Carla Antonelli e Isabel Gomez Galehi

¿Quieres casarte conmigo?

El Tribunal Constitucional se ha pronunciado. Por fin podemos decir que se ha hecho justicia. Tras 7 años de larga espera esta agonía termina con la mejor de las noticias. Hombres y mujeres tenemos igualdad jurídica ante el matrimonio.

 

Con 11 votos y una abstención, de los cuales 8 han sido a favor y 3 en contra, tenemos una mayoría absoluta que da a nuestras familias pleno derecho legal. La abstención ha sido de Francisco Hernando que tomó decisiones a este respecto en la anterior legislatura y ha preferido abstenerse. Con ese voto podría haber habido empate, lo que no hubiese sido nada favorable. Por suerte, la balanza se ha inclinado a nuestro favor y podemos decir, con la cabeza bien alta, al igual que todos estos años pero ahora más reforzados, que SOMOS FAMILIAS y que ningún homófobo podrá decir lo contrario.

Esto realmente desdice al PP. Nosotros tenemos los mismos derechos que ayer y que en 2005…fue entonces cuando ganamos. Hoy solo se refrenda el matrimonio igualitario constitucionalmente, que no es poco”, comenta Jesús Santos Homobono, desde la asociación madrileña Galehi (Gays y lesbianas con hijos).

Facebook, Twitter, Tuenti, whattsapp, todas las redes sociales están que echan humo. Un no parar de mensajes, tweets, actualizaciones de estado, dando la genial noticia. Y no es para menos. Se dicen pronto, 7 años pero para las 22.000 familias que contrajeron matrimonio desde el2005 hasido un camino duro ver puesto en entredicho su amor a su pareja y a sus hijos y, lo que es peor, la sensación de indefensión que se te queda pensando que puedes perder los derechos y pasar a formar parte de una segunda clase de ciudadanos.

Nuestra más sincera enhorabuena a todos y a todas. Hoy salimos a la calle a celebrarlo, que en la Puerta del Sol es Nochevieja.




There are 9 comments

Add yours
  1. Kira

    Es que no podía ser de otra manera… para algo en lo que nuestro país es pionero (más o menos) en Europa, no podían dejar a tal cantidad de FAMILIAS jurídicamente desprotegidas. Cierto que algunos sectores de nuestra sociedad seguirán pensando que no es matrimonio el realizado entre personas de mismo sexo.. pero más allá de una simple cuestión de semántica, esta pronunciación del Supremo ratifica que nuestros derechos (y también nuestros deberes)no son menos que los de aquellos que forman el matrimonio entre hombre y mujer. Pues constitucionalmente todos somos iguales. A ver si el PP lo entiende de una santísima vez y deja de tocar las narices (por no decir otras cosas).

    • Marta Márquez

      Muy bien expresado Kira. Tenemos los mismos derechos y deberes. Ya lo sabíamos pero, por fin, está ratificado y podemos decirlo con la cabeza bien alta. Nuestras familias valen tanto o más que el resto.

    • Marta Márquez

      Daniel, tienes mucha razón. El deporte, aunque vamos avanzando, es uno de los ámbitos donde todavía es un problema salir del armario. Hay muchos más aunque yo generalizaría. El ÁMBITO es el hecho de ser popular, famoso, de alto nivel. En cuando entras en ese mundo cuando ves que hay un mayor problema a la hora de mantener el puesto de trabajo o desarrollar tu carrera profesional sin que tu sexualidad afecte. Nos queda mucho que conquistar.

  2. @elenuskienf

    – Hombres y mujeres teníamos igualdad jurídica en el matrimonio y nuestras familias pleno derecho legal desde hace siete años.
    – “Por suerte, la balanza se ha inclinado a nuestro favor”. Es una pena que nuestros derechos dependan de 12 jueces nada más y de un golpe de suerte…
    – La cabeza bien alta la deberíamos de tener todos los días para visibilizar y normalizar con lo que nuestra situación sería mejor y no se jugaría con nuestros derechos.
    – “SOMOS FAMILIAS y que ningún homófobo podrá decir lo contrario”. Desgraciadamente los homófobos van a seguir diciendo lo contrario, lo dicte la ley que lo dicte, a no ser que sea la de su Dios. Por lo que pienso que una ley no avanza la mentalidad de la sociedad en la que se implanta.

    Es mi opinión, aún así, no digo que no me alegre, pero sólo me alegro de lo que significa esto: callar bocas del PP, que es el que puso el recurso. Porque esto sólo es eso, la sentencia de un recurso que no nos quitaba derechos porque ya los teníamos. Por lo que pienso que tampoco hay nada que celebrar porque no se ha conseguido nada bueno y deberíamos quitarnos el conformismo de celebrar cuando no se nos quita y hacerlo sólo cuando se consigue. Y queda muuucho por conseguir.
    Lo dejo todo aquí en una breve reflexión: http://www.elenaplazam.blogspot.com.es/2012/11/amaresconstitucional_7.html

  3. Marta Márquez

    Muchas gracias por tu exposición. Evidentemente hay millones de formas de verlo; una por cada persona que lo interpreta. Como dices, desgraciadamente, los homófobos van a seguir pensando lo mismo pero ya no pueden basarse en ninguna ley que les respalde.
    Por lo de alegrarnos creo que sí que debemos alegrarnos, no por los derechos que no me han quitado a mi (que ya los tenía) sino por los derechos que van a poder seguir teniendo las miles de parejas que se van a casar a partir de ahora. Y porque estamos hablando de familias y eso implica niños y es un tema muy delicado. Nadie sabía que efecto podía haber tenido sobre nuestros niños el que no se reconocieran nuestros matrimonios. Así pues, celebremos y salgamos a la calle a cambiar mentalidades.


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies