artículo lesbianas

El amor y el desamor en las relaciones entre mujeres

María, una mujer de 26 años conoció en una fiesta a Ivette, comenzaron a charlar y conectaron. Hubo atracción e interés por ambas partes. María llevaba ya un año soltera e Ivette, de 24 años, acababa de salir de una relación hace unas semanas apenas. Intercambiaron teléfonos y empezaron a salir. A las dos semanas comenzaron una relación amorosa. 

Al comienzo todo fue muy bien, salían, reían y empezaron a entrar más en la vida de la otra, se estaban enamorando. Después de dos meses comenzaron las discusiones, la primera fue por que Ivette quería salir con sus amigas sin María y ella no estaba de acuerdo, la segunda fue por que María le reclamaba a Ivette que ella sentía que no le prestaba atención cuando de sus cosas se trataba, la tercer fue por que Ivette olvido el cumpleaños de la madre de María y así sucesivamente fueron incrementado las discusiones, pero no solo las discusiones sino que también el tono de las mismas.. Al principio fueron solo reclamos, después fueron gritos, después colgadas de teléfono, después ausencias e indiferencias, parecía que sencillamente no se podían poner de acuerdo, a pesar de que ambas decían querer estar juntas. 

VER: Mi historia de amor lésbica: Me enamoré de una hetero y ahora me caso con ella. 

Esta etapa duró aproximadamente tres meses más, donde ambas trataban de oírse sin escucharse y de hacer cada una de su punto de vista el real, como si importará quién tuviese la razón. Al paso de cinco meses, María decidió dejar a Ivette de manera definitiva, anteriormente había habido varios conatos de ruptura, pero al final siempre se habían reconciliado ya fuese por una o por la otra. Ivette al principio creyó que era una de tantas veces en las que rompían y regresarían, sin embargo María estaba decidida esta vez, se decía a sí misma que eso no podía ser amor, entendía que estaba forzando algo que para ella debía ser natural, una convivencia sana llena de acuerdos.

Ivette busco por varias semanas a María y ella la evadía hasta que pasadas algunas semanas decidió responder una de sus tantas llamadas para decirle nuevamente lo que ya era muy bien sabido pero no entendido por Ivette: se había terminado.

A millones de mujeres nos gusta estar enamoradas y es un orgullo digno de alabanza el saber que hemos sido capaces de entregar el corazón. Algunas son las afortunadas,  donde el enamoramiento se transforma en amor para después convertirse en un vínculo filial.

VER: Mi historia de amor lésbica: empecé la universidad pensando que era hetero.

Al enamorarnos segregamos una alta cantidad de químicos (más de lo que en un estado normal segregamos) y es por ello que al estar enamoradas nos sentimos en las nubes, perdemos el sueño e inclusive el hambre y todo por este mágico estado de sentirnos enamoradas. Es muy importante establecer que cuando estamos en la fase del enamoramiento,  de acuerdo con diferentes estudios, éste puede durar de 3 meses a 3 años, nos enamoramos de nosotras mismas. Sí, leíste bien, estamos enamoradas de nosotras mismas, es en la etapa en donde nos permitimos mostrar lo mejor de nosotras mismas y la mujer elegida solo funge como espejo de nuestras mayores virtudes, pasado este periodo es cuando el enamoramiento pasa a la fase de amor, esta fase es la más complicada ya que comenzamos a ver a la persona de enfrente con sus defectos y cualidades.

¿Que por qué complicada? Por el hecho de enfrentar la realidad no la fantasía; es donde somos capaces de soltar el ensimismamiento y vemos a la mujer de enfrente, somos capaces de ver sus sueños, sus miedos, sus fantasías, sus defectos. Así que si eres del tipo de mujer que tiene relaciones cortas, es por esto. Te cuesta mucho pasar de la fase uno a la fase dos, a la del amor. Habrá que soltar la parte del tú como ombligo del mundo para darte la oportunidad de experimentar adentrarte en el alma de otra mujer.

VER: Mi historia de amor lésbica: Jamás con una chica como ella

En esta segunda fase juega un papel importante nuestras necesidades, partamos de la premisa de que cada mujer tiene diferentes necesidades y el entorno en el que hayamos crecido es lo que las definirá, es por ello que hay algunas mujeres que se sienten atraídas por la inteligencia, otras por el físico, otras por la bondad del corazón, todo va en función a lo que tuvimos o siempre hemos deseado tener, estas grandes necesidades son las que nos hacen sentir atraídas y conforme va pasando el tiempo son las que hacen que queramos conocer a esa mujer especial cada vez más y que deseemos saber más de ella, además de compartir el mayor tiempo posible. 

Es curioso como creemos que nos pueden romper el corazón, lo que se nos rompen son las ilusiones. Si la mujer elegida no cubre las expectativas que tenemos de lo que creemos que es el amor, le cargamos a ella la responsabilidad de todo nuestro sufrimiento. Y la realidad es otra, aunque también es bien sabido que toda realidad es relativa. Al haberse roto la ilusión entramos en una dinámica de desolación y lo peor de todo es que hacemos responsable de nuestro dolor a ella, a la mujer por la cual al principio ni dormíamos ni comíamos, ni pensábamos con claridad. 

VER: Los 10 hábitos de las parejas que funcionan

Si bien es cierto que no es necesario tener una pareja, también es cierto que es una bonita experiencia tenerla, así que sea cual sea tu postura frente al amor, lo sano está en que cuando decidas tener una relación de pareja, tengas el valor de pasar a la fase del amor en donde esa mujer que idealizaste se convierta en una mujer real. 

Dra. Vanesa Hortube

Mentelesbica.blog




There are 3 comments

Add yours
  1. M

    Que ganas de romper que tenía María, jajajja quien se va a enojar porque se olvide el cumpleños de la Madre? Y ademas querer salir con las amigas de su novia es una invasión de espacio. Creo q deberia ir al psicólogo. Y con respecto a la dejada Deberia estar feliz de que esa bruja la dejo. Va a estar mucho mejor sin ella sin dudas!!! .

  2. Ceci

    Creo que enamorarse de un hetero es perder tiempo… Hace 3 Años me enamore de una chica hetero, conecte con ella a penas vi sus fotos,ya que la conocí por medio de instagram, ella me dio like y yo le empece a enviar, coincidimos al vernos y fue lo mejor, hace poco termino con ella porque pude ver que ella estaba saliendo con un chico y al mismo tiempo conmigo, fue a su cumpleaños, le dedicaba imágenes de amor etc… Realmente me ha dañado, siento que mi ego esta humillado… Que le pudo faltar no se porque le di mas de lo que no debía. Y ahorita creo que solo me uso.. En particular considero que nadie puede dañar a otra personas con tantas mentiras, y que un Hetero solo llegara a tu vida a joderte…


Post a new comment

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
Más información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies