Pepa y Silvia

Personajes lésbicos inolvidables de series y películas: Pepa y Silvia (“Los hombres de Paco”)

La serie española Los hombres de Paco se estrenó en 2005, pero no fue hasta pasadas varias temporadas cuando empezó a llamar mi atención. Específicamente, encontrarse a Laura Sánchez con pistola en medio de un zapping televisivo puede actuar perfectamente de reclamo… y más aún si la ves tirándole los tejos a una forense pelirroja. Así fue como me enteré de que Pepa (Laura Sánchez) era una agente recién llegada desde Sevilla a la comisaría de Paco y los hombres que daban título a la serie, y Silvia (Marian Álvarez) la hermana del protagonista, además de forense en la misma comisaría. Menuda premisa, ¿no?

mirales.esIndagando un poco (ya os digo que yo no seguía la serie desde el principio), me enteré de que Silvia era uno de los personajes principales, pero para disgusto mío parecía ser heterosexual, puesto que había mantenido una relación sentimental con Lucas (Hugo Silva) y durante gran parte de las temporadas anteriores siguieron con el escarceo. Pero la llegada de Pepa desvela que estas dos se conocían desde mucho tiempo atrás, y todo indicaba que entre ellas había pasado algo como mínimo prometedor. Desde luego, no puede decirse que su reencuentro no sea original: se produce en la sala de prácticas de tiro, cuando Silvia va a ponerse al día con su pistola y alucina con la puntería del agente que hay en el módulo de al lado. Ese agente resulta ser Pepa y, como os decía, este par ya se conocía del pasado. ¡Hurra! Al parecer hacía varios años que no se veían, pero la última vez que estuvieron juntas fue memorable en el sentido adolescente-travieso que a todas nos resulta tan familiar.

mirales.esDesde el principio se nota que hay una química especial entre ellas, aunque la prueba de fuego vendrá cuando Pepa empiece a llevarse mal con el comisario jefe (para más inri, padre de Silvia) y Silvia tenga que darle algún motivo de peso para que no se marche de vuelta a Sevilla. Pero ¿qué motivo podría darle? (Por entonces todas lo sabíamos, aunque ella todavía no). Es evidente que Pepa siente algo por ella, y que no tiene ninguna traba que superar para admitirlo: sus atenciones halagan a Silvia, que poco a poco y pese a su historial heterosexual parece sentirse intrigada, querer ir más allá. Muy atenta a esas emociones desconocidas que parecen invadirla por primera vez, Silvia advierte que se pone celosa cuando ve a Pepa con otra mujer, o que tiene la necesidad de buscarla continuamente con la mirada. Hay una primera escena preciosa, mientras Pepa se desmaquilla en el baño tras una noche de fiesta, y Silvia decide poner fin a sus dudas para dejarse llevar.

mirales.es¡Pero las cosas no son tan fáciles! Aquí, como casi todas nos hemos enamorado, pillado, enrollado o sucedáneos con una hetero (véase RAE), lo sabemos bien. Que si Pepa piensa que Silvia está experimentando, que si Silvia piensa que sólo es una más en el largo historial de conquistas de Pepa. Pero sobre todo es Silvia la que tiene el marrón, porque si fuera heterosexual no sentiría lo que siente por Pepa, aunque al mismo tiempo no sepa qué espacio darle en su corazón o cómo dárselo. Hay otra escena muy reveladora (una de mis favoritas), cuando precisamente Silvia confiesa a Pepa que es incapaz de imaginarse en una sencilla rutina de pareja con una mujer, y Pepa le dice que no tiene que imaginarse con “una mujer” sino con ella. Y empiezan a simular situaciones en las que podrían encontrarse para ver cómo reaccionarían… y no sé a vosotras, pero a mí me parece súper tierno.

mirales.esA pesar de todo, no todo el campo es orégano: no voy a quedarme sólo en alabarlas, por mucho que me gusten las dos. Es cierto que todas estas situaciones reproducen vivencias que todas hemos tenido o que podríamos llegar a tener, pero sinceramente (y a riesgo de ser apaleada por las fans más acérrimas de la pareja), no me parece que esta historia aporte nada original al género (por género, entiéndase “Historia de las lesbianas en televisión”). No nos engañemos, estas primeras tramas lésbicas consolidadas en las series fueron muy necesarias para satisfacer nuestro anhelo de referentes, pero a día de hoy podemos atrevernos a criticarlas y a exigir algo más, ¿no? De hecho, los guionistas españoles parecían tener una plantilla con la que crear argumentos para mujeres lesbianas, porque en varios ejemplos se repite el mismo patrón: una es abiertamente homosexual y la otra no, una no tiene problemas para salir del armario y la otra sí, al final alguien acaba siendo infiel (mayoritariamente con un hombre) y esto termina teniendo que ver de una manera rocambolesca con la maternidad, y todo eso por no hablar de que alguna de las dos siempre acaba muerta. Yo personalmente abogo por adorar a estas parejas como reliquias de mi adolescencia, pero no como personajes homosexuales complejos y memorables como actualmente sí que los hay: y eso es un alivio, ya que pone en evidencia que seguimos avanzando. Porque es posible la existencia de Alex y Piper en Orange is the New Black, o incluso de Luisa y Rosa en Jane the Virgin, no debe quedarnos ninguna duda de que estamos en el siguiente nivel… pero chicas, no nos conformemos, que aún no estamos en el último.

Fotografías: Sandra Poveda




There are 5 comments

Add yours
  1. ángelah33

    el final, de asco. Muere una de la pareja al final y ha dicho “PEPA” sólo siento que no pudimos ir de luna de miel “mi Silvia y yo”. Ni que decir que los retrógrados de la serie se la cargaron y la serie fue decayendo hasta que se terminó. lo que no me sorprendió dada la característica de los guionistas. Uno de mis capítulos preferidos cuando están enfadadas y se miran “disimulando” -muy mal- y esos roces con las manos cuando se cruzan… otro, cuando el comisario jefe (padre de Silva) cree que van a una operación policial y se las encuentra en la cama… Silva le pasa el brazo por los hombros protegiendo a Pepa, la fuerte protegida por Silva ante su padre…

  2. LIZZY SYLVIA

    Mi nombre es LIZZY SYLVIA, De Reino Unido. Deseo compartir mis testimonios con el público en general acerca de lo que este hombre llamado Dr.AGOGO sólo ha hecho por mí, este hombre acaba de traer de vuelta a mi marido perdido Ex a mí con su gran hechizo, yo estaba casada con este hombre llamado AGOGO EL Grande, estuvimos juntos durante mucho tiempo y nos encantó nuestra auto de pero cuando yo era incapaz de darle un hijo de 2 años que me dejó y me dijo que no puede seguir ya entonces estaba ahora en busca de maneras de conseguir lo de nuevo hasta que un amigo mío me dijo acerca de este hombre y le dio a su correo electrónico de contacto, entonces no va a creer esto cuando entré en contacto con este hombre en mis problemas se preparó este hechizo y traer a mi marido perdido de nuevo, y después de un mes que se pierda mi mes e ir a por una prueba y el resultado indicado am am embarazada feliz hoy soy una madre de una niña, gracias una vez más la gran Dr.AGOGO por lo que has hecho por mí, si estás por ahí pasa a través de cualquiera de estos problemas se enumeran a continuación:

    1) Si usted quiere que su ex atrás.
    (2) si usted siempre tiene pesadillas.
    (3) ¿Quieres ser promovido en su oficina.
    (4) ¿Quieres mujeres / hombres que corren detrás de usted.
    (5) Si usted quiere un hijo.
    (6) ¿Quieres ser rico.
    (7) ¿Quieres atar su esposo / esposa sea
    el suyo para siempre.
    (8) Si necesita ayuda financiera.
    (9) ¿Cómo te han estafado y que desea recuperar el dinero que perdió
    – Usted puede contactar con él a través de: correo electrónico thegreatagogosolutiontemple@gmail.com
    Tel: +2349037183886

  3. helloa

    no esta mal el analisis que has echo pero cometes varios errores,en 1 lugar el personaje de silvia es interpretado por la actriz MARIAN AGUILERA y no Marian alvarez,2 silvia no es la hermana del protagonista en todo caso es el personaje de Pepa ,el personaje de silvia es la hija del comisario,3 no es que tuviera un escarceo amoroso con lucas es que lucas y silvia estuvieron casados,4 – no es que se conozcan si no que son concuñadas( paco el hermano de pepa esta casado con lola hermana de silvia )5- D.Lorenzo el padre de silvia y su comisario no es que le tenga mucha simpatias por su condicion lesbica y porque en la comunion de sara ambas se fumaron un porrito y la liaron cuando ambas fueron pilladas besandose

    en cuanto a que dices que no hay nada que destacar creo que te equivocas ,la serie es del 2005 y el personaje de pepa hizo su aparicion en el 2008 ,por aquel entones habian parejas lesbicas en la tv española como la de maca y esther y algunas mas pero por aquellas fechas jamas hicieron que una pareja lesbica hiciesen escena como la de las parejas de hetero ,en cambio en la serie los hombres de paco fue la primera serie que puso a pepa y silvia a la altura de sara y lucas ,se vieron escena de las chicas que nunca antes se habian visto ,de hecho los fans de maca y esther pedian alguna escena entre ella a las parecidas de pepa y silvia, no niego que esas escena tal vez ahora son simples ,pero incluso en el foro lesbico After Allen las calificaron como novedosas y atrevidas ya que nunca se vieron en una serie con un publico variado( distintas edades )y en horario de maxima audiencia tales escenas….

    creo que todos los pasos hacia adelante son buenos pero todo tiene un comienzo para llegar hasta a Orange is the New Black

    • Nikita

      Heloa,hola tengo poco de haber comenzado a ver los capítulos entre cortados de Pepa y Silvia.(los hombres de Paco).
      Ojalá pudiera verlas completas Xq me pareció atractiva La serie. Podrías decirme en que temporada exactamente de esta serie comenzó Pepa a hacerse presente? Muchas gracias!

      PD: Nikita Petra 🙂

  4. Francisco Freijanes

    Honestamente creo que la historia de Pepa y Silvia es una de esas novelas de ficción romántica que, a mi modo de ver, debe su fama e importancia entre el público adepto a dos factores: El primero es el propio relato. Llevado de forma admirable, pausada, con los giros en el momento oportuno, es un relato tierno y a veces tremendamente sensible, de la relación entre ambos personajes. Algo que me impresionó desde el principio especialmente fue el lenguaje “no verbal”, los gestos y las miradas expresaban mas que las propias palabras lo que sucedía en cada momento. Las innumerables escenas en que se repiten estas actitudes es, sin duda, debido al gran trabajo de las actrices que interpretaban de maravilla. Silvia lo dice casi todo con la mirada, Pepa lo hace con su sonrisa y los gestos de sus labios.
    El romance va creciendo de menos a más. Se rompe en un momento determinado. Con la reconciliación, tras un coqueteo galanteo de ambas, que las va acercando de nuevo, el sentimiento comienza a subir en intensidad de forma maravillosa. Llegan a encontrar ese equilibrio emocional que les permite vivir con ardor y romanticismo. A su alrededor todo es conflicto en el trabajo, pero cuando están solas todo es paz y armonía. Finalmente llega el momento de hacer definitiva esa vida llena de sentimientos en común. Silvia propone matrimonio a Pepa, algo inesperado por el momento y las circunstancias. Pepa acepta y todo se vuelve felicidad.
    Digamos que el final de esta primera parte, culmina en la escena la noche anterior al día de la boda, con aquel baile corto pero intenso en el restaurante.
    El segundo factor, que da importancia a este relato, es el cierre de la novela con la trágica desaparición de Silvia en el banquete de boda. Bien; La muerte del personaje acaba con el romance de forma repentina. No vamos a entrar en la forma, aquellas escenas de la serie fueron realmente patéticas, opino que lo podrían haber realizado mucho mejor. La grandeza de historias bien contadas, y esta lo era, radica en esa trágica circunstancia. No habría creado tanta atención, polémica en unos y en otros, de haber sucedido un final distinto, exento de sangre claro. Ahí radica precisamente el éxito. Recordad las grandes historias de amor de los escritores clásicos terminan de una forma trágica, con uno o los dos personajes muertos.
    Permitidme que me entrometa en un tema, que a priori parece ser un “asunto” exclusivo de mujeres. No lo digo con la crudeza de la marginación, ese aspecto no me interesa. Lo digo con el ánimo de opinar sobre sentimientos, sensaciones de las que los hombres parece ser que nos están vetados. Los hombres heteros también tenemos corazón y sufrimos como cualquier ser humano las desgracias ajenas, reales o ficticias, y somos sensibles ante cualquier situación que de esas características se nos presente.
    Me gustó mucho la novela de Pepa y Silvia en la serie de los Hombres de Paco. Me horrorizó el final. Toda aquella sangre era innecesaria, no es que me impresione la sangre, soy Enfermero y estoy curado contra ello. Me refiero a la oportunidad y la forma en que se trató la muerte de Silvia. Insisto, creo que se pudo hacer mejor.
    ¿Qué es lo que planteo con esto? Algo sencillo. En aquellos momentos, en el final del capítulo creí que aquello era injusto que ocurriese, como la mayoría de los espectadores que asistimos atónitos a aquel desastre. Decidí plantear un final alternativo, que descarté. De pronto me encuentro escribiendo un nuevo final, pero distinto, lo mejor no era un final alternativo. Un final diferente, novedoso. Todo comienza el día de la boda después de la muerte de Silvia.


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies