Lesbianas mirales femeninas masculinas

Lesbianas masculinas vs. Lesbianas femeninas

Muchas me diréis, “masculina”, “femenina”, esos son conceptos pasados de moda. Puede ser, pero para lo que quiero contar, los necesito.

Todas las mujeres lesbianas sabemos que en torno al concepto de “lesbiana” sigue habiendo prejuicios. Aun así, vamos logrando que estos se evaporen con el simple acto de ser visibles, pues no hay prejuicio que aguante el peso de la realidad.

Sin embargo, hay una cosa que me preocupa en el camino: cuando los prejuicios los ponemos nosotras mismas. Prejuicios a veces tanto o más agresivos que el de la peor de las mentes conservadoras.

Me explicaré con ejemplos. Hace poco di una conferencia. Al terminar, se me acercaron unas chicas, de apariencia mas andrógina a la mía, por llamarlo así, y me dijeron: “Nos ha encantado tu ponencia. Te confesamos que cuando te vimos con esa faldita y esos pendientes, pensamos que no dirías más que tonterías. Pero nos ha sorprendido”. ¿Eso era un cumplido?

Igualmente, desde que trabajo en MíraLES, me han sorprendido sobremanera las críticas a  ciertos artículos donde aparecían lesbianas más o menos guapas, o delgadas, o con falda, o tacones, (Véanse, por ejemplo, los comentarios al artículo Las lesbianas más sexis). Fuera de mi trabajo, también mis sentidos han tenido que leer y escuchar cosas que hubieran preferido ignorar: “Las lesbianas femeninas no son lesbianas de verdad. Son mujeres sometidas a los cánones de belleza masculinos, como muchas heterosexuales”.

Mi sorpresa ante frases como esta sólo es comparable con la que he sentido al escuchar opiniones similares pero en sentido contrario: “Las lesbianas masculinas no son lesbianas de verdad. Son mujeres que se comportan como tíos“, o “No traigas a la fiesta a esa amiga tuya tan macho, no quiero que piensen que vamos de ese rollo, ya sabes”.

Y yo me pregunto; si nos indignamos cuando la gente se muestra tan cazurra ante la diferencia, ¿por qué nos pasa a nosotras lo mismo?

Realmente entiendo de dónde viene el razonamiento de cada una. Porque las mujeres lesbianas femeninas escuchan a diario frases que pretendían ser cumplidos tipo “¿Eres lesbiana? Pues no lo pareces” o “Qué pena que seas lesbiana, con lo femenina que eres”.”¿No serás bisexual?” e incluso, (escuchado de un chico que pretendía ligarme hace dos semanas), “No me lo creo. Mientes. Vale si no quieres nada conmigo, pero no me mientas”. Esa mujer lesbiana, que ha oído ese tipo de, perdonad la expresión, estupideces, tal vez se siente irritada al observar el encorsetado término de mujer lesbiana que tiene la mayoría, donde ella no entra. Como mujer femenina, no puede ser lesbiana. Y tal vez, en esa frustración, su rabia se vuelve contra las que cree que han dado lugar a ese corsé conceptual: “Las lesbianas masculinas”.

A la par, las lesbianas masculinas pueden también llevarse su dosis de tontería social, y escuchar cosas como “Pero por qué no te arreglas y te pintas un poquito, que irías más normal”.

Sin ir más lejos, mi madre me dijo la semana pasada, (lo cual me animó definitivamente a escribir este artículo);

Mi madre: “Esa chica no me gusta nada, ya sabes, me parece un poco… mariposona”.

Yo: “¿Mariposona, mamá? ¿Quieres decir lesbiana? Porque yo también soy lesbiana, y lo sabes.

Mi madre: Hija, no me refiero a eso. Quiero decir, tú no eres de ese tipo de lesbiana…

Yo: ¿De qué tipo mamá?

Mi madre: Ay, hija, ya sabes, bueno, déjalo.

Ante tales absurdeces (con todo el respeto a mi amada madre), una lesbiana más masculina puede sentir sobre su piel el peso de los convencionalismos sobre lo que “debería” ser una mujer. El gobierno tiránico de los cánones heteropatriarcales que, sin duda, existe. Y sentir rechazo por las lesbianas que parecen adaptarse y asimilarse a ese estilo de chica “que la sociedad impone”.

Sin embargo, desde mi punto de vista de lesbiana y observadora vocacional de otras lesbianas, os diré:

¡Las lesbianas femeninas lo son porque les nace del cuerpo y del alma. Porque les gusta cómo hablan, cómo andan, cómo piensan. ¡Porque se miran al espejo y se reconocen!

¡Y las lesbianas masculinas lo son porque les nace del cuerpo y del alma. Porque les gusta cómo visten, cómo sienten, cómo hablan, ¡y reconocerse en el espejo cuando se miran!

¿Por qué no dejamos de cuestionar a todo lo que no se nos parezca? ¿Por qué no empezamos a asociarnos, aliarnos, unirnos y enamorarnos?

¿Por qué no hacernos visibles juntas, defendernos unas a otras, y trabajar mano a mano por seguir derribando prejuicios? ¿Por qué no derribar juntas la expectativa social de feminidad y masculinidad?

En definitiva: lesbianas de todo el mundo, ¡hagámonos el amor y no la guerra!




There are 56 comments

Add yours
  1. Yoahdez

    Hola me encanta que hayas escrito acerca de esto. …de verdad, como vamos a pedir respeto y aceptación? si entre nosotras mismas no lo tenemos.Y claro que sí,que cada cuál vaya y se vista como quiera que más da;mientras se sientan bien con ellas mismas.

    • Tobias Jesus

      Empecé a ir a donde un psicólogo, por recomendación de mi hermano y mi mamá, el mismo que me había visto cuando yo tenía 11 años, es un psicólogo creyente católico. Tuve tres consultas, y me dijo que anotara en un papel todo lo que recordara de los eventos difíciles de mi niñez, ya que cuando yo tenía 10 años tuve una situación muy difícil: de un momento a otro yo no quise volver al colegio, me daba mucha ansiedad y miedo, no quería sino estar en la casa con mi mamá y que nadie me preguntara nada del porque de eso, ni me molestara. Somatizaba enfermedades, mi madre no sabia que hacer etc. Al otro año intenté volver pero no pude. Hasta un año y medio mas o menos pude volver a otro colegio. Yo no entendí nunca eso que me sucedió, tuve unos síntomas pero no entendí las causas. Eso tuvo consecuencias en el resto de mi vida hasta hace poco etc.

      Entonces en dos ocasiones traté de hacer la tarea que me había puesto el psicólogo de recordar esa época de mi niñez a ver que nuevo podría encontrar, pero simplemente no pude recordar nada nuevo, y en esas dos ocasiones por la noche no pude dormir casi nada. Pero cuando menos un poco después de ir a la Sagrada Eucaristía (Juan 6:53-57), (yo iba diariamente y actualmente lo hago) llegué a mi casa y empecé a ver como en visión o a recordar cosas de ese momento de mi niñez: una violación sexual (He sabido de que cuando se tiene un trauma, la mente puede llegar a olvidarlo como mecanismo de defensa propia, “amnesia disociativa”). Inmediatamente y como siempre traté de perdonar a esa persona con oración, y después empecé a sentir como si se quitara algo de mí, y que recobraba mi identidad como hombre. Otro día después de rezar el Santo Rosario, pude recordar otros eventos mas.

      Aun después de haber hecho estos avances tan grandes en este camino de sanación interior de mi vida, en varios momentos sentí que estaba otra vez igual que antes. Se apoderaba de mí la tristeza, y regresaban los pensamientos homosexuales, sin embargo yo seguía confiando en Nuestro Señor Jesús, sin preocuparme, Él esta y ha estado siempre conmigo.

      Yo seguía pidiéndole por medio de la Palabra, a Dios que me hablara. Yo no entendía porque me seguía diciendo que yo debía amar a mis enemigos y perdonar, – ¡yo sentía que ya había perdonado a todos!-. Sin embargo con la ayuda del Espíritu Santo y con paciencia, pude entender que yo tenia que ir mas allá: tenia que ver al otro, a mi prójimo como lo ve Jesús, ni con malos deseos, ni miedo, ni evadiéndolo, ni distante; mas bien con amor, un amor cercano de hermano.

      Cuando yo veía un hombre normalmente yo evadía la mirada o el contacto cercano pues los pensamientos e imágenes impuras llegaban a mi cabeza. Pero siguiendo lo que había entendido con la ayuda Del Espíritu Santo, empecé a buscar tener mas bien un contacto y amor cercano y filial. Al principio empecé a experimentar de nuevo y con mucha fuerza un estado de ansiedad, angustia, y debilidad etc, pero después me di cuenta que yo tenía una sed muy grande de esa cercanía y amor. La practica de este amor filial, fue como un bálsamo sanador y reconfortante en mi interior, que nunca debo dejar de practicar, con las mujeres y cualquier otra persona también.

      Perseverando en este camino de unión con Dios pude darme cuenta finalmente que en una parte mas interna de mi mente había ocultado además del abuso, algo bastante grave que yo había hecho en el pasado. Por gracia de Dios, pude recordar estos eventos que por su alta carga negativa y fuerte impacto había olvidado. El reconocer, el pedir perdón a Dios con un arrepentimiento desde el alma en confesión con un sacerdote y el perdonarme a mi mismo fue un avance decisivo. Todo el tormentoso pasado se lo entregué a Dios, eso ya no estaba en mis manos, El me daría la misión y la oportunidad para retribuir su perdón y amor, trabajando para Él, ayudando a mas y mas personas llevándolas hacia Él. Cargaba con una culpa inconsciente y automática, pero después de esta reconciliación, la suprimí de mi vida del mismo modo que toda tristeza y depresión, de manera enérgica y radical con la ayuda de Jesús. Es mas fructífero trabajar para Dios incansablemente, que estar lamentándose sin fin.

      Con cada paso de mi proceso de sanación en unión con Jesús siento realmente que soy un hombre nuevo; he sanado mi vida, mi historia, mi relación con Dios, conmigo mismo y los demás. Me siento muchísimo mejor. Por la gracia de Dios he se ha ido definitivamente toda atracción o pensamiento homosexual, y en cambio recobro de forma natural, una atracción sana por las mujeres. Me alimento de Jesús Eucaristía y le visito diariamente (Mc 14:22-24,) y constantemente invoco a su Madre María Santísima que también es mi madre Ap(11:19 y 12).

      Pedí auxilio a Dios desde el fondo de mi alma y Él me escuchó. Claro que hay bendiciones, pero también seguirán habiendo problemas y dificultades. Tengo que seguir unido a Jesús para mantenerme en pie. Yo no puedo hacer nada, ni soy nada sin Él.

      Jesús manso y humilde corazón haz nuestro corazón semejante al tuyo.

      • Tobias Jesus

        Soy un hombre de 28 años de edad y deseo compartir mi experiencia para dar esperanza a personas con tendencia homosexual hombres y mujeres que están buscando salir de esta situación muchas veces con desesperación.

        Desde los 7 años estuve inmerso en un ambiente muy religioso y espiritual en mi familia, entonces Dios estuvo siempre presente en mi vida hasta el día de hoy. Sin embargo desde niño yo tenía esta tendencia, y en la juventud hasta los 24 años me adentré en este mundo. Algunas veces parecía que iba a encontrar lo que buscaba pero era como un espejismo, no encontraba lo que esperaba.

        Cuando yo caía en la masturbación, pornografía, chats y aun cosas mas graves, me sentía después muy mal, porque sabia que eso ofendía muy seriamente a Dios. Enseguida iba a buscar el perdón de Dios en la confesión, sin embargo yo mismo no me perdonaba, me rechazaba y desgraciadamente, de manera inconsciente empecé a odiarme.

        Después, en un momento estuve aun mas alejado de Dios que en cualquier otro momento por una persona que parecía que era lo que tanto buscaba pero después empezó a parecer una falsedad. En la parte académica universitaria no estaba tampoco teniendo los resultados que yo esperaba después de años de esfuerzo, esto era algo que me estaba atormentando. Por lo que en ese momento empecé a sentir con mucha necesidad la presencia y la acción de Dios en mi vida por que yo ya no podía hacer nada más.

        Entonces mi hermano me invitó a un retiro espiritual, yo ya había asistido a muchas cosas de Dios: retiros, congresos, grupos, oraciones etc. Pero en este retiro como nunca antes, Jesús se me reveló de una manera muy fuerte y profunda, aunque no lo vi, sentí fuertemente su presencia y que Él me amaba muchísimo.

        Después de eso no pude ser igual, fue algo que me marcó bastante. Cambié mi vida radicalmente. Me alejé de todas las personas relacionadas a mi vida anterior en especial aquellas que podrían llevarme directa o indirectamente a seguir en la tendencia homosexual y opté por eliminar mi cuenta de Facebook. No sabía muy bien que debía hacer, solo se que debía cambiar. Entonces empecé a orar bastante, pedirle perdón a Dios, darle gracias, pedirle que me sanara y liberara de todo lo malo, y a hacer el esfuerzo de no ofenderlo más a toda costa.

        La experiencia que había vivido en el retiro me infundió un gran temor de ofender a Dios, por lo que aun a pesar de lo casi imposible dejé de caer en la masturbación, pornografía y chats. Dejé la televisión y películas porque aunque fueran corrientes, cuando había un personaje hombre yo habría podido consentir esa tendencia de nuevo. Y cuando tenía un pensamiento de ese tipo o alguna mirada también los rechazaba inmediatamente con la oración.

        Pasó el tiempo y las cosas se pusieron difíciles, peores que antes; en la parte académica tuve que bajar bastante la cabeza, aprender la virtud de la humildad, y de manera muy especial la confianza en Dios. Un trauma de mi niñez, el cual voy a explicar mas adelante, tenía mucho que ver en esta situación como en otras. No tuve otra opción sino la de hacerme como un niño en las manos de Papá Dios, confiar en Él así no entendiera, y a pesar de las dificultades que parecían empeorar.

        Toda esto duró dos años y medio, pero en ese ultimo medio año empezó a pasar algo muy raro para mi. Cuando menos me llegaba a la cabeza la idea de que yo era un hombre, y esto trataba de apoderarse de mí por completo. Aunque por sentido común yo sabia que lo era, no me sentía como tal. Era una situación confusa para mí pues en realidad yo me sentía alguien muy débil e indefenso, muy herido, como un niño pequeño. Este evento se repitió varias veces cada vez con mayor frecuencia, junto con unas breves visiones en las que veía El Sagrado Corazón de Jesús por lo que entendí que Él era el autor de esto.

        En esos momentos consultaba en la palabra de Dios y me decía con mucha frecuencia que yo debía perdonar, y amar. Tuve que aceptar el perdón y el gran amor de Dios hacia mí. Perdonarme y amarme a mí mismo. Rechazar cualquier pensamiento de que yo fuera un niño, y en vez identificarme como un hombre; no autosuficiente ni altivo, sino como Jesús manso y humilde de corazón.

  2. Daniela

    La verdad uno se acostumbra a los prejuicios. Desde muy joven (16 años, cuando salí del closet), recibí los típicos comentarios “machistas” por ser una lesbiana femenina. La gente (y con esto me refiero también a otras lesbianas), no entiende que por ser lesbiana no necesariamente tengo que vestir una camisa a cuadros (que no tiene nada de malo para quien le guste ese estilo). Yo disfruto de arreglarme, maquillarme, usar faldas y tacones. Es decir, he venido cargando triple discriminación: primero por ser mujer, segunda por ser lesbiana y tercero por parecer “bonita”, ya que no se por que razón, se asocian las mujeres (heterosexual o lesbianas) que lucen arregladas y femeninas con personas sin cerebro y sin opinión. Personalmente, disfruto tanto de comprar zapatos Cómo de comprar libros y creo que una cosa no tiene que ver con la otra.
    No esperemos que el “resto del mundo no gay” nos respete, si entre nosotras mismas no nos respetamos.

    • jessica

      Las lesbianas somos personas igua que una xica heterosexual,mismo corazon,sentimientos y etc…solo diferencia que nos gusta una mujer,tenemos perdonalidad,gustos,formas de ser,sentimientos,respetos y por eso no somos peor persona.
      Sean masculina que femenina nos tenemos que dar a valer nosotras mismas para que los demas nos respeten.
      Guapas,feas,como qieran llamarlos no cambia concepto de no es o lo es lesbiana..es absurdo,son ignorante,son personas que no tienen cultura y mas a dia de hoy…desde aqui le habla una perdona femenina que le gusta arreglarse po erse zapatos ,makillaje y sobre todo ponerme elegante y todas SOMOS IGUALES SOLo cambia que cada una tiene un gusto diferente de vestir.un saludo

  3. xaro

    Los prejuicios están presentes siempre, mas aun cuando sales del armario. Pero como sentirte bien contigo misma, como luchas contra los prejuicios si son tus mismas pares las que te encasillan.
    No estoy segura si es la palabra correcta pero te discriminan en muchas maneras. De partida te discriminan por ser abiertamente homosexual, si eres mas femenina o menos femenina, incluso el mismo circulo se te discrimina aun mas por ser bisexual y te llenan de prejuicios por eso.
    Creo que el cambio esta en nuestras mentes y lo tenemos al alcance y creo que artículos como esté, te hacen pensar en como llegar a los cambios para dejar de ser diferentes y unirnos como un todo.

  4. Tania

    Me ha encantado este articulo, siempre que puedo compartir con otras mujeres lesbianas, siempre trato de decir lo mismo: ¨¿Nos molesta que las demas personas quieran poder decidir sobre con quien nos acostamos, como nos vestimos, como vivimos, que hacemos que no?

    La respuesta es sí, y entonces porque nosotras tambien queremos hacer lo mismo con otras, iguales a nosotras al fin, me encanta tus preguntas:
    ¿Por qué no dejamos de cuestionar a todo lo que no se nos parezca? ¿Por qué no empezamos a asociarnos, aliarnos, unirnos y enamorarnos?

  5. CZRoja

    Cuanta razón llevas. Y no sólo por ser lesbianas (en el mundo gay pasa lo mismo, imagino), lo que pasa es que muchas veces se nos olvida que somos personas. Cada cual que vista, actúe y haga lo que le guste y si a otra persona le gusta también que haya “fiesta”, si no…puntito en la boca y a caminar por otro lado.

  6. Karen

    Buenas, pues creo que nosotras mismas nos criticamos y comparamos con otras lesbianas (mujeres y hombres), no nos respetamos y pensamos que somos únicas e indispensables, vemos a nuestra comunidad con desprecio (no en todos los casos)…

    Debemos de amarnos y respetarnos en todo momento sea uno mariposa o femenina, que mas da, en el amor no hay sexo, colores, sabores, ni forma, sólo dos cuerpos amandose…

    Pues quiero decir que no me considero femenina, y tampoco masculina (aspecto a veces) , pero me estresa que me confundan con un tío… No no no, no me gusta… Visto norma (mi gusto), ropa de mujer y a aún así me dicen que parezco hombre.. Eso sí me estresa, ya que no me comporto de manera masculina..

  7. jessica

    Cada una mientras este conforme agusto como es ella a lls demas le tiene que importar…como bayan…y cada una es libre de hacer lk que les vengan gana

  8. jessica

    Pues que que co fundan lo que quieran…pero si veb que nos molesta o le damos impprtancia peor lo hacen..no me ven ami cuando voy por la calke y soy femenina una persona como tu normal con corazon iguak que las heteros y me ven besar alguien y n vea…es q es una guarra o viciosa k no se que…pero miarma si no me va gustar si te gusta ati tmb lo mismo

  9. Fabela

    Creo que solo te falto comentar acerca del “machismo” en algunas lesbianas, que se del caso de muchas a mi alrededor. Yo soy una lesbiana masculina y la verdad no me molestan las etiquetas, me encanta la moda masculina, los peinados, cortes, ropa, zapatos, hasta la ropa interior, losiones, todo absolutamente y no por eso me considero un hombre, soy una mujer y ni en mi trabajo tienen problema con eso, y eso que son todos son hombres… mi pareja es muy femenina pero simpre me dice que yo soy mas nena que ella. Yo vivo en Monterrey, Mexico, y el unico problema con el que convivo a diario es cuando me toca ir a los baños publicos y alguna señora piensa que se equivoco y se sale o de plano me quiere sacar de ahi. jajaja. Pero ya a estas alturas eso me da risa. Solo me queda pensar que algun dia eso tambien va a cambiar asi como el hecho de que hoy en dia es mucho mas facil “salir de closet” que hace algunos años. Nuevas reformas, nuevas leyes.
    Pero sin duda da tristeza como ver no solo en nuestra comunidad hay tanta segregacion aun en estos tiempos y que en lugar de ir avanzando nos dividimos cada ves mas.
    Saludos.

  10. Andy

    A mi me alucina que una chica si viste de manera poco femenina pero es delgada, es denominada por la gente andrógina. En cambio, a otras personas con parecida manera de vestir pero con algunos kilos de más las llaman marimacho, es muy injusto y muy discriminativo.

  11. Ruth

    Excelente articulo y muy cierto, soy lesbiana femenina debo decirte que mi pareja es masculina y la parte donde platicas de tu madre me senti identificsda ya que mi madre tirne cierto comportamiento asi.
    El cambio inicia con nosotras mismas eso es muy cierto dentro de la misma comunidad nos ponemos estereotipos y criticas, pero tambien es cierto que en nosotras esta cambiar el tipo de pensamiento, cambiando una misma se hace una diferencia. Saludos

  12. Susana Rojas

    Hace tiempo que llevo pensando lo mismo que tú. Me ha encantado este post porque has puesto palabras a algo que creo muchas ya teníamos en la cabeza. De todas formas los prejuicios sociales van pasando de moda y yo me he dado cuenta con los años que no se critica igual este tipo de cosas.

  13. PCL

    Estoy totalmente de acuerdo! Yo soy gay, soy muy femenina, soy rubia, y soy modelo. Así que se imaginan la cantidad de comentarios discriminatorios y prejuicios que recibo diariamente.
    “No te creo sos muy linda y femenina”
    “Rubia y modelo que podes esperar”
    “Sos muy rubia”
    “Que desperdicio”
    Y más…..
    Si soy gay, si tengo novia a la cual amo mucho, si soy rubia y si soy modelo. Pero también tengo estudios, títulos, y sigo estudiando. Y muy orgullosa de lo que soy!

  14. Marlen

    ❤ Debemos apoyarnos las unas a las otras, además no sabes que tan bella y mágica puede ser una masculina sólo imaginalo además cuando estamos en la intimidad sólo nos basta la piel demos rienda suelta a la imaginación aquí no se trata de cambiar a nadie la verdad es que nos gustan las chicas y punto

  15. Paola

    Me ha encantado este artículo, me has ayudado mucho ya que estoy en el proceso de hacer conocer mi orientación sexual y cada día escucho un comentario de estos que nombras, y te hace sentir mal, como si no encajaras en este mundo, gracias, muchas gracias.

  16. Keyla

    Me encantó tu Artículo. En la diversidad esta la magia.. Lo bonito.. Lo Especial.. Todas somos hermosas y nuestra forma de vestir es solo un complemento más de como somos como personas individuales. Un beso para todas…!

  17. Lupita

    ¡Hola! Me ha gustado mucho tu artículo, espero se le de el valor y la importancia que se merece. Ya qué en lo personal es algo que me molesta mucho dentro de la comunidad, y es lamentable porque uno espera sentirse aceptado y tener un apoyo dentro de un espacio que te entiende y muchas veces no es así. Cómo tú lo dices lo dices tratamos de huir de los prejuicios y a veces dentro de nosotras los creamos. Saludos 🙂

  18. Lucy

    Creo que es algo inútil de tratar ya que no se acaban los estereotipos absurdos.
    Por ejemplo yo he sido femenina siempre… Pues desde que me corte el pelo… Me dicen que o soy andrógina o que no soy tan femenina. Eso es absurdo, se puede ser femenina y tener el pelo corto o usar una corbata porque ese día me apetece en lugar de usar collares etc
    La mujer seguira siendo mujer siempre sea mas o menos femeninas.
    Lo que si me parece absurdo son los tomboys( que me encantan)
    Pero que dejan de ser mujeres y se llaman así mismas hombres,tío,macho etc
    Genial que se sientan cómodas con su estilo. Pero que no olviden que siguen siendo mujeres.Y no hay nada mas bonito, que ser mujer.

    • cat

      Las tomboys no se llaman así mismas hombres, les gusta el ESTILO DE VESTIR MASCULINO clásico (se ven sexys), pero son heterosexuales, es sólo un estilo y bajo esa modalidad fueron sus origenes (heterosexuales por el gusto de vestir de modo masculino clásico), ahora bien, si son lesbianas, ya no serian tomboys.

  19. cat

    El como se vistan no tiene nada que ver con las preferencias…las lesbianas somos lesbianas por que lo somos y punto, no por la ropa que traemos. Es entonces que se cae en la etiqueta de la cuál venimos huyendo TODAS las mujeres del patriarcado: la puta, la borracha, la sexy, la malquerida, las gorda fea, etc, etc. Insisto, independientemente de como vistamos somos lesbianas.

  20. Merche

    Ya cargamos con el etiquetado social. ¿Por qué nosotras contra nosotras?. Todas las mujeres son preciosas. El tiempo nos dejará a todas desnudas…y sólo quedará amor o desamor…entones dará igual tu ropa o tu peinado….¿no crees?.

  21. Bea

    Me encantó el artículo…y os contaré que después de años y años para quererme y gustarme , el último rollo que tuve me dijo que no le gustaba mi forma de vestir porque claro busco un look de niño de 18….Es mentira y aunque así fuera….que problema habría??? Tengo un look muy diferente, una mezcla entre masculino y femenino pero a mi me encanta. Me dejó por eso. En fin…., ver para creer.

  22. Elisa

    ¡A mi me encanta que nuestro mundo esté lleno de colores, porque eso significa que estamos librándonos de los estereotipos arcaicos! yo soy de esas lesbianas femeninas a las que por regla general le atraen lesbianas femeninas también; a su vez mis amigas recorren todo el espectro del “masculino” al “femenino” y en realidad, cuando conoces a las personas, te das cuenta de que independientemente de la forma en que te muevas, te vistas, te arregles el pelo o te lo dejes de arreglar; todas pensamos como lesbianas. En la mente está la esencia y en la variedad la riqueza.

    Eduquemos partiendo de esa base.

  23. MariaA

    Soy lesbiana , muy muy femenina, y debo confesar que he vivido en carne propia, el comentario de: lesbiana? Pero si eres demasiado femenina … Seguro estás es confundida. Siempre he sido así, soy de otro país y desde los 18 años me inicié o me reconocí hasta hoy que tengo 35….
    No ha sido fácil, cada día son menos los comentarios pero existen, y de bando y bando, porque son muchos los heterosexuales que faltan incluso el respeto, en fiestas y discotecas porque no creen cuando les digo que soy lesbiana , o que esa chica con quién estoy no es mi amiga, sino mi pareja … Y del lado de las chicas como yo, cuando era más jovencita, recuerdo haberme fijado en una chica que entre sus excusas para decirme que no a la cita, dijo eres demasiado femenina, seguro en un tiempo te terminaras yendo con tíos ….

    Q bien que has sacado el tema, cada quien debe verse como se sienta segura y feliz … Sin juzgar !!!!
    Para gustos colores !

    • Angela

      Creo que la cosa no es tan sencilla como la planteas al final. No se trata de gustos, sino de ideologías politicas.

      Las lesbianas masculinas son masculinas porque defienden la ideología del machismo por mucho que digan que no, al final terminan ayudando al machismo y al patriarcado por su forma de ser.

      “Gracias” a ellas que son LA MINORÍA, el resto de nosotras las lesbianas femeninas que somos la mayoría, tenemos que soportar comentarios estupidos. Como que: “todas las lesbianas queremos ser hombres y tener pene”, “que las lesbianas bonitas solo existen en el porno y que las de la vida real son todas feas”, “que somos ridiculas porque odiamos a los hombres pero que nos queremos ver igual que ellos”, etc,

      Además no ayudan a promover el lesbianismo y dan una imagen erronea de este a la sociedad. Lo primero que suelen hacer las lesbianas masculinas siempre es cuestionar a las lesbianas femeninas sobre su sexualidad, el resultado es que muchas potenciales lesbianas terminan renunciando a su verdadera sexualidad y adoptando la heternosexualidad como única norma ya que ahí no se les cuestiona con un “eres demasiado femenina para…”.

      No ayudan a dar una buena imagen del lesbianismo. Si pensamos en el lesbianismo como en un producto de consumo. El mensaje que ellas transmiten claramente es -no me compres-, es decir, tenemos una pesima publicidad que nos afecta muy negativamente.

      Esta comprobado que vestirse de hombre en vez de hacer las cosas más fáciles con chicas que se identifican así mismas como heterosexuales, muy por el contrario lo complica. Lo se porque la enorme mayoría de mis relaciones sexuales las tuve con chicas “heterosexuales”, no con chicas de ambiente. Y lo que ellas me decían era que se sentían intimidadas por una mujer con aspecto muy masculino, o que les causaba rechazo ver masculinidad en una mujer o bien ver a una mujer quererse parecer a un hombre o intentar convertirse en uno, y que si ellas habían accedido a acostarse conmigo era porque yo si era una mujer-mujer y no algo raro.

      Y lo más curioso de todo y que me llamaba la atención, es que ellas no me veían como si fuese “lesbiana” o como algo diferente a ellas, sino una más de ellas.

      Ellas parecían no mostrar rechazo en si hacia dos mujeres muy hermosas y femeninas amandose, de hecho les parecia muy lindo eso, sino más bien hacia la masculinidad en la mujer, la rudeza, actuar como chicos o hacia el supuesto odio hacia el sexo opuesto que algunas piensan que tenemos.

      Mi mayor número de amigas a diferencia de muchas otras lesbianas suelen ser chicas heterosexuales, y debo decir que la defensa de la heterosexualidad femenina es por decirlo así… puramente imaginaria por no decir casi nula. Tan así que casi me atrevo a decir que si contaramos con una campaña masiva de visualización positiva del lesbianismo durante varios años y se relacionara al lesbianismo con la belleza, la feminidad y valores femeninos, seriamos nosotras las lesbianas femeninas quienes nos convertiriamos en mayoría y las heterosexuales y bisexuales se volverían la minoría.

  24. Tortu

    Me encantó el artículo lamentablemente dentro y fuera del colectivo aún existen prejuicios y no sólo con los estilos de ropa y actitudes sino en general y peor en países latinoamericanos dónde se nos hace más difícil aún mantener un estilo personal diferente no ha faltado más de una vez el incrédulo q me ha dicho claro joven o al pedir el documento de identificación lo han revisado un centenar de veces con ojos atónitos a lo q están viendo en frente

    • Ollya

      Bueno… El articulo me parece genial. Salí del armario hace relativamente (aunque con la edad que me gasto ya me tocaba) pero hacerlo en mi casa era un pelin peligroso.
      Supongo que el haber saludo tan tarde hace que aunque el articulo (su concepto, contenido e intención) me parecezcan geniales, hace que también me cueste un poco ver la problemática entre un estilo y otro.
      Quiero decir, de toda la vida he tenido un estilo de vestir poco femenino (no diré masculino porque igual exageraria), vaqueros, camisetas (básicas en color oscuros o con estampados de comics, series, películas, videojuegos) chalecos, deportivas (converse o de basket), botas de estilo militar, cazadoras, sudaderas, gorras…. Me gustan los trajes chaqueta (con pantalón). Aunque jamas me cortaría el pelo al 1, al 2 o por ejemplo como lo lleva Delaria… Tampoco me lo dejaría crecer más allá de los hombros, cuando puedo hacer una cola de caballo pequeña toca ir a cortar.
      Me parecen preciosas las lesbianas femeninas (es mas antes que cuestionarles a ellas si son o no lesbianas porque me hubieran rechazado me estaría cuestionando yo que he hecho (o no hecho o podría haber hecho o debería haber hecho) para que no me rechazara… (Seguramente terminaría en el baño lloriqueando dando de cabezazos a la pared por que pibon femenino de la barra me ha visto tan fea que no ha querido saber nada de mi.)
      No diré que tenga una apariencia andrógina…(estoy algo alejada de eso) pero aunque tengo un ligero sobrepeso tengo poco pecho (normalmente suele coincidir que las gorditas o con algo de sobrepeso de pecho van sobradas, yo no, soy de pecho escaso) el tener poco pecho y que no “cante” con las camisetas si que ha hecho que en algunos sitios que no me conocen (tiendas y eso) entre eso y que aparentó casi cinco o siete años menos de los que tengo que me confundan con un chico, antes corregía ahora me da igual….les dejó con la duda cuando me llega el turno (básicamente por joder)

  25. marta

    Yo soy, o me considero femenina, pero no creo que sea ni una imposición ni un canon. Más que nada porque he tenido la opción de no ser así y he querido serlo.
    Aunque claro, una cosa son los prejuicios y la otra los gustos de cada cual. Porque creo que, en mi caso, yo soy lesbiana porque no me gusta para nada la masculinidad. Pero bueno, son mis gustos: se han de respetar los gustos de cada cual y las sensibilidades, que en cuanto dices “me gustan tal o cual” también te miran con cara de sapo, como si no hubiera suficiente por no ser como esperan que seas. Pero bueno, es lo que nos toca en esta sociedad…

  26. Miguela

    Excelente artículo. No sabes lo mucho que me enferma leer comentarios ¡escritos por lesbianas mismas! menospreciando a las mujeres masculinas ¡hipócritas! ¡pidiendo respeto a la sociedad mientras atacan a su hermana que ha sufrido lo mismo, o peores cosas que la lesbiana femenina!

  27. les osito

    Hay que responder riendo y diciendo a todos esos comentarios estúpidos:
    en la cama, desnudas, no hay ropa. Hay dos mujeres.
    A mí me funciona, y si a alguien no se le quita la ignorancia, peor para él.

  28. Aurora Ranchal

    Añado: además, a pesar de lo que piense la sociedad, no toda mujer masculina es lesbiana.
    Como trans, lebiana, femenina, demisexual, friki y montones de cosas más me encuentro con infinidad de prejuicios y discriminación. ¡Que consigan una vida propia y dejen de meterse en la de los demás! ¡Que permitan que los demás hagan lo que quieran siempre que no perjudiquen!

  29. Carmen

    Buenas.
    Miren Ustedes, yo soy heterosexual y me gustan los hombres que parecen hombres, no hombres que parecen mujeres. Entiendo que una mujer es homosexual porque le gustan las mujeres, lo que no entiendo es que le guste una mujer que parece un hombre. En el caso de los hombres homosexuales pienso que deberia ser igual, que les deberian gustar los hombres que lo parecen.

    Hoy en el hipermercado he visto una pareja de lesbianas muy masculinas, una de ellas tenia barba. No se que puede atraer eso a una mujer a la que supuestamente no le gustan los hombres.

    Perdonenme Ustedes, pero no entiendo la homosexualidad. Y no pretendo ofender a nadie

    • Angela

      No te culpo por no entender eso, y tranquila, que no ofendes. Las “lesbianas” masculinas tienen que ver más con la homosexualida masculina, con lo transgenero y transvesti, que con el lesbianismo y ser mujer en si. Ellas son las mayores culpables de que el lesbianismo no se popularice y no se vuelva tendencia. La función que el patriarcado les encomendo es ironicamente la de mantener el lesbianismo a raya.

      Es estupido, ridiculo y hasta ironico que el peor lugar para ligar para una lesbiana sean precisamente los antros lésbicos, ¿Por qué? pues porque el número de chicas lindas que te encuentras en esos lugares es bastante reducido por no decir casi inexistente, y usualmente esa chica linda que va ahí ya esta de pareja con alguien más, sin mencionar que seguramente esta bien vigilada por su celosisima novia por lo que si intentas acercartele aunque sea un poco habrá drama., .Ese tipo de antros antro lésbicos siempre están lleno de butchs, camionas o tomboys, las cuales copian todo lo pesimo de los hombres, por lo que al entrar en esos lugares una puede sentirse bastante intimidada. En mi caso a pesar de ser lesbiana lipstick, odio ir a esos lugares porque en cuanto te ven sola, te abordan un monton de butchs y su presencia es tan molesta o más que la un hombre. Sin mencionar que cuando las rechazas se ponen a cuestionar tu sexualidad y ponen en duda que seas lesbiana y que te gusten las mujeres. Lo cual es bastante molesto..

      No es de extrañar que con ese comportamiento, muchas lesbianas potenciales que regresen a la heterosexualidad de forma casi instantanea después de visitar uno de esos lugares.

      La verdad es bastante irritante que sea más fácil encontrar chicas lindas con las cuales ligar, empezar una relación o simplemente tener sexo en los antros heteros/bugas que en uno lésbico o gay. Es más fácil encontrar chicas muy atractivas y femeninas en un antro hetero. Sin mencionar que gracias a la barra libre y al cover gratis para chicas, suele ser mejor y más economico ligar en esos lugares si eres una lesbiana femenina.

      Una de las cosas que me he fijado es que es muy sencillo ligar con chicas heterosexuales a pesar de ser mujer.. Suele bastar con arreglarse una bien con ropa sexy, lucir muy atractiva y femenina, mostrar algo de poder adquisitivo, buena educación, platicar de temás diversos, tener sentido del humor, mostrar seguridad en una misma y sobre todo ser muy femenina, en especial esto último.

      Por ejemplo en mi caso muchas se acercan a mi por mi cabello largo, me empiezan a hacer preguntas de: ¿Cómo me lo cuido¿, ¿qué shampoo uso?, etc.. Muchas tocan y huelen el olor de mi cabello de forma bastante sensual y provocativa. Lo mismo pasa con las uñas, si las tienes bonitas te tocan y agarran las manos de forma frecuente, y si tienes una piel suave, te andan toqueteando toda y usualmente son chicas que se definien asi mismas como heterosexuales., además es más fácil salir de cita con ellas ya que se puede fingir ante otras personas ser solo amigas..

      En cuanto a la bucth o lesbiana masculina, yo no se quien les dijo a ellas que así iban a ligar con chicas más fácilmente, en especial por ese aspecto de camioneras que suelen tener muchas. Para empezar la mayoría de las mujeres se siente intimidada por una mujer con aspecto muy masculino, y como la mayoría de las masculinas tienen pesimos gustos en ropa no se les acercaran otras mujeres a pedirles consejos sobre moda. Todas las chicas heterosexuales con las que me acoste a pesar de ser yo una mujer, me dijeron que si ellas salieron con otra mujer es porque esta era mujer-mujer, no cosas raras e indefinidas como una mujer-hombre, ya que el aspecto masculino de la butch atrae atención no deseada y a la mayoría de mujeres no les gusta ser señaladas por la calle de forma despectiva..

  30. Jess

    Me llamo Jessica Y me encantan las lesbianas femeninas, me gusta su cabello suelto y arreglado, el aroma a cítrico en su piel, que sean sexys y provocativas Hay gustos para todas y mientras nos respetemos como seres humanos el mundo ira cada día mejor. Solo es cuestión de gustos, no de prejuicios. Respeto a todas.

  31. Natalia

    Hola chicas, soy de México, es muy cierto el artículo,y me encanta que se diga algo de este tema para no vernos diferente en este ambiente, siempre juzgamos sea de la manera que seamos, pero definitivamente cuando es un chica masculina es más, yo lo soy, no tanto, pero si, me gusta arreglarme mucho, he bajado de peso, creo que soy un poco menos masculina que antes, me siento guapa y mucho más segura, y aún así, las mujeres les, bi, hetero, no dejan de juzgar, tengo 40 años y he aprendido a amarme y aceptarme para no complicarle la vida, y sí, todo es más fácil. Me encantan las mujeres femeninas y todas mis parejas lo han sido. Eso de que las mamás hacen comentarios a veces lastimosos, la mía era así, cuando le dije que soy les, dejo de hacerlos, ahora ya no dice nada, pero es su generación q ha vivido así y lamentablemente a veces es complicado que cambien pero también se puede, ahora…. Es nuestro trabajo, cambiar mentalidades, para que todo sea diferente y que no nos vean mal. Siempre doy oportunidad a que me traten y terminan queriendome, definitivamente no siempre es así, pero soy luz, y me gusta hecer la diferencia donde quiera que voy. Ojalá pueda tener contacto con alguna chica guapa y fem. O hacer algún grupo de chicas. 7713483207.

  32. Guauu guauu¡¡

    Buen post¡¡¡ yo soy lesbiana masculina, asi nací, pienso como hombre, todo de hombre, y no tengo problemas¡¡ Todos me quieren como yo soy, pero hay gente que no.quiere avanzar……amiga yo te apoyo en todo y en todos los sentidos¡¡ Pero una cosa clara, vamos a vivir la vida y listo no pensae en prejuicios ni gente retrasada etc etc pensar en nosotros¡¡ Un saludo a todas¡¡

  33. Natalia

    Excelente artículo, me parece todavía increíble que haya que escribir de esto para hacerlo visible. Cuánto cuesta la aceptación de el otro que claramente nunca va ser igual a uno. Somos todos diferentes, solo nos resta amarnos así y el mundo será exponencial.

  34. Li

    Y dónde están las lesbianas femeninas??
    Yo soy les y me encantaría conocer a una lesbiana o bi que fuera femenina, que le gustará la lencería y demás…
    Y no encuentro a nadie nunca.
    Es desesperante, por no mencionar que la mayoría o muchas de las lesbianas que conozco me creen hetero precisamente por no ser masculina. Flipante


Post a new comment

 
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies