sociedad

Mi novia está en el armario

Tú, que le has confesado tu orientación sexual hasta a la madre de tu jefe. Que te sientes como un estandarte de la visibilidad. Tú, que ni te acuerdas de cuando tuviste que salir del armario. Sí, a ti te ha tocado enamorarte de una mujer armarizada. Tu novia está en el armario.

armarioImagino que te preguntas a día de hoy “¿Por qué tengo que ocultarme a estas alturas? ¿Por qué he pasado de repente a ser ciudadana de segunda? No puedo besar a mi pareja en público, igual que en otros tiempos en otros lugares los negros no podían subir al autobús de los blancos. ¿Qué retroceso es este?”

Es comprensible que pienses eso. Tienes dos opciones que tomar, igualmente válidas:

  • Por un lado tienes argumentos  para dejar la relación.
  • Por otro, tienes la opción de luchar por la mujer que amas.

¿Qué elegir?

Analiza la situación antes de tomar una decisión respondiendo a los 5 puntos siguientes:

1. ¿Cuánto tiempo lleva estando con mujeres?

Igual no te acuerdas de que en su momento no todo te fue tan fácil y natural como ahora. Es posible que tú ya pasaras el proceso de hacerte visible y reafirmarte como lesbiana hace mucho mucho tiempo y no recuerdes los malos momentos. ¿Cuánto lleva ella con mujeres? ¿Uno o dos años? Tal vez está en pleno proceso de aceptación y visibilización. En este caso es posible que sólo necesite tiempo.

2. ¿Qué edad tiene?

Este dato se suma al anterior. Cuanto mayor sea, más le costará hacerse visible, pues no sólo tiene que mostrar su orientación sexual, también tiene que romper la idea que todo el mundo tiene de que es heterosexual desde hace años. Se espera menos que una mujer salga del armario a que lo haga una adolescente. Es posible que tenga miedo de escuchar a sus allegados: “Pero si siempre has sido heterosexual, ¿y ahora, de repente eres lesbiana?”

3. ¿Ha hecho avances de los últimos meses?

Tal vez estás enfocada en lo que no podéis hacer. Ir a cenar con sus padres. Ir de la mano por todas partes y no sólo por los barrios gayfriendly, etcétera. Enfócate en lo que sí esta avanzando. ¿En estos meses se lo ha dicho a sus mejores amigos o a sus hermanos? ¿Ya te da la mano por sitios gayfriendly? ¿Bromea sobre el tema o se lo toma con más ligereza que antes? Eso es un síntoma de que algo esta cambiando.

4.¿Cuáles son sus razones para no salir del armario?

lessamour lesbianasSi sus razones son ilógicas, tipo “es que esto es malo” o “nunca saldré del armario porque es vergonzoso”, te has encontrado con un hueso duro de roer. Tendrás que esperar a que sus pensamientos evolucionen hacia la integración o plantearte poner fin a una relación que está siendo menospreciada a nivel conceptual.

Si sus razones son “me va a costar”, “tengo miedo al rechazo”, “no sé cómo hacerlo”, sólo necesita tiempo, e ir viendo que no pasa nada según vaya recibiendo buenos feedbacks de la gente que lo va sabiendo. En este caso: Paciencia.

5.¿Este tema está afectando a tu autoestima o a tu identidad?

En cualquier caso, salir del armario es algo que principalmente le atañe a ella, así que trata de que te afecte lo menos posible. No te obsesiones. Si tu vida es visible y normal, predica con el ejemplo, ten paciencia y anímala a dar pequeños pasos, es todo lo que puedes hacer por ella por ahora.

Si este tema te está afectando demasiado, es hora de que tomes decisiones. Sugerirle que acelere ciertos avances, poner distancia o dejarlo. Imponer tus criterios y exigirle que salga de una vez del armario de forma total no es el mejor camino: podría generarle demasiado estrés y hacer que la relación se degrade.

Una vez respondidas estas preguntas tienes datos suficientes para decidir qué hacer:

¿Te compensa con creces seguir en la relación? Magnífico. Recuerda que es recomendable tener paciencia y mano izquierda. ¡Ánimo con ello!

Si nada cambia, si para su familia sigues siendo su amiga pasados los años, si sigues teniendo que ocultarte por la calle o con sus amistades después de mucho tiempo, es necesario que examines si esta situación está mermando tu autoestima o tu dignidad:

Si la respuesta es no, aún puedes seguir luchando por la relación si crees que te compensa.

Si la respuesta es sí, si esta situación está empezando a hacer mella en ti, tal vez es hora de decir adiós.

Rocío Carballo

Psicóloga psicoterapeuta

Dibujo Enny




There are 14 comments

Add yours
  1. Yonopino

    Para mi fue doloroso. Si temía que sus amigos la recharazaran por esa razón entonces en realidad no eran sus amigos. Pero bueno… we did what we could.

  2. Winnie

    En mi opinión es muy difícil para una lesbiana visible estar con una chica armarizada. Personalmente, hay ámbitos que es comprensible respetar (familiares de avanzada edad o jefes en el trabajo por ejemplo) pero lo que no podría es estar con una persona que no se relaje en ningún momento y yo tenga que medir mis movimientos o pensar ¿se enfadará si la beso aquí?. Eso es insoportable.

  3. Gabbie

    Pienso igual q tu, Winnie. Y claro que respeté su decisión, 5 años y medio la respeté, pero pasado ese tiempo y viendo que ella seguía estancada y la relación obviamente iba mal y lo iba a seguir estando, se terminó. Y para todo el mundo es difícil, pero no se puede estar viviendo una mentira toda tu vida.

  4. María José

    no todas están en el armario por gusto, hay familias y familias, y también si están en un puesto de trabajo con responsabilidad y pocos amigos del arcoiris… yo lo comprendo

    • yomismamente

      Estoy totalmente contigo, soy activista en una asociación, participo en actos, no dudo en corregir incluso a desconocidos cuando hacen algún comentario con presunción de heterosexualidad, en mis proyectos de clase he sacado varias veces la temática queer y todos mis amigos de Madrid lo saben pero sin embargo es volver a casa y en mi ciudad, solo lo saben mis padres y mi hermano, me entra la neura por la ranciedad y ultra-catolicismo del resto de mi familia y vuelvo al armario

  5. Soledad

    Si quieres o no puedes salir del armario me parece muy bien , pues asi no empiezes una relacion asi para la corta o a la larga acabe haciendo daño a la otra persona yo lo vivi 4años .

  6. Carmen

    saludo desde aqui a Manuela de Ciudad Real que me hizó la vida imposible tanto en lo laboral, como en lo personal cuando se enteró que me había enrollado con su amiga “hetero”.
    Ahora a cambiar de aires y seguir adelante

  7. sara

    Difícil tema mi chica es enfermera abiertamente lesbiana, yo soy profesora y en nuestro país (Chile) si se supiera en mi colegio que soy lesbiana me despedirán inmediatamente, eso nos genera algunos conflicto que trato de compensar, pero se que le molesta

  8. Una pobre torta cualquiera

    Ni siquiera intenten tener una relación con una chica que está en el armario. Es una tortura. Es imposible tener algo serio con alguien así, y mucho menos si vive con sus padres.

  9. Puntodevista

    Gracias por el post… estoy en una situación estancada… mi chica vive en un pueblo pasa la treintena en edad… en 4 años no me ha presentado a nadie de sus amigos ni a nadie de su círculo, ni si quiera como una amiga… si sus amigos salen por un sitio no vamos por ese sitio para no encontrarnos… La quiero, pero esto termina afectando a la relación puesto que soy una desconocida.. ¿qué piensan que debo hacer?


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies