Loca 1

Una psicópata en tu vida

Hace unos meses escribí un artículo sobre “Mujeres con las que todas nos hemos acostado” en el que, como bien hicisteis hincapié muchas de vosotras, se me olvidó incluir a “la loca”. Pues bien, vamos a ello porque este tipo de mujer merece un capítulo especial para ella sola.

La loca es aquella chica que conocemos y que es aparentemente normal hasta el preciso instante en que decidimos poner fin a la relación. Entonces, esa chica dulce que nos había enamorado o con la que simplemente habíamos mantenido unos días de pasión esporádica se convierte de repente en una especie de niña del exorcista cuya única misión en la vida, a partir de ese momento, va a ser acosarte y hacerte la existencia imposible. Bien con la intención de que vuelvas con ella (algo incomprensible con su actitud) o bien con el propósito de amargarte la vida para que no puedas ser feliz con nadie más.

mirales.esLa primera psicópata que nos podemos encontrar es la que se dedica a perseguirte día y noche. Ya vayas al cine, al súper o al dentista, allí está ella vigilando, expectante, con los ojos bien abiertos y fulminándote con la mirada. No articula palabra alguna, pero ni falta que le hace. Simplemente se dedica a ser tu sombra. La mejor solución es tratar de ignorarla y hacer vida normal hasta que se canse de ese acoso absurdo.

La segunda loca es la que ya pasa a mayores. Además de perseguirte, te increpa. Se presenta en tu casa a altas horas de la madrugada aporreando la puerta para ver si estás con alguien y controla y se acerca a todas las personas que se aproximan a ti para advertirles de lo bruja que has sido abandonándola. A esta, en ocasiones, hay que darle un toque de atención para evitar que la situación vaya a mayores y no tengamos que llegar a realizar ninguna denuncia. Dependiendo de su nivel de locura, suele retirarse tras la amenaza de acudir a la comisaría.

Otro tipo de desequilibrada es la que pretende mantenerte a su lado amenazando con quitarse la vida y te acosa a todas horas con llamadas y mensajes tan contradictorios como en el que te dice que te ama y no puede vivir sin ti, como en el que te odia y te culpa de todo lo malo que hay en su vida. A estas, directamente, hay que eliminarlas y es fundamental no caer en su juego. Deberás bloquearla en el móvil y en todas las redes sociales antes de que te vuelva loca a ti también y, con su manipulación psicológica, te trate de hacer sentir culpable de sus problemas mentales.

mirales.esY podría seguir así, enumerando clases de chifladas, durante horas. De hecho, seguro que tú has conocido a más de una y aún tiemblas al recordarla. Pero, como conclusión, tan sólo decir que si hay alguna loca en tu vida, más vale que sea de las que están coladitas por tus huesos de una forma sana y a la que tú correspondes con el mismo nivel de locura. De las demás es mejor que salgas huyendo y poniendo la mayor tierra de por medio posible antes de que sea tarde.




There are 13 comments

Add yours
  1. Sonámbula

    Ñigggg… cómo me suena todo lo que has contado. Yo he tenido la desgracia de toparme con dos, y encima ninguna de ellas fué mi pareja (creo justamente que el problema en ambos casos era ese, que yo no estaba interesanda en ninguna de las dos a nivel romántico). Una en el instituto, que se dedicó a intentar aislarme del resto del mundo para que sólo me quedara con ella, en plan “Misery” total y de la que me costó sangre sudor y lágrimas zafarme; y otra con la que me topé en las redes sociales. No me digas porqué, pero le dió por mí y como no entraba en su juego comenzó a desvariar sobre mi persona (y eso que ni me conocía físicamente) soltando por esas teclas lo que no está en los escritos sobre mí, poniendome de mentirosa para arriba, consiguiendo incluso que alguna gente dejara de hablarme por las barbaridades que esta desquiciada dijo de mí.
    La verdad es que toparse con este tipo de mujeres es un drama, porque no te las quitas de encima ni con aceite hirviendo, y encima, aunque sepas que haces lo correcto, y es lo mejor que puedes hacer, no puedes zafarte, al menos yo, de sentir algún mordisquito que el bichito de la culpabilidad te pegue en la nuca.

  2. Ainos

    Es escuchar la palabra “loca” y a todas nos viene a la mente “ELLA”, esa chica que, antes de conocerla, te daba morbillo, te gustaba, te parecía la persona más tierna, adorable, encantadora… (blablabla ¿para qué seguir?)
    Cualquier bollera que se precie oculta un pasado así; si no te ha pasado, es que algo falla xD
    Si te acosa a todas horas y no te la puedes quitar del medio, como bien dices, mejor es pasar, ya se cansará. Hasta que encuentre otra víctima (a la que, cosas de la vida, conocerás meses después después de haber puesto fin a su relación con la que fue ‘tu loca’ y hablaréis de lo chiflada que estaba y que no sabéis cómo pudisteis haber estado con ella).
    Otra cosa que puede pasar es que cumpla sus amenazas más chungas. Aquí, sinceramente, es una pena si de verdad decide hacer con su vida, pero nunca debemos sentirnos culpables de lo ocurrido, porque la culpa ahí reside en su coco y no en lo que haya podido vivir contigo (digo esto porque lo he vivido y es un tema delicado). Por suerte esta posibilidad es muy-muy pequeña y casi ninguna habrá tenido que pasarlo.

  3. ladykaos

    Yo solo queria decir que las que tenemos oficialmente el titulo de “locas” o enfermo mental, no significa que seamos como la “loca” que describes en este articulo. Desgraciadamente el desconocimiento social cuando lo dices, aunque estes estabilizada la interlocutora se suele caer de la silla o caersele la boca hasta el suelo, y desaparecen. En el mejor de los casos te aceptan como eres, que es algo literalmente milagroso.
    Un saludo.

    • Gloria

      Hola Ladykaos,
      Evidentemente este artículo no se refiere en absoluto a los enfermos mentales. La palabra loca aquí simplemente quiere reflejar el comportamiento de algunas mujeres a las que se les va la cabeza cuando la relación termina y no es capaz de continuar con su vida sin hacerle la vida imposible a su ex. Nada que ver con las enfermedades mentales que requieren un tratamiento y que son un tema muy serio.
      Un saludo

  4. La perra strikes back

    Una de mis exs tenía una “extraña” afición: romper todas las parejas de amigos que conocía. Una psicopatía desbordante: parecía que le jodía la felicidad ajena y hacía todo lo posible para hacer romper esas parejas, por activa y por pasiva, con el objetivo de acostarse con alguna de las chicas o ambas después de la ruptura. Estaba enferma. Al principio, yo no noté nada extraño cuando empecé la historia amorosa… pero ella, aprovechando sus “viajes”, me era infiel, y cuando se percató de que yo sospechaba algo, intentó, delante de sus amistades, humillándome, acosándome de infidelidad. Hasta se hizo pasar por otras en la red para sonsacarme información y así ir contando a todos mentiras.

    Y el remate: una chica estuvo a punto de pegarme una paliza pensando que yo era ella. La muy cabrona, con todas las que ligaba por los chats de internet, les remitía una foto mía. Lo pasé fatal: a la chica le dio un ataque de histeria y la tuve que atender. Obviamente, no temí por mi vida, pero temo que esas fotos (e incluso vídeos, no eróticos, pero si personales) que compartíamos cuando éramos pareja hayan volado por ahí.

    Estaba loca (mil disculpas a los que están afectados por enfermedades mentales). Y no quiero volver a saber nada más de locas.

    Mejor sola que mal acompañada.

    No sé por qué carajo las bolleras son tan adictas a los puñeteros dramas. Con lo sencilla que es la vida…

    • Gloria

      La verdad es que con esas experiencias que cuentas se le quitan a una la gana de tener pareja, pero no debes nunca cerrarle la puerta al amor. Afortunadamente las “locas” no son las que más abundan, así que nada de decir que mejor sola que mal acompañada que ya verás que, cuando menos te lo esperes, encuentras a la mujer de tu vida.
      Besitos

      • La perra strikes back

        Esto me pasó hace años, ya está superado, pero siempre existe ese “miedo” a que el pasado vuelva (lo de la chica de la paliza fue dos años después de la ruptura con la loca, por ejemplo).

        En mi vida, ya ha habido suficientes perturbadas (no es la única: ya conté por aquí lo que me hizo otra petarda), y hasta reconozco que he caído en depresiones, de las cuales he salido yo sola y sin ayuda de una “pareja” (siempre con el apoyo de amigos y familia).

        Y aunque de momento no he tenido suerte, me he dado oportunidades. No me cierro en banda, pero pasan los años, una se aburre y se acostumbra demasiado a lo que tiene (las personas somos así, animales de costumbres). Todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes, tanto el tener pareja como estar soltera. De momento, me limito a explotar al máximo las ventajas que tiene la soltería, que son muchas.

        Que venga cuando tenga que venir: yo no espero, tampoco me hago ilusiones y me limito a vivir con tranquilidad.

        Saludos de la perra, que ha vuelto una temporada a tierras españolas (no sé para qué, porque me he deprimido mucho al ver el percal).

        Guau Guau 😀

  5. Connie

    Mi pregunta ahora es… ¿Cuenta la chica con la que intentabas tener algo -que entre coqueteos de su parte, ruegos de citas de parte de una y otras jugadas sucias varias- y que pasa de ti, para luego llamarte al móvil reiteradas veces desde un número desconocido, dejarte mensajes de voz pretende que no le olvides?

    Recuerdo que una vez un buen amigo hizo un comentario que me pareció -en su momento- machista y desafortunado, pero que ahora entiendo… “Hay tías y tías, unas que están tocadas del ala, y bien locas… de esas hay que arrancar”

  6. Robin

    Al leer todo eso, no he podido evitar acordarme de mi novia, con la que estuve muchos años y que cuando todo se desmoronaba, decidió actuar como bien dice el artículo. Incluso llegó a presentarse debajo de mi casa de madrugada borracha y con el coche. Fueron unos meses de infierno, que me dejaron secuelas psicológicas (aunque estoy en proceso de superación).
    De lo que no acabo de compartir con el artículo es de que la susodicha fuera totalmente normal durante la relación, porque, en mi caso, hubo muchísima mierda. Como he leido en algunos comentarios, la culpabilidad te toca, y también la rabia y repulsión hacia esa persona.

    • La perra strikes back

      Hola, Robin.

      Con confianza 🙂

      En mi caso, mi relación fue “relativamente normal”, hasta que empezaron las sospechas de mi parte y sus comportamientos extraños, y sí, como a ti te ocurrió: empezó a volcarse todo, absolutamente todo, demasiada mierda.

      Cuando nos enamoramos, estamos ciegos, y al principio, intentábamos “justificar” esos actos o comportamientos agresivos, raros o fuera de lugar, hasta podemos sentir “culpabilidad” porque creemos que somos las responsables de ese cambio de actitud en la otra persona. Pero luego, ya a tu distancia, te das cuenta de todo, sin dejarte influir por nada más.

      ¿Secuelas psicológicas? Normal: si eres una persona equilibrada y te topas con alguien así, tu mundo interior se “bloquea” o se precipita, y te afecta todo más de la cuenta. Yo empeoré de una depresión que tuve anteriormente (a causa de la ruptura, la cosa fue a peor, pero a peor) y llegué a sentir repulsión y rabia igual, pero no sólo hacía ella, sino a todas las mujeres: me daba asco que me tocaran, hasta evitaba hablar con ellas. Tuvieron que pasar cinco años para “reponerme” y darme una oportunidad, aclarar la mente con “no todas son iguales de hijas de puta”. Porque no es justo meter en el mismo saco a todas, que habrá chicas locas pero también las hay maravillosas. Pero claro: cuesta mucho superar el bache.

      Espero que pronto te encuentres mejor. Tómate un tiempo de tranquilidad y reflexión. Y si ves que no te sientes bien o no mejoras, acude a un psicólogo (y en última instancia, si hay malestar físico agudo, al psiquiatra).

      Ánimo.

      La perra

  7. Denisse Salas

    Hola, primero felicitarte de verdad que todas o al menos la mayoría de nosotras se he encontrado con una psicópata en las relaciones, aunque bien considero que de alguna forma en un proporción aunque se mínima en alguna parte de nuestras hemos sido eso UNAS PSICÓPATAS SIN DIABLOS NI CONVENTOS,si por que eso de ser lesbiana y que te mueras por tu ex que te termino hace 3 años también tiene su lado psicológico bastante extraño, deberías de existir un articulo que diga “Reacciona tía los primeros síntomas de que estas convirtiendo una psycho….” de verdad que nos sería de mucha ayuda :/ saludos…


Post a new comment

Click to Hide Advanced Floating Content
 
Click to Hide Advanced Floating Content
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies