiezos. Y siendo sincera, nos complicamos la vida porque así lo deseamos, que fácil sería que nos dejásemos de dramas y afrontáramos las cosas como son, sin máscaras ni intereses ocultos. No podemos andar por la vida atando a los demás, ni atándonos a ilusiones de cosas que no son, si lo que queremos es ser felices entonces seamóslo. Hay un poema de J.L. Borges que retrata bien esto: Y uno aprende, he aquí un fragmento:
    “Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia
    entre sostener una mano y encadenar un alma.
    Y uno aprende… que el amor no significa recostarse,
    Y una compañía no significa seguridad.
    Y uno empieza a aprender…
    que los besos nos son contratos,
    y los regalos no son promesas…”

  11. MGM

    A las mujeres no nos pasaría eso si no fuéramos tan dependientes emocionalmente. Es complicado pero lo más sano para vuestra salud es romper con todo durante el tiempo que cada una necesite, eso es un verdadero cambio. A veces miramos tanto a vuestro pasado que necesitáis retrovisores jiji. Carpe Diem, los romanos tenïan razón. Hay que vivir la vida, Vivir significa que cada mñn al despertar debes elegir, en aprovechar lo que la vida te ofrece llueve o truene  o cerrar las cortinas y no dejar entrar la luz. Feliz Primavera para todas!!

  12. Cansadica

    Yo creo que todo esto, que está muy bien que se escriba de ello porque realmente ocurre, ocurre y mucho también en las relaciones heteros, lo que pasa es que con el rollo del matrimonio de por medio cuando llega el fatídico momento de aceptar que llevas cinco años durmiendo con tu pareja sin tener sexo se pasa directamente al divorcio y todo el drama parece mas sencillo por la aceptación social que lo entiende porque ha visto, leído y vivido mucho el tema.

    Lo que nos pasa a las lesbianas es que, por lo que estoy aprendiendo últimamente, no somos claras con nuestros sentimientos ni directas en la manera de gestionarlos y vamos dejando las cosas sin enfrentar hasta que se convierte todo en puritito dolor.

    Yo también desconocía de la existencia de este tipo de retorcimientos hasta hace poco y os aseguro que nunca mas. Por favor….>;D

    Se trata de dar con personas que lleven una relación sana y respetuosa con los demás o no.

    Todo esto es pura teorización de una mala gestión de sentimientos.

    Y si te lías con alguien que no sabe gestionar bien sus sentimientos te expones a esto.

    Mónica muy bueno tu comentario pero sinceramente esta lección nos la podríamos saltar. Siempre he tenido el alta estima nuestro colectivo, dando por hecho que como en mi caso, al haber pasado una infancia y adolescencia mas complicada por el tema de hacer del mundo un lugar que me aceptara tal y como soy, implicaba que todas nosotras sabíamos como amar mejor que nadie…se ve que no…que este proceso no les ha servido de nada a muchas y otras muchas ni tan siquiera lo han enfrentado.

    HUID CHICAS HUID DE ELLAS >;D

  13. María Fernández

    No me extraña que estés “cansadica”.. 🙂 Sí, tienes toda la razón: es mala gestión emocional. Pero es cierto que este tipo de relación A-B es más difícil que se de entre una chica y un chico si realmente no son pareja, si el chico hace el pagafantas o si es ella la que está pendiente de él. Lo normal es que el vínculo no sea tan fuerte como entre dos amigas.

  14. Parejas abiertas, ¿solo en mentes abiertas?

    […] Lesbianas “consortes”, reflexiones sobre lo que la infidelidad puede significar en una pareja, parejas en simbiosis, la necesidad de casarse… Son muchas las relaciones de pareja que existen, tantas como parejas existen en el mundo. Sin embargo, a veces tendemos a universalizar las cosas que para nosotras son habituales: ¿Cómo vas a querer a alguien sin sentir celos? ¿Cómo podría funcionar una relación sin deseo? ¿Quién va a permitir que su pareja se acueste con otras personas? Y el día a día no deja de mostrarnos que la realidad siempre es más diversa de lo que solemos pensar. […]

  15. B

    Lo hay mas complicado…por orden de evolucion temporal y para todo A, B y C pertenecientes a la clase “incompetentes emocionales” y para todo ab1 y ab2 que por supuesto no se enteran de nada:

    1) /A/+ /B/ +ab1+ab2….
    2) (A+D)+ (A+B)+(B+C)+ab1+ab2 C y D reavivar lo perdido entre A y B
    3) (A+D)+ /B/ +ab1+ab2 A y C se odian y dejan a B. C volvera.
    4) /A/ + (B+C) +ab1+ab2 A C ab1 y ab2 tirando de cada extremidad de B
    5) /A/ + /B/ +ab1+ab2 C hasta las narices de competir con A+ab1+ab2

    Joder, vaya 18 meses, ya no se ni lo que queria comentar….estoy aqui pasmada ante la evidencia de las “matematicas” . si tuviera ecuaciones en este cacharro ibais a flipar! que pasada… y lo peor es que me pierdo por A y por C, pero el consorcio es lo unico que nos funciona.

    Perra! Creo que yo tambien me quedao revuelta
    Besotes

  16. ladykaos

    Eso pasa en mi vida, como habeis empezado con letras yo soy A, mi ex es B. Vale, en un momento de estos años B me dijo que yo era su familia, y como tengo problemas con algun miembro de la mia,le dije vale. Hasta ahi bien. B intenta encontrar pareja y me mete a mi por medio k no pinto nada. Le sale mal, me la cargo yo, si se agobia la pago yo. Asi que A, que soy yo me la cargo mucho ultimamente. Y de repente B, cuando sabe que no la quiero como pareja, empieza a tontear conmigo, y a intentar convencerme de que volvamos a intentarlo, y yo pongo cara de poquer. El problema se agraba aun mas si A, que no se come un rosco desde hace siglos, conoce a alguien aunque sea solo para amistad, los celos se disparan. B a veces me dice es que no hablas no me cuentas na, y A, yo, le dice pero que quiers si llevamos un monton de años a pespunte, tengo alguna novedad en mi vida…si vivimos y trabajamos juntas….k coño, con perdon, quieres que te cuente …que la abuela esta mea. Y mas cosas que no cuento porque podria escribir un libro. En fin por lo menos me desahogao un poko.

  17. olsilla

    Es justo lo que me pasa… soy la “A” y me está jodiendo la vida…así sin menos… la les B… pretende ser hetero…porque no lo puede hacer consciente… mientras tanto he decidido hacer la renuncia sana…pues quiero estar bien…y que ella haga de su vida lo que desee, pues ese amor que le tengo me hace ver que ya ha tenido muchas pérdidas en su vida y yo no la voy a obligar a otra, quiero que sea feliz…aunq me cueste una parte de mi corazón.

    Gracias por este maravilloso artículo, creí que nadie me podía entender 🙂

  18. artrosis

    Hey there would you mind letting me know which web host you’re working with? I’ve loaded your blog in 3 completely different internet browsers and I must say this blog loads
    a lot faster then most. Can you suggest a good internet hosting provider at a fair
    price? Kudos, I appreciate it!

  19. selena

    Quiero declarar en las obras de Dr.EBOSELE. Él es un gran hombre que fue capaz de lanzar un hechizo que me trajo al hombre que yamor hombre es capaz y capaz de solucionar cualquier problema de yours.He está especializado en lo siguiente: (1) Hechizo para la protección del peligro (2) Hechizo de malos sueños. (3) Hechizo de amor mismo sexo (4) Hechizo para la curación (5) Hechizo de invisibilidad (6) Hechizo de riqueza y la fama (7) Hechizo para la enfermedad como (CANCER) fibroma, virus del herpes simple o cualquier otra enfermedad. (8) Hechizo de amor fuerte y la relación (9) Hechizo de traer de vuelta su ex (10) deletrear para el embarazo, este hombre tiene grandes poderes y es increíblemente generous.You puede ponerse en contacto con su correo electrónico vía e-mail: dreboselesolutioncenter@hotmail.com porque la felicidad y el éxito de la gente de todo el mundo utilizan los poderosos hechizos y productos tradicionales a base de plantas. sin estrés en contacto con él hoy.


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies