Mi niño ya no cree

Queridos Reyes Magos: Este año me he portado bien. Os quiero pedir que me traigáis algunas cosas. Muchas gracias. Y que sepáis que yo creo en vosotros.

 

Este puede ser el principio del fin. Estad atentas. Puede suceder en cualquier momento, cuando menos lo esperéis.  Hay niños más avispados que lo descubrirán a los 7 y otros más soñadores que lo harán a los 11 pero si a esa edad no lo ha descubierto habrá que contarlo.

Desde que nació mi hijo he vivido con ilusión la Navidad en general y el día de Reyes en particular. Pero hace un par de años que esa ilusión se ha visto menguada ante la posibilidad de ser cada uno el último lleno de fantasía.

Son tantos los factores externos que es imposible controlarlos todos. La familia y sus desaciertos, los primos o hermanos mayores, los amigos del cole…

En cualquier caso, habrá que dar una explicación y es mejor que nos pille prevenidas.

 Existen multitud de caminos pero no todos son válidos. Bajo mi punto de vista no hay que decirlo a bocajarro sino que debería ser algo meditado para que jarro de agua en vez de fría sea templadita.

Yo os propongo algo intermedio. No es decirle la verdad del todo, solo la verdad a medias. En realidad, nos es que sea mentira sino que lo adornamos un poco para que no se rompa la magia tan pronto.

Os dejo una carta que me llegó el día de Reyes del año en que mi hijo nació, seguro que algunas de vosotras también la recibisteis. Se la podéis contar o dejársela escrita como os la dejaron a vosotras los propios Reyes junto a sus regalos el año que penséis que es el último. Espero que os guste y sea un buen puente del mundo de la fantasía al real.

 

Los tres deseos de los Reyes Magos

 

-Mamá, mamá… Ana dice que los Reyes Magos son los padres, ¿es verdad?
La madre de Alejandro sonríe, le da un beso y le dice:
Mira Alejandro. Tengo que enseñarte algo que guardo en este cajón desde hace 10 años.
Su madre saca del cajón un sobre blanco. Lo abre y le dice a Alejandro:
Esta carta la recibimos en casa el día en que naciste. Es una carta escrita por los Reyes Magos y que nos piden que les hagamos tres favores. ¿Quieres que te la lea?
– ¡Sí mamá, por favor! ¿Qué quieren los Reyes Magos de vosotros?
– Pues escucha y lo sabrás. Así dice la carta:
Apreciados mamá y papá de Alejandro:

Somos los Reyes Magos. Sabemos que acaba de nacer Alejandro. Es un niño precioso que os va a hacer muy felices a las dos. Ya sabéis que cada 6 de enero nosotros vamos en silencio a casa de todos los niños y les dejamos unos regalitos para celebrar la Navidad y lo bien que se han portado ese año  y para decirles lo orgullosos que estamos de ellos.

Pero a partir de ahora no podremos hacerlo porque estamos muy viejecitos y cada vez hay más y más niños en este mundo. No podemos ir a casa de todos. Ya estamos muy mayores y necesitamos pediros tres favores muy importantes:

1er favor: Que nos ayudéis a poner los regalos a los niños. Cada padre y madre harán nuestro trabajo cada Navidad: leerán las cartas de sus hijos e hijas y, con la misma ilusión que la nuestra, les pondrán los regalos como si fuéramos nosotros. Así todos los niños del mundo tendrán sus regalos y nosotros podremos descansar y ver, desde lo lejos, sus caritas de alegría.

2º favor: Como esto es un gran secreto, no se lo podréis decir a Alejandro hasta que cumpla los 10 años u os lo pregunte. Cuando tenga esta edad, ya será mayor y sabrá guardar este secreto. Los niños pequeños no deben saber que nosotros ya no podemos poner los regalos y que son los padres y madres los que nos ayudan porque sino, ¿qué pensarán de nosotros? ¿Dónde estará la magia? El secreto se ha de decir solo a los niños responsables, a los que ya pueden entender que nosotros les queremos mucho y que por eso pedimos ayuda a los mayores, las personas que más les quieren a ellos.

3er favor: Algunos padres que nos ayudan están enfermos o no tienen dinero para comprar regalos a sus hijos. Y también hay niños

que no tienen la suerte de tener dos papás o dos mamás. Por eso, necesitamos que vuestros hijos se conviertan “un poquito” en Reyes Magos y compartan algunos regalos con los niños que no tienen tanta suerte como ellos. 

Nada más. ¿No es demasiado, verdad? Cuando Alejandro te pregunte por primera vez quiénes son los Reyes Magos léele esta carta. Entenderá por qué nosotros hemos confiado en vosotros para hacer nuestro trabajo: porque sois las personas que más le queréis en el mundo y que mejor pueden ver su enorme y bondadoso corazón de perla.

Melchor, Gaspar y Baltasar

El niño mira sonriendo a su madre, con los ojitos abiertos de par en par y sin saber qué decir. Su madre se arrodilla a su lado, le abraza y le dice: Ahora cariño ya sabes cuál es el gran secreto de los Reyes Magos. Nosotros seguiremos poniéndote los regalos con la misma ilusión. ¡No! Con la misma no. Ahora con más ilusión porque compartimos un secreto que te convierte en “un paje especial” que pondrá más ración de chocolate a los Reyes Magos ¿verdad?

Más información:

http://www.popkite.com/es/new/campana-recogida-regalos-reyes-2013-1

http://www.manoamano.org.es/proyectos.php

http://www.diariosur.es/v/20121226/malaga/campana-recogida-juguetes-auto-20121226.html




There are no comments

Add yours

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies