poesia_octubre2011

Selección de poesías

 

Este mes seleccionamos algunas de las poesías que más nos han gustado de las aparecidas en esta sección.

La piedra ya no es piedra
por Carson McCullers

Hubo un tiempo en que la piedra era piedra
y una cara en la calle era un rostro perfecto.
Entre esto, yo mismo y Dios
hubo un instante de simetría.
Desde que has alterado todo mi mundo, esta trinidad se ha perturbado.

La piedra ya no es de piedra
y los rostros, como en los sueños, son incompletos.
Hasta en el rostro inmaduro del niño
reconozco tus ojos perdidos.
El soldado sube la escalera resplandeciente dejando tras él tu sombra.
Esta noche, la habitación duerme desgarrada
enmarañada por ti bajo la luz de las estrellas.

(Traducción de Victoria Martínez Vega)

Stone Is Not Stone
There was a time when stone was stone
And a face on the street was a finished face.
Between the Thing, myself and God alone
There was an instant symmetry.
Since you have altered all my world this trinity is twisted:
Stone is not stone
And faces like the fractioned characters in dreams are incomplete
Until in the child’s inchoate face
I recognize your exiled eyes.
The soldier climbs the glaring stair leaving your shadow.
Tonight, this torn room sleeps
Beneath the starlight bent by you.

Más información:

http://es.wikipedia.org/wiki/Carson_McCullers
http://www.carson-mccullers.com/

 

Cántico inútil

por Ernestina de Champourcin

Voy a erguirme sin túnica ante tus ojos claros
que persiguen sin verme un sueño irrealizable,
quiero alzar ante ti mi desnudez intacta
como una ofrenda inútil que nunca aceptarás.

Seré tuya en silencio. Tus manos abstraídas
ignorantes del don que ha de colmar sus palmas,
se detendrán en mí, advirtiéndome apenas,
entre el vivo relumbre de un espejismo ignoto.

Me poseerás ajeno, ausente de tu abrazo,
tendido hacia otro rumbo de frágiles riberas
mientras te doy mi vida impetuosa y pura
en el breve cristal de un momento sin gloria.

Más información:

http://es.wikipedia.org/wiki/Ernestina_de_Champourc%C3%ADn

 

Marta y María

por María Victoria Atencia

Una cosa, amor mío, me será imprescindible
para estar reclinada a tu vera en el suelo:
que mis ojos te miren y tu gracia me llene;
que tu mirada colme mi pecho de ternura
y enajenada toda no encuentre otro motivo
de muerte que tu ausencia.

Mas qué será de mí cuando tú te me vayas.
De poco o nada sirven, fuera de tus razones,
la casa y sus quehaceres, la cocina y el huerto.
Eres todo mi ocio:
qué importa que mi hermana o los demás murmuren,
si en mi defensa sales, ya que sólo amor cuenta.

Más información:
bib.cervantesvirtual.com/bib_autor/atencia/

 

Anónimo (siglo XVII)

Hallándose dos damas en faldeta
tratando del amor con mucha risa,
se quitaron faldetas y camisa
por hacer más gustosa la burleta.

La una con la otra recio aprieta,
mas dales pena ver la carne lisa.
Entonces llegó Amor, con mucha prisa,
y puso entre las dos una saeta.

La una se apartó muy consolada
por haber ya labrado su provecho,
la otra se quedó con la agujeta.

Y como se miró, viéndose armada,
por el daño que el dómine había hecho
le puso por prisión una bragueta.

Más información:

Google Books
www.ciudaddemujeres.com

 

Fiesta

por Alejandra Pizarnik

He desplegado mi orfandad
sobre la mesa, como un mapa.
Dibujé el itinerario
hacia mi lugar al viento.
Los que llegan no me encuentran.
Los que espero no existen.
Y he bebido licores furiosos
para transmutar los rostros
en un ángel, en vasos vacíos.

Más información:

http://amediavoz.com/pizarnik.htm
http://213.4.108.140/actcult/pizarnik/

 

Ahora que ya no escribo cartas de amor

por Laura Zorrilla

Só as criaturas que nunca escreveram
cartas de amor
é que sâo
ridiculas.
 F. Pessoa

Ahora que ya no escribo cartas de amor
y me siento definitivamente ridícula,
busco el misterio de la pureza que tuve,
mi dolor inmaculado,
bello,
sacrificado en las ruinas
de la soledad devastada.
Es en vano.
Un millón de bocas negras
se han cernido sobre ti a lo largo de los años
y te han vuelto, dolor,
pequeño, oscuro, trémulo
e inconsolable ante la pérdida.
Ahora que ya no escribo cartas de amor
me pregunto a dónde fueron
aquellas palabras que nos salvaban
de todo lo que no supiera a risa.
Dejar de escribir cartas de amor
es como morirse un poco.
Sin pompa ni boato,
sin pena ni gloria.
Sólo un poco, discretamente,
al compás de la vida.
Esta vida sin cartas, sin amor
y ya, incluso, sin ausencias.


Sólo suena tu nombre

por Belén Reyes

Mi cuerpo es un silencio con forma
que respira.
Sólo te veo a ti,
surges en todo.
Me pierdo en esta casa que me grita.

Voy buscando rincones escondidos
para pensarte a brotes
y que nadie
te vea en estos ojos.
Y lloro porque quiero.
Y me desata
este nudo de sed de tu mirada.
Y lloro y me hace bien
llorar…
Llorar contra la almohada.

Sólo suena tu nombre.
La noche se va abriendo
como una oscura herida.
El deseo me mira como un loco
rebuscándome entera tus caricias.

Tu cuerpo es una luz intermitente
que me ciega y me salva de repente,
tenerte y no tenerte.
Y lloro porque quiero
y me destata
este nudo de sed de tu mirada.
Y lloro y me hace bien
llorar…
Llorar contra la almohada.

Mi deseo eres tú,
se lo confieso
a la luna que hay en mi ventana.

Crece la noche, crece…
de tu amor inflamada.

Correría hacia ti,
yo correría.
Como un puñal de luz
rasgando madrugadas.

Más información:

http://www.enfocarte.com/7.32/poesia.html

http://belenreyes.com/poesia/
http://www.cabrasola.com/

 

El amor te convierte en rosal…

por Gloria Fuertes

El amor te convierte en rosal
y en el pecho te nace
esa espina robusta como un clavo
donde el demonio cuelga su uniforme.

Al tocar lo que amas te quemas los dedos,
y sigues, sigues, sigues hasta abrasarte todo;
después,
ya en pie de nuevo,
tu cuerpo es otra cosa,
…es la estatua de un héroe muerto en algo,
al que no se le ven las cicatrices.

 

Lo que siento por ti es tan difícil…

por Idea Vilariño

Lo que siento por ti es tan difícil.
No es de rosas abriéndose en el aire,
es de rosas abriéndose en el agua.
Lo que siento por ti. Esto que rueda
o se quiebra con tantos gestos tuyos
o que con tus palabras despedazas
y que luego incorporas en un gesto
y me invade en las horas amarillas
y me deja una dulce sed doblada.
Lo que siento por ti, tan doloroso
como pobre luz de las estrellas
que llega dolorida y fatigada.
Lo que siento por ti, y que sin embargo
anda tanto que a veces no te llega.

Más información:

es.wikipedia.org/wiki/Idea_Vilari%C3%B1o
www.elpais.com/articulo/semana/Idea/Vilarino/elpepuculbab/20080308elpbabese_8/Tes

 

¿Te gustaría que alguna de tus creaciones formara parte de nuestra sección de poesía? Sólo tienes que elegir un buen texto y enviarlo a poesia@mirales.es. Si tu poema preferido lo ha escrito otro autor/a, también nos encantaría compartirlo. Tan sólo deja claro su título, nombre y obra a la que pertenece.


 




Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies